Portada Noticias Análisis de sangre al Mar Menor
Análisis de sangre al Mar Menor
( 6 Votos )
26.11.16 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

1. El interior del catamarán ‘Deep Core’, convertido en un laboratorio flotante. En primer término, Arantxa Ramos y Esmeralda Vergara procesando muestras de la columna de agua.  2. Eugenio Fraile muestra un gráfico de corrientes a la consejera Adela Martínez-Cachá. 3. El técnico Francisco Domínguez sumerge la sonda. 4. Juana Magdalena Santana y Melchor González Dávila. 5. La embarcación, durante la toma de muestras. :: FOTOS: EDUARDO BOTELLA

‘La Verdad’ acompaña al Instituto Español de Oceanografía durante su primera campaña en la laguna

Un zampullín mira con despreocupación el laboratorio flotante que pasa a su lado. La embarcación detiene la marcha muy cerca de donde flota el ave acuática, un punto situado a un cuarto de milla de Santiago de la Ribera donde la profundidad roza los dos metros. Mientras el pájaro se despereza para poner un poco de distancia, seis científicos inician un protocolo que se repetirá cuarenta veces en los próximos días: la recogida de muestras de agua para saber cuál es el estado de salud exacto del Mar Menor.

La nave, un cómodo catamarán alquilado a una empresa de buceo, ha partido poco antes de las nueve y media de la mañana desde el muelle situado a la espalda del Centro Oceanográfico de Murcia, en Lo Pagán. Transporta un equipo de trabajo formado por investigadores canarios y murcianos que, en colaboración con la Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente, acaban de iniciar la primera de las cuatro campañas científicas, una por cada estación del año, que aportarán la información más actual y completa sobre un ecosistema que casi entró en ‘shock’ la primavera pasada. Un valioso espacio natural y también un importante enclave turístico al borde del colapso después de décadas de vertidos mineros, agrícolas y urbanos, acoso urbanístico y una gestión deficiente.

El día pinta espléndido y la laguna está como un plato, aunque el día anterior el frío obligó a los investigadores a forrarse con cuatro capas de ropa. Se agradece el sol y la ausencia de viento porque hoy [el reportaje se realizó el jueves] toca un trabajo tedioso y repetitivo que obligará a procesar manualmente cientos de muestras y anotaciones.

En tierra queda el biólogo marino Juan Manuel Ruiz, veterano investigador del Instituto Español de Oceanografía, uno de los grandes expertos en praderas sumergidas y coordinador del operativo junto a Eugenio Fraile Nuez, que transmite a bordo las instrucciones precisas en un ‘briefing’ de apenas un minuto. El científico canario, cuarenta años y barba cerrada de navegante, tiene prisa por iniciar la tarea.

– ¿Alguna pregunta? Pues adelante y que salga todo bien.

El patrón dirige el ‘Deep Core’ a una velocidad constante de cuatro nudos hasta el primer punto de muestreo. No hay boyas: la sonda simplemente se sumerge en el lugar que marcan las coordenadas y cada miembro del equipo se pone a lo suyo con la máxima concentración. Cada descarga de cinco litros contiene información sobre valores físicos y químicos que en parte se va analizando al momento; otros datos se reservan para el laboratorio.

De El Hierro a Murcia

A babor, una bancada cubierta por pipetas, filtros y decantadores que manejan Arantxa Ramos y Esmeralda Vergara, del centro de San Pedro del Pinatar. A estribor, una batería de ordenadores portátiles gobernados por Melchor González Dávila y Juana Magdalena Santana Casiano, decano y vicedecana, respectivamente, de la Facultad de Ciencias del Mar de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. El primero, catedrático de Química Marina, y la segunda, de Oceanografía Química. Han trabajado en todas las latitudes del planeta, incluyendo los mares helados, pero esta es su primera incursión en una laguna litoral, «salvando unas pruebas en la Charca de Maspalomas», recuerdan.

Les llama la atención el color parduzco del agua, pero no les asusta después de haber bregado en las condiciones extremas que provocó en 2011 la erupción del volcán submarino de El Hierro. Ellos son los encargados de medir, entre otros parámetros, cuánto dióxido de carbono absorbe el Mar Menor y cómo se distribuye. Las primeras muestras indican que el agua está oxigenada «en niveles normales».

Eugenio Fraile, todo nervio, va de un lado a otro sorteando cables y cofres repletos de equipamiento técnico. Destinado ahora en la sede del IEO de Tenerife, pasó dos años en la Región, entre 2006 y 2008, y aún recuerda los caballitos de mar de los que disfrutaba buceando en aguas que entonces eran claras. Todo lo contrario que ahora: «Fue un poco triste encontrarme con esta situación diez años después», explica a ‘La Verdad’. «Esto ya lo advertíamos porque veíamos que era algo que podía ocurrir. Es una pena que no se haya actuado antes con medidas preventivas. Pero la naturaleza es sabia y por sí misma puede regenerarse», advierte. «El ecosistema tiene las herramientas necesarias para recuperarse, pero hay que hacerle las menores ‘maldades’ posibles. Por eso hay que hacer ciencia y generar conocimiento», afirma convencido.

El trabajo, que en esta primera fase se prolongará hasta el 2 de diciembre, consiste básicamente en saber qué hay en el agua y cómo se ‘mueve’ el Mar Menor centímetro a centímetro. Una de las incógnitas que se desvelarán es qué cantidad entra y sale por los canales y cuál es la tasa de reposición: tradicionalmente se ha manejado el plazo de un año como el tiempo necesario para la completa renovación del agua, pero se sospecha que ese dato está desfasado.

Para conseguir esta radiografía es necesario perfilar las corrientes, hacer un levantamiento batimétrico en 3D y analizar ocho parámetros en tres niveles de profundidad y también en la superficie: temperatura, conductividad, presión, oxígeno disuelto, clorofila, turbidez, PH y ORP (oxidación/reducción). Este proceso se repetirá otras tres veces más, en febrero, mayo y agosto de 2017, para analizar los cambios estacionales del humedal. Al cabo de un año los resultados dirán si tiene o no capacidad de aguante y orientarán sobre posibles medidas complementarias al cese de los efluentes procedentes de los cultivos intensivos del Campo de Cartagena.

Dragar las golas

El dragado de las golas para aumentar el intercambio de agua con el Mediterráneo podría ser una de ellas, aunque los científicos siguen siendo reacios a esta solución. «Falta información», aseguran. Ypara acertar con el tratamiento «primero hay que saber qué hay en la sangre». Porque aplicar un remedio de forma precipitada podría traer consecuencias incontrolables, argumentan.

El hombre tranquilo del barco es el cartagenero Julio Mas, experimentado miembro del IEO y portador de la memoria científica e histórica de un espacio natural que agoniza. A un año y medio de la jubilación, aún prepara proyectos importantes para el estudio y la protección del litoral de la Región, pero no quiere retirarse sin ver encaminada la recuperación del Mar Menor. Lograrlo no será posible solo con medidas a corto plazo, avisa, sino que será necesario regular actividades como la navegación a motor «y revisar el modelo agrícola. No se trata de cerrar la producción sino de hacerla compatible con el resto de usos y sobre todo con la conservación del espacio natural», argumenta con el gorro de lana calado hasta las orejas y mirando al horizonte, que en la doméstica albufera murciana se estrella en los edificios de La Manga.    

(Publicado en 'La Verdad' el 27 de noviembre de 2016)

Comentarios (13)Add Comment
...
escrito por Jose, noviembre 26, 2016
Dejemos trabajar a los científicos, y dejémonos de (1) hablar sin saber, (2) escuchar a la legión de catamañanas indocumentados (como Luis de Rivero, o los numerosos "salvalagunas" que dicen saber más que nadie) que día sí y día también avanzan una "solución" para el Mar Menor desde la más absoluta de las ignorancias (desconocedores de que lo son, ignorantes), y (3) anunciar (sobre todo los políticos, otros cantamañanas) que el Mar Menor ya está salvado.

Sin embargo, aún tengo varias preguntas:

- ¿Cómo casa este trabajo del IEO con el plan de trabajo anunciado por los investigadores de la Universidad de Murcia y la UPCT? Todos ellos proponen campañas de toma de muestras de agua y sedimento a lo largo y ancho de la laguna, y modelos hidrodinámicos. ¿Están coordinados?

- ¿Se van a discutir estos datos en conjunto en el seno del Comité Científico? ¿O tenemos que dar por finiquitado ese órgano colegiado creado ad hoc para abordar la problemática del Mar Menor?

Todo ello por mi temor a que los científicos estén aprovechando la lluvia de dinero que les ha llegado más para financiar sus investigaciones regulares que para dar respuesta a la inquietud de la sociedad acerca del estado de salud del Mar Menor. Nos mantendremos atentos a lo que suceda.
...
escrito por Juan, noviembre 26, 2016
Pues le va a dar muy alto el colwsterol
...
escrito por Javier, noviembre 26, 2016
Dios quiera que todavía estemos a tempo de regenerarlo y salvarlo, de nuestra codicia, y del hiperdesarrollo urbanístico que hemos llevado a cabo desde los años 60 del pasado siglo. Los vertidos de miles de pisos, chalets, creo que tampoco deben ser ajenos a la situación sobrevenida.
...
escrito por kike, noviembre 26, 2016
Dinero para analiticas... es dinero para los investigadores y las universidades, no soluciona nada. Toda la vida se han dragado las golas cuando se tenía problemas con el agua. No se a que viene tanto experimento. D. Luis del Rivero tenía razón: hay que DRAGAR LAS GOLAS.
...
escrito por Ciro, noviembre 27, 2016
Está muy bien que hagan todos lis análisis que quieran los resultados los sabemos de antemano niveles de nitratos altísimos concentraciones de metales pesados sobretodo en el sur falta de oxígeno etcétera
TAMBIÉN sabemos que el Mediterráneo el agua está limpia sin nitratos y con el oxígeno apropiado
Solamente tenemos unas barreras artificiales que impiden que entre la mar limpia y disuelva los males de MAR MENOR
QUITEMOS ESAS BARRERAS Y DEJEMOS QUE EL MAR MENOR SE RECUPERE
y después que hagan más análisis
...
escrito por Jose, noviembre 27, 2016
Si queréis que el Mar Menor pierda toda su identidad ecológica y su singularidad a escala del Mediterráneo, si creéis que el Mar Menor es meramente una extensión de agua sin más interés que estar limpia, pues eso, dragad y ensanchad las golas, pero ya sabéis, ADIÓS MAR MENOR!!!
...
escrito por Bullero, noviembre 28, 2016
Que digo yo desde mi lejanía (afortunadamente, Dios me libre) del Mar Menor, digo que este "Marecito" es único, peculiar y dotado de una especial cualidad, dada sobre todo por su "aislamiento" del Mediterráneo.... que si se abre al Mar Mayor a tutiplen, dejará de tener esa particularidad, peculiaridad y cualidad y pasará a ser un rinconcico del Mediterraneo con una isla en medio que es la Manga.... y por tanto, toda su flora, fauna y ecosistema propio se eliminará... que quizás no sea tan malo, no, pero ya dejará de ser "esa laguna salada mas grande Europa", y por tanto, carecerá de sentido su conservación, pues será Mar Mediterráneo normal y corriente... al cual podremos seguir tirando con toda normalidad nuestras mierdas urbanas y rusticas, como hacen casi todas las regiones mediterráneas.
Solo es una reflexión, sin animo de polemizar.
Gracias.-
...
escrito por Hieraaetus, noviembre 28, 2016
Muy de acuerdo con algunos de los comentarios anteriores. Es increíble la cantidad de gente que tan sólo ve en el Mar Menor una masa de agua rodeada de edificios donde fondear barcos. Lagunas de esas hay miles en el mundo; Mar Menor solo hay uno. Si no somos capaces de comprender eso, no vale la pena discutir más.

Abramos las golas y convirtamos eso en un "Aqualandia" de 17.000 hectáreas, pero no pidamos luego langostinos, mújoles, doradas, caballitos ni un sinfín de especies que solo concurren allí.

¿Es eso lo que buscamos? Me da miedo la respuesta a esta pregunta.

...
escrito por Ciro, diciembre 01, 2016
Tú te comerías unos langostinos del MM o unas doradas mujoles no que ya se los comen los alcatraces?
Este año le han quitado el cartel del MM
en los súper
...
escrito por Alcatraz, diciembre 01, 2016
Querrás decir cormoranes. ¿alcatraces en el MM? Tantas navegadas y tanto viaje, todos pensábamos que del mar lo sabías todo (sobre todo del MM, tú mismo lo has dicho)
...
escrito por ciro, diciembre 02, 2016
disculpa se me fue el alcatraz al cielo queria decir cormoranes negros que son especie invasora al reves de los moñudos que habitan en la Grosa por cierto informacion facilitada por el vigilante de la Grosa
Y por supuesto nunca he dicho que del MM lo sabia todo
...
escrito por Jasondelosmares, febrero 14, 2017
El cormorán grande no es especie invasora. Otra cosa es que haya proliferado en toda Europa y desde hace unos 10 años le haya dado por invernar en Grosa y Redonda
...
escrito por Jasondelosmares, febrero 14, 2017
abudantemente

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy