Portada Noticias Una mina de trufas
Una mina de trufas
( 7 Votos )
20.09.15 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Un empleado de Áridos Abanilla trabaja en la plantación de trufas, frente a la cantera (derecha). FOTO: J. A. PÉREZ

La Universidad de Murcia ensaya en Abanilla la restauración de una cantera de áridos con un cultivo de hongos

¿Es posible obtener un manjar en un espacio tan inhóspito como una cantera? La Universidad de Murcia considera que sí, aunque el objetivo sea un producto tan delicado y valioso como la trufa y el campo de cultivo una explotación de áridos para la construcción. Así de original es el experimento que se desarrolla en las estribaciones de la Sierra de Quibas (Abanilla), en el paraje de Balonga, donde se ha sustituido la tradicional restauración ambiental mediante reforestación con pinos y arbustos por una plantación de encinas y jarillas micorrizadas: las encinas, preparadas en laboratorio para producir trufa negra y trufa de verano, y las jarillas destinadas a generar trufas del desierto. Y con patente murciana, pues Thader Biotechnology es una empresa surgida del Grupo de Micología de la Facultad de Biología que rentabiliza en el mercado sus investigaciones y es pionera a nivel mundial en la comercialización de plantones con hongos asociados.

«El hongo ayuda a fijar y compactar el terreno porque su cuerpo vegetativo se extiende a gran profundidad, así que este procedimiento no es nada descabellado. Además, hay demanda para las trufas», explica la profesora de Biología Vegetal Asunción Morte Gómez, fundadora de Thader Biotechnology –‘spin off’ de la UMU– junto con el fallecido Mario Honrubia

El sustrato de la cantera, con un grado de acidez elevado, es favorable en principio para la fructificación de las trufas, aunque aún es pronto para saber si los cultivos van por buen camino: la plantación se inició hace dos años y aún habrá que esperar a la próxima primavera para recoger las trufas del desierto (o turmas), dentro de cuatro se espera obtener las de verano y no antes de seis, si hay suerte, la apreciada y exquisita ‘Tuber melanosporum’, un diamante gastronómico que se ‘cocina’ bajo tierra a fuego lento.

Valor añadido

A Asunción Morte aún le sorprende que este proyecto lo plantease la empresa propietaria de la cantera, Áridos Abanilla, pues sus clientes habituales de planta micorrizada, algunos en Israel, Arabia Saudí y Estados Unidos, tienen un perfil muy diferente. Para el responsable de esta empresa, José Antonio Pérez Navarro, no es tan extraño: «Conocíamos los avances de este grupo de investigación y queríamos aportar valor añadido a la restauración ambiental de la cantera», que se extiende sobre cuarenta hectáreas y sigue activa a pocos metros del espacio que ocupan las plantas truferas. «Partiendo de estas premisas, surgió esta iniciativa que aúna innovación y compromiso social, tan importante en un sector que tradicionalmente ha tenido mala imagen», añade.

La transformación de una parte de esta cantera en un coto trufero cuenta con el apoyo de la Consejería de Desarrollo Económico, Turismo y Empleo, que valora la forma en que se ha combinado «innovación e investigación en la reutilización de un recurso minero, y la producción de un bien tan preciado y de alta rentabilidad como las trufas, cuyo cultivo se asocia a diferentes variedades de arbustos y árboles, y que, por tanto, contribuye a la regeneración medioambiental a la vez que produce riqueza y nuevas oportunidades de negocio. Un ejemplo a seguir y a extender al resto de explotaciones mineras de la Región carentes de actividad a día de hoy», señala este departamento.

Aunque es una práctica que se está perdiendo, la recolección de turmas era una tradición en Sierra Espuña y pedanías altas de Lorca. Precisamente, el Grupo de Micología de la UMUrealizó la primera plantación de trufa del desierto del mundo en 1999 en Zarzadilla de Totana.

(Publicado en 'La Verdad' el 20 de septiembre de 2015)

Comentarios (12)Add Comment
...
escrito por Fulgen, septiembre 20, 2015
Pues suerte con el proyecto, me parece más que interesante y una apuesta por la I+D de este país.
...
escrito por Navarro, septiembre 20, 2015
Como consigan que funcione será la salvación de cientos de miles de hectáreas de bosques. Seria lo mejo para los bosque mediterráneos.
...
escrito por Pedro, septiembre 20, 2015
Es sospechoso y tendrían que sacar una ley que declarase incompatible, para la universidad, crear entidades mercantiles basadas en trabajos de investigación pagados por la universidad y desarrollados por ellos mismos durante su horario laboral. Una vez mas mercenarios de la UMU contribuyen a justificar la destrucción del medio ejecutando proyectos que sirven para lavar la imagen de empresas tan destructivas como esa a cambio de dinero.
...
escrito por Eldru, septiembre 20, 2015
De vez en cuando me sorprende una noticia arraigada en la vida cotidiana, positiva con horizontes y futuro. Gracias y suerte con el intento.
...
escrito por Paquirrín, septiembre 21, 2015
Las Spin off de las universidades son lo que son, a veces negocios encubiertos, pero son legales. Es cierto que metidas en el mercado laboral, tienen información privilegiada pagada con fondos públicos, que sin embargo, se reservan para ellos; además, se aprovechan de infraestructuras en condiciones muy ventajosas que hacen minimizar las inversiones y los riesgos de pérdidas.
Sobre este tema soy especialmente crítico: si realmente esta historia de las trufas del desierto es tan prometedora, ¿por qué el tema no termina de cuajar?. La respuesta es muy sencilla: humo, humo y más humo. Una empresa del mundo real, hubiera fracasado en el año 2000.
...
escrito por Navarro, septiembre 21, 2015
Por un lado esta mal que los fondos públicos paguen investigaciones para la economía privada. Por otro lado ya que la ciudadanía esta frita a impuestos, es lógico que algo de esos impuestos vuelva a generar riqueza. Que lo ideal seria que la investigación generara patentes para recuperar parte de esos fondos. España es un gran país en investigación pura ( para lo que se invierte), pero somos un fracaso en sacarle rendimiento. Sobre si es humo esto de las trufas, poned algo mas.
...
escrito por Eldru, septiembre 21, 2015
Entiendo que hay conflicto entre lo público y lo privado, más, cuando afecta al casi único barómetro fiable de honestidad que se llama "dinero público", pero prefiero que le den salida comercial a la investigación a que se quede en los archivos.
...
escrito por Paquirrín, septiembre 22, 2015
Navarro, en primer lugar decir que la recolección de turmas por parte de aficionados, no solo no se está perdiendo, sino que está en auge, como ocurre con el mundo de las setas en general. Lo del humo es una manera elegante de decir que demuestren desde el año 1999 que fueron "pioneros mundiales", cuanto producen sus plantaciones (real) y qué superficie hay plantada. ¿Te imaginas una empresa que produzca, por ejemplo, variedades de cítricos o frutales de hueso, que esté vendiendo el mismo cuento de la lechera desde hace 15 años? Hubiera quebrado, y quién sabe, a lo mejor hubiera sido demandada por los clientes defraudados. En este caso, incluso parece que son la pera limonera. ¡ay!
...
escrito por Navarro, septiembre 22, 2015
He leído que en San Miguel de salinas sacaron una trufa de kilo y medio, no es la trufa del desierto, pero que esta tiene que ser zona de trufas. También que hay varias empresas de trufas en España y parece que funcionan. En internet ha a la venta nogales truferos, asi que negocio hay. Aun asi, se que las cosas de la universidad suelen tener mucho humo y poca chicha. Quince años vendiendo la trufa del desierto y aun no tienen grandes producciones, huele bastante raro. O la investigación no va bien, o el mercado no demanda ese producto.
...
escrito por M. A. Ruiz, septiembre 22, 2015

Hola a todos, ante las dudas que planteáis algunos acerca de este proyecto y sobre la actividad de Thader B., aclaro algunos datos:

Tanto la plantación de la cantera como la de Zarzadilla de Totana son más experimentales que otra cosa.

En Caravaca de la Cruz sí han suministrado planta micorrizada para una explotación de interés comercial que ha supuesto una inversión importante para el promotor (este caso no lo cito en la información).

Thader B. no se dedica a cultivar trufas, sino a producir planta micorrizada destinada al cultivo de trufas. Gran parte de sus clientes son extranjeros.

La producción de trufas es muy lenta, como habréis leído en la información, y depende de muchos más factores que cualquier cultivo tradicional.

Saludos.
...
escrito por José Luis, octubre 19, 2015
Parece ser que algunos de los lectores que aquí expresan sus opiniones sobre el tema del cultivo de las trufas no ven con buenos ojos que alguien, en este caso investigadoras de la universidad de Murcia, puedan obtener beneficios crematísticos aparte del sueldo que puedan recibir como investigadores a través de la universidad para la que trabajan. A mí no me parecería bien que estos señores, los investigadores, guardaran en secreto el resultado de sus investigaciones, pero si están haciendo pública la posibilidad de obtener una rentabilidad a través de algo nuevo, lo que hacen es invitar al público en general a interesarse por una novedadal que con el tiempo puede llegarle a serle rentable. Lo malo sería que los investigadores ocultaran los resultados obtenidos y se convirtieran en los únicos beneficiarios.
...
escrito por Paquirrín, octubre 19, 2015
La investigación pagada con fondos públicos, cuando se publica, es pública, valga la redundancia, y gratuita. Lo malo es cuando ponemos una mano para obtener fondos públicos para investigar y ponemos la otra para cobrar de fondos privados. Yo quiero una empresa de esas.
Miguel Ángel, ¿puedes decir la superficie plantada en Caravaca?¿el número de plantas vendidas? Vamos a ser serios, por favor.

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy