Portada Noticias Un agricultor de San Javier para recuperar el Mar Menor
Un agricultor de San Javier para recuperar el Mar Menor
( 2 Votos )
19.05.17 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

De derecha a izquierda, el director del Instituto de Turismo, Manuel Fernández-Delgado; la directora del Instituto de las Industrias Culturales y de las Artes, Marta López-Briones; la directora general de Medio Natural, Consuelo Rosauro; el consejero de Turismo, Cultura y Medio Ambiente, Javier Celdrán; la secretaria general de la Consejería, Pilar Valero; el director general de Bienes Culturales, Juan Antonio Lorca; el director general de Medio Ambiente, Juan Madrigal de Torres; y el director general del Mar Menor, Antonio Luengo Zapata, hoy durante su toma de posesión. FOTO: CARM

Antonio Luengo Zapata, concejal desde 2011, es ingeniero y empresario agrícola; el Gobierno regional espera que calme un sector en armas como nuevo director general para la laguna

Juan Madrigal de Torres deja la Oisma y asciende a la Dirección General de Medio Ambiente

La consultora y exedil de Molina de Segura Consuelo Rosauro se ocupará de Medio Natural

El responsable de recuperar el Mar Menor será un agricultor. Toda una paradoja cuando los análisis del agua indican que los vertidos procedentes de los cultivos del Campo de Cartagena han sido determinantes en la degradación de la laguna. Ese será el reto de Antonio Luengo Zapata, concejal de Urbanismo, Patrimonio, Agricultura y Medio Ambiente del Ayuntamiento de San Javier, que ayer fue nombrado director general del Mar Menor, el nuevo apéndice de la Administración regional creado exclusivamente para devolver la vida a este ecosistema. Y la principal novedad en la renovación de segundos escalones, ya avanzada hace semanas por Fernando López Miras en la Asamblea Regional cuando presentó su candidatura a la presidencia de la Comunidad Autónoma.

Antonio Luengo, 36 años, es ingeniero técnico industrial y en Automática y Electrónica Industrial por la Politécnica de Cartagena, universidad donde realiza el doctorado en Tecnologías Industriales. También ha cursado estudios de urbanismo en la UCAM, según el portal de transparencia del Ayuntamiento de San Javier.

Anteriormente ha trabajado en Correos y Telégrafos y ha sido jefe de Operaciones en las factorías de Repsol YPF en Alcudia (Palma de Mallorca) y Escombreras (Cartagena). Pero su ocupación actual es la de empresario agrícola, actividad que ejerce desde 2005 y que compatibiliza con una pequeña firma de ingeniería.

El nuevo director general del Mar Menor procede de una familia de agricultores de El Mirador, donde vive, y siempre presume de ser un hombre de campo. Es raro quien no se dedica a la agricultura en esta pedabía de San Javier. De la máxima confianza del alcalde, José Miguel Luengo –no son familia pese a que comparten apellido–, ha intentado poner orden en el complicado urbanismo sanjaviereño, incluso colaborando con algunas iniciativas para proteger los últimos arenales de La Manga. En privado no se ha cortado a la hora de criticar la masificación provocada por la construcción indiscriminada alrededor de la laguna. Cercano y afable, el Gobierno regional confía en que su condición de agricultor sirva para apaciguar un sector económico en armas por las medidas adoptadas en defensa de la laguna. El campo se considera injustamente el único afectado.

El cambio de estructura en la Consejería de Turismo, Cultura y Medio Ambiente también supone un retorno a la configuración más clásica de la política ‘verde’ a lo largo de las últimas legislaturas, con una Dirección General de Medio Ambiente y otra de Medio Natural.

La Oisma, vacante

La primera ha sido encomendada a Juan Madrigal de Torres, licenciado en Derecho por la Universidad de Murcia y funcionario del Cuerpo Superior de Administradores de la Comunidad Autónoma desde 1985, hasta ahora director de la Oficina de Impulso Socioeconómico del Medio Ambiente (Oisma). 

Madrigal de Torres, que también ha dirigido los servicios jurídicos de la UMU y ha sido gerente de la UPCT, asume a partir de ahora las competencias de evaluación ambiental, gestión de residuos, suelos contaminados, vertidos al mar y calidad del aire, entre otras. Y también las polémicas autorizaciones ambientales, motivo de eterna polémica con el sector empresarial, que ha denunciado en numerosas ocasiones la lentitud y excesivo celo de estos trámites. A él le corresponde aligerar el tan criticado cuello de botella burocrático.

Queda por definir quién ocupará la Subdirección General de Evaluación Ambiental, función que ha desempeñado hasta ahora Encarna Molina con rango de directora general. 

A cargo de Medio Natural, con competencias sobre los espacios protegidos, flora y fauna, cambio climáco y Red Natura 2000, ha sido nombrada Consuelo Rosauro Meseguer, molinense de 43 años y licenciada en Ciencias Químicas por la UMU. Concejal de Urbanismo y Medio Ambiente en el Ayuntamiento de Molina de Segura durante varias legislaturas desde 2007 en los equipos de gobierno de Eduardo Contreras (PP), ha ejercido profesionalmente la asesoría empresarial con una empresa propia, Ambiental Molina Consultores, especializada en autorizaciones y tramitaciones ambientales.

De Medio Natural cuelgan dos subdirecciones generales cuyos responsables aún no han sido confirmados:Política Forestal –hasta ahora una dirección general ocupada por Federico García Izquierdo– y la Oisma, el ente creado por la exconsejera Adela Martínez-Cachá.

La Consejería pierde dos competencias asociadas tradicionalmente a Medio Ambiente, caza y pesca, que se quedan en Agricultura.

En lo que respecta a Cultura, el único cambio es el cese de María Comas en Bienes Culturales, sustituida por Juan Antonio Lorca, jefe de gabinete del exconsejero Pedro Alberto Cruz, con quien también ejerció como director general. Al frente del Instituto de Turismo sigue Manuel Fernández-Delgado.

(Publicado en 'La Verdad' el 19 de mayo de 2017)


Comentarios (6)Add Comment
...
escrito por Navarro, mayo 19, 2017
Pues a mi en principio no me parece mal las elecciones, gente con estudios que lleva mucho tiempo en este mundo y conocen los problemas. Luengo apunta a saber muchísimo y desde muchos puntos de vista. El ayuntamiento de San Javier se ha equivocado muchas veces en los tiempos politicos y nos exprime a los mangueros, pero eso es cosa del alcalde. Fuera de todo esto que es una cuestión de estrategia política y una cuestión plena del presidente de la comunidad, si quiere intentar cambiar las cosas. Me llama la atención que se deje a política forestal fuera de agricultura, cuando la ue la engloba totalmente dentro de agricultura. Caza, agricultura y silvicultura siempre van juntas, las subvenciones y ayudas están relacionadas, la red natura 2000 y sus pagos compensatorios, siempre van relacionados con estos tres usos tradicionales del bosque. Asi que me huele que conseguir las subvenciones para propietarios privados va a ser un peregrinaje por diversos despachos, que no se comunican entre si.
Para la gente que se pone histérica con los cambios, tranquilos que fijaos cuanta gente ha pasado por estos temas en los últimos 20 años, y seguimos sin plan rector de uso y gestión de calblanque, o lo que es lo mismo, sin saber exactamente que esta prohibido, que no, donde esta prohibido y como se compensa lo prohibido. Lo dicho, tranquilos, solo se puede ir a mejor.
...
escrito por Nietzsche, mayo 19, 2017
esta es la ultima moción (vía urgencia) que presentaba Antonio Luengo como concejal de San Javier el pasado mes de Abril https://diariodelamanga.com/local/2017-04-22/san-javier-aprueba-una-mocion-apoyo-la-agricultura-relevancia-economica-la-comarca-12310/
...
escrito por Jose A. García Charton, mayo 19, 2017
A estas personas nombradas en sus nuevos cargos solamente les pediría que aparquen sus tendencias partidistas y sus sesgos personales, y apliquen la suficiente inteligencia (en todas sus facetas, pero en especial a interpersonal, nsturalista y colaborativa) como para gestionar nuestros recursos (que no son suyos) de un modo adaptativo, participativo e integrado (holístico). Que un DG del Mar Menor se dedicara sobre todo a intentar descargar de responsabilidad a los agricultores y no cambiar un ápice sus métodos y perspectivas, en vez de abordar de una vez por todas la problemática del Mar Menor, sería una malísima noticia. La perspettiva no es halagüeña, si partimos del hecho de que se ha desgajado a Agricultura y Agua de Medio Ambiente (y no para formar una consejería propia, sino para ahogarse en "la consejería de las marías" junto con Turismo y Cultura), llevándose, eso sí, la caza y la pesca recreativa (la pesca profesional ya sabíamos que se iba), lo cual solamente se entiende pensando mal. Estaremos muy atentos...
...
escrito por carmelo, mayo 21, 2017
Miguel Ángel, ¿no has olvidado a alguien? Es normal que en estos días el protagonismo sea de los Directores/as entrantes, pero creo que también merece una reflexión el cambio producido en la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental (ahora de medio ambiente). ¿Que valoración puede hacerse del cese de Encarna Molina? Sabemos que su trayectoria ha sido de gran firmeza y que se ha ganado el respecto de mucha gente, pero no gusta nada en la CROEM. En su lugar han puesto a un "defín" de la Cachá (su gran descubrimiento), muy impopular entre los funcionarios.Te puedo asegurar que el jueves, cuando se supo la noticia, las caras de sorpresa, incredulidad y estupefacción eran la tónica general.
Una valoración personal: si los que ha puesto a Madrigal piensan que esta es la persona indicada para a agilizar los procedimientos, se van a llevar un gran chasco.
Una preocupación: corre el rumor por los pasillos de la Dirección General de Medio Ambiente que va a empezar una "purga" de los funcionarios menos dóciles.
...
escrito por M. A. Ruiz, mayo 22, 2017
No he olvidado a Encarna Molina, a quien cito en la información, y coincido contigo en que ha hecho un trabajo excelente, algo que se puede medir en resultados: casos Proambiente (Abanilla), Befesa (Cartagena) y Derivados Químicos (Alcantarilla), planes de contaminación y residuos, además de que, junto con Inmaculada Ramírez, tuvo la valentía de coger el arrui por los cuernos después de casi cuarenta años de mala gestión de esta especie invasora. Todo eso está contado aquí.

El jueves hablé con ella y con otros altos cargos de la Consejería y aún no está decidido si va a ocupar la Subdirección General de Evaluación Ambiental. Lo lógico sería que sí, pero si como dices no gusta a la Croem... Algo por cierto que a mí ni me consta ni deja de constarme.

Saludos.
...
escrito por carmelo, mayo 26, 2017
Ya se que citabas a Encarna Molina en tu noticia, lo que echaba de menos era una valoración "publica" sobre su labor. No es habitual encontrarse con servidores públicos como Encarna Molina e Inmaculada Ramirez, con sus aciertos y errores, pero que se dejen la piel en su trabajo, creen en lo que hacen y lideran grupos de trabajo muy cohesionados.Como premio se las relega a un segundo plano.

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy