Portada Noticias El Centro Oceanográfico de Murcia domestica al atún rojo
El Centro Oceanográfico de Murcia domestica al atún rojo
( 8 Votos )
19.07.16 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Un alevín de atún rojo nacido en cautividad salta en un tanque de cría en Mazarrón. FOTO: RICARDO FUENTES

Científicos del IEO logran un hito mundial: cerrar el ciclo biológico en cautividad de esta especie después de diez años de investigación

En cuatro enormes tanques de la Planta Experimental de Cultivos Marinos de Mazarrón del Centro Oceanográfico de Murcia se está produciendo ahora mismo algo parecido a un milagro: el cultivo de las larvas de atún rojo procedentes de 50.000 huevos recolectados durante la noche del pasado día 1 en una jaula del polígono acuícola de San Pedro del Pinatar. No es un experimento más con final feliz, sino un hito científico de primer nivel porque nunca hasta ahora se había conseguido cerrar el ciclo biológico en cautividad de esta especie. Y el punto culminante de un proceso que comenzó hace más de diez años como un proyecto colaborativo entre el Instituto Español de Oceanografía (IEO) y diferentes empresas del sector piscícola, fundamentalmente la cartagenera Ricardo Fuentes e Hijos.

Producir en cautividad un pez de estas características, una especie migratoria que es algo parecido a un purasangre marino, es algo extremadamente difícil; hasta el momento, solo Japón ha conseguido criar a escala industrial atún del Pacífico, pero el escaso y preciado atún rojo aún no había podido ser domesticado. Hasta ahora. Este avance mundial abre grandes perspectivas comerciales y además favorecerá la conservación del ‘Thunnus thynnus’ porque reducirá sus capturas en vivo en mar abierto, el método actual de recolección para engordar posteriormente los ejemplares en jaulas instaladas en polígonos marinos.

Los investigadores Aurelio Ortega y Fernando de la Gándara –director del Centro Oceanográfico de Murcia– no han recorrido un camino fácil hasta conseguir puestas de huevos viables a partir de reproductores nacidos también en cautividad. Con la colaboración del Servicio de Pesca de la Comunidad Autónoma y el sector privado, el IEO desarrolló con éxito diferentes proyectos sobre la reproducción en cautividad de la especie que fructificaron en 2009 con la creación de una cátedra en la Universidad Politécnica de Cartagena y el ‘fichaje’ del investigador japonés Manabu Seoka, un experto de prestigio mundial.

Cuatro generaciones

Con el trabajo desarrollado desde entonces se consiguió la supervivencia de cuatro generaciones nacidas y criadas en cautiverio en los años 2011, 2012, 2013 y 2014, pero faltaba cerrar el círculo: que esos atunes tuvieran sus propios hijos en cautividad, que es lo que acaba de ocurrir.

Los nuevos atunes ‘murcianos’ proceden de huevos recolectados en 2011, 2012 y 2013 de reproductores criados en jaulas ubicadas en la bahía de El Gorguel (Cartagena), que gestiona la empresa Caladeros del Mediterráneo SL –perteneciente al Grupo Ricardo Fuentes e Hijos–. «Estos huevos fueron transportados a la Planta Experimental de Cultivos Marinos de Mazarrón, donde eclosionaron y se llevó a cabo el cultivo larvario hasta convertirse en juveniles de entre tres y cinco gramos», explican los científicos del IEO.

«Después, fueron transportados a jaulas ubicadas en las instalaciones de esa empresa y engordados hasta finales de 2014. Durante 2015, la empresa Fortuna Mare SL se hizo cargo de ellos y, a principios de 2016, fueron cedidos al IEO y llevados en mayo a las instalaciones de la empresa Tuna Graso, también del Grupo Ricardo Fuentes e Hijos, en San Pedro del Pinatar», detallan sobre un complicado periplo en el que se han combinado los esfuerzos de la administración y las empresas especializadas.

Cultivo larvario

Y hace poco más de dos semanas se alcanzó el objetivo: el IEO, el Servicio de Pesca y las empresas Taxón SL y Piscifactorías Albaladejo pusieron en marcha un complejo operativo que permitió recolectar en el interior de la jaula unos 50.000 huevos fértiles. Un ‘tesoro’ que se depositó en los tanques experimentales de Mazarrón, donde los huevos eclosionaron y se procede ahora al cultivo de las larvas.

El plazo para que el atún rojo pueda ser producido a nivel industrial se calcula en cuatro años. Desde que nacen hasta que alcanzan su peso idóneo de venta, entre 25 y 30 kilos, transcurrirán entre dos y tres.

(Publicado en 'La Verdad' el 19 de julio de 2016)

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy