Portada Noticias Los puertos y la invasión de ramblas quitan la mitad de la arena a las playas
Los puertos y la invasión de ramblas quitan la mitad de la arena a las playas
( 6 Votos )
21.02.16 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Gráfico con el análisis del litoral de la Región y, en la siguiente imagen, playa del Rafal. GRÁFICO: MAR SAURA / FOTO: ALFONSO SOLER

El mal uso del suelo y la construcción de diques erosionan más el litoral que el cambio climático

Una tesis de la Universidad de Murcia analiza la regresión de la costa en la Región en los últimos sesenta años

La costa de Murcia retrocede. Afectadas sobre todo por procesos relacionados con el mal uso del suelo, numerosas playas en el norte y el sur de la Región han perdido buena parte de su superficie. Una de las más perjudicadas es la del Rafal (Marina de Cope, Águilas), que se ha retranqueado una media de 50 metros y un máximo de 90 –la anchura de un campo de fútbol–. Este proceso erosivo, que afecta principalmente a las playas naturales –es decir, las que no se encuentran en zonas urbanas–, se ha llevado por delante aproximadamente la mitad de la arena desde los años 50 del siglo pasado, según los datos de una tesis doctoral que se presentará dentro de poco tiempo en la Universidad de Murcia. Su autor es Antonio Daniel Ibarra Marinas, geógrafo madrileño de 37 años, que achaca este fenómeno a la ocupación de las ramblas y el sellado del terreno por usos agrícolas y urbanísticos. El resultado es que los cauces no cumplen con su función de depositar sedimentos en el mar, por lo que el agua gana terreno lentamente.

El investigador de la UMU no ha computado aún la superficie total de arena que ha desaparecido –el estudio se centra en identificar los procesos erosivos–, pero los datos impresionan: la playa de Las Covaticas (Mazarrón) ha sufrido un retroceso medio de 44 metros y de 74 en el punto más dañado, y la de Matalentisco (Águilas) perdió 420 m2 al año entre 1956 y 1981, cuando se estabilizó. El sistema costero más dañado es el del litoral sin urbanizar entre Águilas y Lorca, donde los cultivos ocupan el 85% de las ramblas. Las calas de la Marina de Cope se han quedado sin la mitad de su arena, calcula Antonio Daniel Ibarra, porque los cauces han perdido su capacidad de drenaje.

La Manga tampoco es ajena a esta situación. La urbanización de la lengua de arena ha roto el sistema duna-playa, una ecuación natural que facilita el movimiento e intercambio de arena en la ribera. Resultado: la larga cala del Pedrucho dice adiós a casi 900 m2 de superficie al año desde hace décadas.

Las playas de la Región también sufren por la construcción de puertos y diques exentos, cuyo ‘efecto sombra’ contribuye a deteriorar la costa porque altera la dinámica natural de las corrientes. El caso más conocido es el de La Llana (San Pedro del Pinatar), que ahora es 70 metros más estrecha. Puerto Mayor (La Manga) no solo ha supuesto la destrucción directa de un tramo de litoral, sino que su ubicación a modo de pantalla ya se nota a su alrededor. Aún es pronto, según el autor de la tesis, para saber cómo afectará a las playas cercanas el puerto deportivo Juan Montiel (Águilas).

El profesor de Geografía Física de la UMU Francisco Belmonte Serrato, director de la tesis ‘Evolución de la dinámica litoral de las playas de la Región de Murcia’, apunta otro factor que altera los procesos naturales: la construcción de embalses, «donde quedan atrapados la mayor parte de los sedimentos; y en el caso de algunos ríos, como el Segura, el agua ni llega al mar, así que desde hace años tampoco llegan aportes», explica.

El mar sube 3 mm. al año

La regresión del litoral murciano por estos motivos sería mayor que por el cambio climático. Se calcula que el calentamiento global elevó el nivel del mar 2,8 milímetros al año desde la década de los noventa –la subida es ahora de 3 mm–, un fenómeno que afecta de forma desigual al litoral: a menor pendiente del tramo costero, mayor avance del agua. El cálculo de la superficie perdida de playas ha sido posible gracias a la fotografía aérea, las imágenes de satélite y la inspección directa por transectos.

El retroceso de la línea de costa es una mala noticia a varios niveles: no solo hace el territorio más vulnerable ante las inundaciones y crecidas del mar por temporales, sino que disminuye la capacidad de carga turística de las playas.

¿Hay soluciones a la vista? Ninguna sencilla, según el autor de este trabajo científico, porque las más efectivas pasarían por desmontar puertos y recuperar las ramblas para revertir procesos que solo son visibles a largo plazo. «Los aportes de arena solo son útiles en casos muy determinados. Por eso hay que trabajar en una gestión integral de las zonas  costeras y apostar por un uso más razonable del suelo», explica Ibarra, quien sin embargo sí hace una recomendación urgente: cuidar al máximo las praderas de posidonia, esos bosques sumergidos que proliferan en buena parte de la costa murciana y que frenan la energía del oleaje. Estas extensiones de plantas acuáticas, que se desarrollan en profundidades de hasta treinta metros, también aportan sedimentos, y los arribazones que se forman en otoño protegen las playas de la acometida del mar.

Pese a la crudeza de estas cifras, Murcia no es la comunidad española más afectada por la erosión costera; la situación es aún peor en Valencia, Andalucía, Cataluña, Islas Baleares y Cantabria. Se calcula que el 11,5% del litoral español está en regresión. Los países europeos que más sufren este proceso son Polonia (55% de su costa), Chipre (38%) y Letonia (32%). Suecia y Estonia, los que menos (2% en ambos casos).

Por sectores, la situación de la costa de la Región es la siguiente:      

San Pedro del Pinatar-Cabo de Palos: ‘efecto sombra’


Casi todas las playas de este tramo han perdido superficie por la construcción de puertos y la alteración del sistema duna-playa. Así, mientras que la playa de La Torre Derribada ha aumentado su tamaño, La Llana –situada a sotamar de la infraestructura portuaria– ha perdido hasta 70 metros de anchura. El ‘efecto sombra’ de Puerto Mayor ha deteriorado varios kilómetros de costa y El Pedrucho pierde grandes cantidades de arena cada año.

Cabo de Palos-Cabo Tiñoso: situación estable


Las playas no han sufrido pérdidas «en términos absolutos», según Antonio Daniel Ibarra, porque se trata de una costa escarpada sin grandes cambios en los usos del suelo.

Bahía de Mazarrón: diques protectores


Se aprecia una gran diferencia entre las playas urbanas, algunas de ellas protegidas con diques exentos que dejan pasar el sedimento –otros sin embargo crean tómbolos–, y las naturales: la proliferación de invernaderos, el sellado del suelo y la ocupación de ramblas han producido graves retrocesos en Las Covaticas –entre 74 y 44 metros– y Parazuelos –35 metros de retroceso medio–.

Marina de Cope: invernaderos en los cauces


El tramo litoral más castigado de la Región: la actividad agrícola ha alterado las ramblas, en cuyos cauces incluso se han construido invernaderos. Sin su configuración hidrológica natural, las playas de la Marina de Cope han perdido el 50% de su superficie. Las más erosionadas son El Rafal –que ahora apenas tiene una anchura de 20 metros, 51 menos que en 1956– y Playa Larga –que ha perdido un área de 11.591 m2–. El autor ha comprobado, mediante técnicas de ortofotografía, que los usos agrarios invaden el 85% de las ramblas de esta llanura litoral de Águilas y Lorca.

Cabo Cope-Límite con Almería: aportes artificiales


Casi todas las playas urbanas están afectadas por puertos o diques y cuentan con aportes artificiales de arena. El principal punto negro es la cala de Matalentisco, que ha sufrido un retranqueo de 60 metros, y que aún puede verse perjudicada por la construcción del puerto deportivo Juan Montiel, aunque aún es prematuro evaluar su ‘efecto sombra’.

(Publicado en 'La Verdad' el 21 de febrero de 2016)

Comentarios (10)Add Comment
...
escrito por Pepe, febrero 21, 2016
Excelente artículo aunque muy mala noticia para nuestro litoral. Estaría bien también hablar sobre la cantidad de basura procedente de los invernaderos (gomas de gotero y plásticos diversos) que hay en todo el litoral de Marina de Cope. Me pregunto hasta cuando el Ayuntamiento de Águilas va a permitir este desastre medioambiental. Deberían de ponerse medidas urgentes para evitar que los agricultores dejen tirados por el suelo los mangueras de gotero que no usan y que luego arrastran las ramblas hasta el litoral, afeando y contaminando este y cusando un perjuicio medioambiental y turístico. Es incongruente que una de las zonas más bonitas y de más interés medioambiental como los Marina de Cope, esté tan llena de porquería. Gracias.
...
escrito por Pepito Grillo Icue, febrero 21, 2016
La costa no es murciana. Cartagenera o en todo caso regional. Como le gusta a este "periodico?" confundir. Mirad la matricula del barco nacionalpanochistas.
...
escrito por Miguel Ángel, febrero 21, 2016
Estupendo artículo que nos da una información con rigor académico y científico sobre un aspecto de la situación de nuestras costas.
...
escrito por Vicente, febrero 21, 2016
Me pregunto si ese abandono que sufre el entorno de la Marina de Cope se consiente para volver a la carga con el fallido proyecto immobiliario argumentando la pérdida de valor medioambiental, de otro modo no entiendo que habiendose restituido el Parque Regional no se tomen medidas en relación a un uso agrícola que está destruyendo poco a poco este privilegiado enclave.
...
escrito por jp, febrero 21, 2016
La competencia en cauces públicos es de un organismo que se denomina Confederación Hidrográfica del Segura. A la luz del informe en la que se menciona la ocupación de cauces públicos por invernaderos en el sur de la región sureste, y dado que esta ocupación lleva ya bastante tiempo, cabría preguntarse si alguien en su responsabilidad no ha dejado hacer a sabiendas de que esto va contra la ley. Y por tanto procedería la apertura de los expedientes oportunos tanto por la administración como por la justicia para depurar responsabilidades y reintegrar el dominio público hidráulico a donde debe estar. Alguien en la ciudad de Murcia vive muy a gusto y no hace su trabajo, o parece que no le dejan hacerlo...o no sabe hacerlo.
...
escrito por José, febrero 21, 2016
Tiene razón jp pero la Administración Pública en general y la CHS en particular no tiene medios, cada día menos funcionarios, peor pagados, y ni siquiera puede contratar medios externos para echar una mano. Así no se pueden evitar los desmanes que se denuncian. La CHS está cerrando servicios esenciales por falta de presupuesto y al Ministerio no le importa.
...
escrito por francisco, febrero 21, 2016
La cala de Matalentisco tiene la misma superficie de playa desde el año 1981. En aquel año no se habían realizado los diques y playa artificial de la Playa de Poniente de Águilas. La pérdida de arena se produjo desde el año 1956 al 1981.
...
escrito por M. A. Ruiz, febrero 21, 2016

Hola Francisco, este dato que comentas puedes leerlo en el segundo párrafo.
...
escrito por AIV, febrero 21, 2016
la Administración debería tomar medidas urgentes para frenar éste ¨desastre¨.
...
escrito por Carmen, noviembre 20, 2016
Las ramblas de pilar de la horadada, invadidas por invernaderos con el desastre que eso conlleva....basura por todos los lados, caminos envenenados con herbicidas, gomas y alambres por todos los lados tirados, sin hablar de los fuegos indiscriminados para la quema de esos residuos, que tarde o temprano aparecen en el mar

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy