Portada Noticias Medio Ambiente mantiene la prohibición de nuevos puertos en el Mar Menor
Medio Ambiente mantiene la prohibición de nuevos puertos en el Mar Menor
( 8 Votos )
03.07.16 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

 

El plan de gestión de la laguna y la franja litoral mediterránea afronta el reto de proteger espacios sensibles sin frenar el desarrollo económico

El documento, que no aporta grandes cambios sobre el que se expuso el año pasado, también frena las playas artificiales

No era para tanto: el Plan de Gestión Integral de los Espacios Protegidos del Mar Menor y la Franja Litoral Mediterránea apenas incorpora cambios con respecto al documento que la Comunidad Autónoma se apresuró a reelaborar hace un año después de recibir fuertes críticas de los empresarios de Cartagena, que lo veían como «un freno para el desarrollo socioeconómico», y especialmente para sectores como los clubes de buceo, la acuicultura y las actividades náuticas. La planificación ambiental que salió de nuevo a exposición pública el pasado 24 de junio mantiene la prohibición de construir nuevos puertos y playas artificiales, así como todas las medidas encaminadas a proteger la biodiversidad de la laguna y su entorno, de la franja litoral sumergida y de varios islotes. Un plan de gestión que regirá de forma coherente espacios protegidos situados en siete municipios –Cartagena, San Pedro del Pinatar, San Javier, Los Alcázares, Torre Pacheco, Mazarrón y Águilas– sobre una superficie de 31.123 hectáreas incluidas en la Red Natura 2000, con un presupuesto de casi catorce millones para los próximos seis años.

Proteger el frágil Mar Menor es el objetivo principal de un texto que tiene en cuenta no solo los valores naturales de un entorno tan singular –la mayor laguna salada de Europa–, sino también las numerosas actividades económicas que le afectan: agricultura, pesca, navegación, urbanismo...

El estado crítico de sus aguas observado en los últimos meses, como consecuencia sobre todo de los vertidos agrícolas, ha acelerado el consenso social sobre la necesidad de recuperar ambientalmente la laguna. Incluso la patronal cartagenera COEC, que contribuyó a frenar su tramitación el verano pasado, exige ahora medidas urgentes para no espantar al turismo.

Las circunstancias han cambiado tanto de un año a otro que incluso hay en marcha una investigación de la Fiscalía de Medio Ambiente por posible delito ecológico.

De modo que el plan de gestión se contempla ahora como una solución más necesaria que nunca. Su medida más contundente es la moratoria portuaria: el Mar Menor sufre la densidad de puertos más alta del Mediterráneo, y está demostrado que la construcción de estas infraestructuras, junto con los diques, ha alterado la dinámica de las corrientes, con la consiguiente degradación de las riberas, cada vez más enfangadas. La Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente también especifica que las ampliaciones de estas instalaciones deberán ser sometidas a evaluación de repercusiones «para garantizar la conservación de los hábitats y de las especies».

El texto, sometido a exposición pública hasta finales de agosto, prohíbe también la construcción de playas artificiales, una práctica frecuente en los últimos años que ha conseguido el efecto contrario del buscado: aguas cada vez más turbias y lodo en lugar de arena en las zonas de baño. Siguiendo el criterio de los científicos, la Consejería ha trasladado recientemente a los ayuntamientos ribereños unos criterios estrictos para reducir al mínimo los dragados.

El Plan de Gestión Integral plantea medidas como los filtros verdes –para frenar los nitratos procedentes de la agricultura intensiva–, el fomento de la navegación a vela y la imposibilidad de poner en marcha nuevas explotaciones mineras, así como la prohibición de abrir nuevas carreteras o ampliar las ya existentes. Un programa de actuaciones que será supervisado por una comisión de participación en la que estarán representados todos los agentes sociales afectados.

«Lo fundamental del plan es la protección de los valores naturales, eso es lo más necesario», explica a ‘La Verdad’ el director de la Oficina de Impulso Socieconómico del Medio Ambiente (OISMA), Juan Madrigal de Torres, quien justifica la reelaboración del documento por la necesidad de adaptarlo a la modificación de la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad y a la ley regional de suelo. También incluye un apartado de coordinación con la Inversión Territorial Integrada (ITI), el instrumento financiero dotado con 45 millones de euros destinado a impulsar el turismo en el Mar Menor de acuerdo con unos criterios de desarrollo sostenible.

«Sólido y bien planteado»

El plan de gestión es un documento «sólido y bien planteado por los técnicos» para Ángel Pérez Ruzafa, catedrático de Ecología de la Universidad de Murcia y experto en los males que afectan al Mar Menor. «La clave es que haya una decisión política para aplicar estas medidas, porque la falta de limitaciones ya no se sostiene. Quienes ponían pegas a las regulaciones se han dado cuenta de que ellos mismos son los principales perjudicados», opina. «Debe cambiar la mentalidad y que exista coordinación administrativa, porque ahora está todo atomizado y estamos gestionando el desarrollo económico y el bienestar de todos los murcianos», advierte.

Otro estudioso de la laguna, Miguel Ángel Esteve, también profesor de la UMU, lamenta el retraso de un año en la planificación ambiental del Mar Menor, «una paralización que parece obedecer estrictamente a presiones de determinados sectores contrarios en su totalidad a la protección. La situación del Mar Menor ha puesto en evidencia que esas posiciones refractarias no estaban en absoluto justificadas y que haberlas asumido de facto ha supuesto un retraso inaceptable y estratégico para la grave situación del ecosistema».

(Publicado en 'La Verdad' el 3 de julio de 2016)
Comentarios (3)Add Comment
...
escrito por Io, julio 03, 2016
Esperemos que los que ponían trabas ahora abrán los ojos, entre otras cosas porque son los principales perjudicasdos y con ellos sus colaboradores los políticos. El Mar Menor, o se toman medidas tajantes y drásticas o se convierte y pasa de ser la Laguna salina más importante de Europa a la gran cloaca de Europa.
...
escrito por Matías, julio 03, 2016
En cualquier caso la clave está en cumplir el Plan y eso es bastante más complicado
...
escrito por Navarro, julio 08, 2016
Yo lo que diga o deje de hacer medioambiente de la comunidad autonoma lo pondria entre comillas. Me acabo de enterar que han declarado mis pantanos de aguas de fecales recicladas como de proteccion medioambiental. Si la mierda tiene valor ecologico subceptible de pedir subvenciones europeas para ongs y comunidad autonoma, es hora de retirarse. Contra estas cosas es imposible luchar con la razon.

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy