Portada Noticias La rambla del Albujón vuelve a desaguar en el Mar Menor
La rambla del Albujón vuelve a desaguar en el Mar Menor
( 4 Votos )
08.10.16 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

El vertido entrando al Mar Menor por la desembocadura de la rambla del Albujón, ayer. FOTO: PEDRO MARTÍNEZ

ANSE denuncia un nuevo vertido de «aguas contaminadas por nitratos agrícolas» a través del cauce, que llevaba seco varios meses

El Mar Menor vuelve a recibir un vertido de la rambla del Albujón, varios meses después de que este cauce quedara en seco por el sellado de la red de salmueroductos del Campo de Cartagena. El principal punto de vertido en superficie a la laguna lleva varios días arrojando un caudal continuo de «aguas contaminadas por nitratos de origen agrícola, procedentes de desalobradoras y drenajes», según la denuncia de la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE). Informado por los ecologistas, el fiscal de Medio Ambiente ordenó ayer que el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) inspeccionase la desembocadura y tomase muestras.

«Este nuevo vertido continuo al Mar Menor ha ido en aumento progresivo durante los últimos días, superando ya claramente el pequeño dique construido a finales de verano por la Comunidad Autónoma poco antes de la desembocadura de la rambla del Albujón», informa ANSE.

La Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) señaló ayer a ‘La Verdad’ que se trata de aguas de drenaje que llegan a la rambla casi en la desembocadura. La Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente asegura por su parte que se trata de una pequeña cantidad procedente de escorrentías, aunque desconoce aún el origen y trabaja en coordinación con la CHS para averiguarlo.

ANSE mantiene, sin embargo, que se trata de aguas cargadas de nitratos y salmueras que llegan de nuevo al Mar Menor por la puesta en marcha de desalobradoras ilegales, puesto que la actividad agrícola «ha aumentado con la llegada del otoño y el inicio de nuevas plantaciones en el Campo de Cartagena». «La llegada de las aguas no está relacionada con ningún episodio de lluvias, que de producirse de forma torrencial arrastrará muy probablemente grandes cantidades de sedimentos y nitratos al Mar Menor, como viene ocurriendo durante las últimas décadas», añaden.

La Comunidad anunció hace varios meses el ‘vertido cero’ al Mar Menor, pero últimamente se han detectado varias entradas presuntamente contaminantes; además de ésta, otra a solo 50 metros de la desembocadura de la rambla, hace unas semanas, por la avería de una estación de impulsión encargada de enviar a la desaladora de El Mojón (San Pedro del Pinatar) aguas procedentes de drenajes agrícolas; y otros puntos de llegada de caudales en superficie que han sido muestreados por el Seprona, para determinar su origen y composición, a petición de ANSE.

ANSE ya advirtió de que «la solución del problema de las salmueras y los nitratos no se podría solucionar tan rápidamente cortando y destruyendo la red de salmueroductos del Campo de Cartagena, ya que no hay agua suficiente para regar los cultivos legales y los ilegales que han proliferado en la gran planicie litoral que rodea al Mar Menor tras varias décadas de pésima gestión por las administraciones competentes».

Los ecologistas recuerdan que han insistido en diversos documentos presentados ante la Comunidad Autónoma «sobre la necesidad de actuar en origen, controlando los regadíos ilegales, modificando las prácticas agrícolas y desarrollando diversas acciones de manejo destinadas a la reducción de los aportes de nitratos, algunas de las cuales fueron acordadas ayer (por el jueves) en la Asamblea Regional».

Por último, ANSE lamenta que «mientras la Consejería de Fomento y el Ayuntamiento de San Javier anuncian inversiones de 15 millones de euros para construir nuevas infraestructuras que contribuirán a un mayor deterioro de la costa de La Manga, muchas actuaciones imprescindibles en origen están pendientes de aplicación, centrando todas las miradas en esta actividad y evitando abordar otros problemas igualmente graves como la presión urbanística y la falta de control de la actividad náutica, entre otras».

(Publicado en 'La Verdad' el 8 de octubre de 2016)

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy