Portada Noticias Sonría, señora gineta
Sonría, señora gineta
( 12 Votos )
21.06.15 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Gineta fotografiada en Yecla con una cámara automatizada (en las siguientes fotos, una garduña y un lirón careto). FOTOS: ÓSCAR MARCO

La asociación ANIDA publica un sorprendente ‘Atlas de los mamíferos de Yecla’

Un seguimiento de cinco años con cámaras de fototrampeo identifica más de 40 especies en un territorio poco estudiado y rico en biodiversidad

El trabajo de los naturalistas documenta el regreso al Altiplano de ciervos y gamos

Dice el tópico que la noche está llena de misterios. Y de sorpresas. Como que una garduña tumbe la cámara de fototrampeo instalada discretamente para sorprenderla y defeque en el objetivo. El escurridizo carnívoro se comportó como un famosillo cualquiera pese al loable interés científico del dispositivo montado para captarlo. Aunque finalmente fue inmortalizado en toda su belleza. Sí se dejaron fotografiar sin problemas otros animales igualmente huidizos, como lirones caretos, ginetas, comadrejas, tejones, murciélagos y otras especies (en total 42) descritas en el ‘Atlas de los mamíferos de Yecla’, el libro recién editado por la Asociación Naturalista para la Investigación y Defensa del Altiplano (ANIDA), que será presentado el sábado 27 de junio.

«La información sobre Yecla no estaba actualizada en las publicaciones sobre mamíferos editadas a nivel regional, al menos no coincidía con los datos que teníamos nosotros después de tantos años haciendo trabajo de campo», explica a ‘La Verdad’ Francisco José Carpena Chinchilla, miembro de ANIDA y uno de los diez autores de la obra, un compendio realizado con rigor científico y amor por la naturaleza y la divulgación científica. Es la marca de la casa de una asociación conservacionista con treinta años de historia que cuida especialmente el estudio y la difusión de los valores naturales de su entorno más cercano. Un compromiso con la ciencia ‘de proximidad’ que se materializa en la revista ‘Athene’, que edita desde 1992, y en otros manuales como el ‘Atlas de las aves del Altiplano’ (1995).

Esto dice Juan Carlos Blanco, autor del prólogo: «En un momento en que la gente compite por viajar a lugares remotos para subir a Facebook fotos de elefantes en parques africanos o de ballenas saltando en mares tropicales, los autores de este libro nos dan una lección de apego a su patria chica. Para conocer la naturaleza y disfrutar de ella, no hace falta calzarse las botas de siete leguas e ir en busca de países lejanos y exóticos. A la puerta de casa tenemos mundos desconocidos –y no menos exóticos– que están esperando a que los descubramos».

El prestigioso biólogo, miembro del Grupo de Especialistas del Lobo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), describe con acierto la intención de este estudio, realizado durante los últimos cinco años: mirar dentro con el máximo cariño y contar lo que hay. Y en ese ejercicio de búsqueda y hallazgo surgen los datos. Sin duda interesantes, como los que reflejan las valiosas poblaciones de murciélagos –nada menos que dieciséis especies–, la abundancia de gatos monteses, el regreso de ciervos y gamos...

Junto con la pericia del fotógrafo Óscar Marco y el trabajo de los otros nueve científicos y naturalistas que firman el trabajo, en el éxito de este proyecto ha sido clave la utilización de cámaras automatizadas;es el único método fiable para obtener buenas imágenes de un grupo de fauna muy esquivo, y en algunos casos de demostrar su supervivencia. También sirve para documentar la presencia de especies invasoras, como los cerdos vietnamitas, y para comprobar que ni siquiera el lejano Altiplano está fuera del alcance del arrui. 

Los míticos zebros

El libro incluye también las fichas de cinco especies extinguidas o de dudosa presencia en el término municipal de Yecla: el turón, el topo ibérico, el corzo, el lobo y el lince. Acerca del ‘Canis lupus’, los autores recogen datos históricos sobre su persecución en los campos yeclanos desde el siglo XVI hasta los inicios del XX. La Ley del 3 de mayo de 1834 sobre alimañas no le dejó muchas oportunidades. También es apasionante la referencia a los zebros o encebras (‘Equus hydruntinus), una especie de caballo o asno salvaje que pobló buena parte de la península en el siglo XII pero que doscientos años después quedó reducido a algunos puntos de Lorca y Caravaca de la Cruz.

Un libro para entender un poco mejor la biodiversidad que nos rodea, en este caso un conjunto deslumbrante de pequeños prodigios.

(Publicado en 'La Verdad' el 21 de junio de 2015)

Comentarios (8)Add Comment
...
escrito por Fulgen, junio 21, 2015
Enhorabuena a la Asociación ANIDA por sacar a la luz una importante obra que sin duda será un referente.
...
escrito por Agradecimiento, junio 21, 2015
Magnífica lección de trabajo y de gestión eficiente de recursos, sería de esperar que tanto la administración como las asociaciones (convertidas en empresa encubierta) tomaran nota de como hacer las cosas
...
escrito por Eduardo, junio 21, 2015
Tremendo trabajo, la revista de Anida siempre deja el listón alto pero esto....
...
escrito por Frank Inspector, junio 21, 2015
Felicidades por el trabajo. La mejor forma de "cazar" fauna.
...
escrito por Toni, junio 21, 2015
Enhorabuena a los naturalistas yeclanos, siempre punta de lanza. El atlas es una preciosidad y un gran trabajo.
...
escrito por Francisco Almansa, junio 22, 2015
Enhorabuena por el trabajo que realizáis!!
...
escrito por Enlace al documento, junio 22, 2015
Ha desaparecido el enlace al pdf, su puede volver a poner?
...
escrito por M. A. Ruiz, junio 22, 2015

Hola Enlace, lo he retirado porque aún no puede compartirse, ya que el libro no se ha presentado aún. Ayer estuvo disponible por un error mío, lamento las molestias.

Un saludo.

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy