Portada Noticias «Mi opinión sobre los políticos no es muy elevada»
«Mi opinión sobre los políticos no es muy elevada»
( 1 Voto )
16.05.15 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

José Manuel Sánchez Ron, catedrático de Física Teórica, historiador de la ciencia y miembro de la Real Academia de la Lengua (RAE). FOTO; G. VILLAMIL

José Manuel Sánchez Ron, catedrático de Física Teórica y académico de la RAE, abre el lunes en Murcia un ciclo de conferencias sobre el centenario de la Teoría de la Relatividad

«El cambio climático es uno de los nubarrones que oscurecen el futuro de la humanidad, y no hacemos casi nada por remediarlo»

El jueves no era el mejor día para hablar con José Manuel Sánchez Ron (Madrid, 1949), catedrático de Física Teórica, académico de la RAE y lúcido hombre de ciencia. El Real Madrid había sido dolorosamente eliminado de la Copa de Europa por la Juventus hacía solo unas horas y el historiador y divulgador, «merengón» confeso, no estaba hecho unas castañuelas precisamente. Tampoco le estimuló saber que Murcia hervía a cuarenta grados en los días previos a la conferencia que impartirá el lunes en el Aula de Cultura de Cajamurcia, con la que abrirá un ciclo dedicado al centenario de la Teoría de la Relatividad General. «¿Cuarenta grados? ¡Qué horror!». Seguramente Albert Einstein habría dicho algo parecido.

– ¿Está siguiendo la campaña electoral?

– Es imposible no hacerlo.

– ¿Ha oído algo que le haya gustado, irritado, asustado?

– En general lo que estoy oyendo responde a la idea que tengo de la política actual en España, que es bastante negativa. Consiste en una negación del otro en general, y ahora en campaña electoral solo escuchamos promesas y promesas.

– ¿Echa de menos referentes morales en la política?

– Claro, y con ‘natura’ intelectual, pero eso obliga a una formación que es exigente y que lleva su tiempo.

– No ve usted mucha materia gris en nuestros políticos...

– En absoluto.

– No se está hablando mucho de ciencia ni de cultura, por cierto.

– No, aunque hubo un tiempo en el que la I+D era un asunto que trataban todos los partidos políticos, pero eso ha desaparecido, aunque se escuche ocasionalmente. La ciencia en este caso es un convidado de piedra. Ya en la campaña de las últimas elecciones generales apenas se habló ni de ciencia ni de investigación, que claramente han sido víctimas de la crisis.

– ¿Y qué le parece?

– Muy mal, pero no solo por la ciencia y el conocimiento, sino porque es uno de los instrumentos que tiene un país para conseguir un futuro mejor; en el plano económico o industrial y también para ser más respetado internacionalmente. Al margen de la tragedia personal que suponen estas generaciones de jóvenes que están siendo formados y que aquí no tienen futuro.

– ¿Le frustra que la política esté tan alejada de las esferas de la cultura y el conocimiento?

– Ya le decía al principio que mi opinión sobre los políticos no es muy elevada.

– ¿Cómo vota un científico: con la cabeza o con el corazón?

– El acto de votar se basa en el análisis pero también en la confianza en lo que dicen, en sus ofertas. Una mezcla de racionalidad y emociones.

– ¿Qué ve en los universitarios: ilusión, desconfianza, hartazgo?

– Hay una desilusión sobre el futuro, pero también ocurre que la universidad, y esta es una opinión mía, no está manteniendo entre sus criterios el de una selección adecuada de los nuevos estudiantes. Creo que la universidad no es un lugar de fomento de la cultura sino solo de formación de profesionales. Y no creo que el acceso a la universidad sea un derecho universal, como tener una educación que te capacite para un trabajo. Porque, además, se está rebajando la excelencia. Y en cuanto a sus contenidos, creo que la universidad española debería reformarse: hay muchas carreras cuya realización social no justifica tantas facultades.

– ¿Cree que hay una burbuja de universidades?

– Creo que hay demasiadas, sí.

– ¿A dónde nos lleva este sistema educativo?

– A un cierto caos; no voy a decir hacia la vulgaridad, pero desde luego no hacia el grado de excelencia que se exige ahora para salir adelante. 

– Religión en la escuela: usted se ha mostrado muy crítico.

– Tendría que cambiarse el concordato con el Vaticano, aunque de lo que me he quejado recientemente es de que se utilice el Boletín Oficial del Estado para añadir un prolegómeno claramente confesional e innecesario.

– La Iglesia sigue teniendo una gran influencia en la vida pública...

– Es evidente que yo no pediría a un gobierno del Partido Popular que derogase ese concordato, pero el PSOE tampoco se ha atrevido durante las dos legislaturas en las que fue presidente Zapatero. Se atrevió con muchas cosas pero con esta no, lo que se puede interpretar de dos maneras: por un respeto a una parte de la sociedad española que participa de las creencias religiosas, o simplemente por temor. Un Estado laico como el español no puede estar tan condicionado en aspectos importante por una confesión religiosa.

– «Que un científico crea en Dios es una especie de esquizofrenia», ha dicho usted.

– Sí, pero no debe entenderse en un sentido patológico, sino a que ambas facetas responden a comportamientos diferentes que se dan en ocasiones en grandes científicos. En la ciencia no se acepta nada como dogma de fe, pero una misma mente puede contener maneras de ver el mundo muy diferentes.

– Recibimos más información que nunca pero, ¿sabemos más que antes?

– No hay que confundir información con conocimiento. Desde hace tiempo la tecnología nos proporciona de forma barata información a raudales, más de la que podemos procesar. Pero el conocimiento es otra cosa.

– ¿Es usted uno de los modernos esclavos de las nuevas tecnologías, o puede vivir sin el móvil?

– Sí, puedo vivir sin él. Es un instrumento magnífico si se usa bien, pero no practico ni formo parte de esas cosas que se llaman Facebook, Twitter o Linkedin.

– Los futbolistas han estado a punto de parar la Liga; ¿se imagina una huelga de investigadores?

– (risas) No, desde luego que no, ni de lejos, no sería tan mediático.

– Viene a Murcia a hablar de la Teoría de la Relatividad; ¿algo que decir que podamos entender?

– Es que en este año se cumple el centenario de la construcción científica más original e innovadora de toda la historia. Es una teoría de la interacción gravitacional, que no solo tiene consecuencias en lo que se refiere a cómo se mueven los planetas, sino también a la propia estructura del universo. Y a partir de los años setenta, esta construcción teórica ha ayudado mucho a comprender fenómenos que suceden en el universo.

– Mientras hablamos [sobre las once de la mañana] el termómetro se acerca a los 35 grados, y se espera que superemos los 40. ¿Qué le sugiere?

– Yo soy un convencido de que el cambio climático está en marcha, y además he escrito sobre ello hace tiempo. Sin lugar a duda, es uno de los nubarrones que oscurecen el futuro de la humanidad, y lo peor es que no estamos haciendo casi nada para remediarlo. Pero sobreviviremos.

(Publicado en 'La Verdad' el 16 de mayo de 2015)

Comentarios (4)Add Comment
...
escrito por Navarro, mayo 16, 2015
Hay un punto donde la ideología se cruza con la realidad de los posible. Que queremos, un millón de ingenieros o unos miles de brillantes ingenieros. Esto es ideología. Yo parto de la idea de que el que es brillante, seguirá avanzando por su cuenta, que al que no le interesa podrá aprobar sus oposiciones y vivir traquilito su vida. Pero damos la oportunidad de brillar a esos que evolucionan de forma diferente, esos que pueden llegar lejos. Eistein un sistema como el actual, seguramente ni habría podido estudiar física. Incluso dudo de que hubiera podido aprobar lo básico como se llame ahora. Algunas veces hay que bajar el nivel, para que los que piensan diferente puedan adquirir los conocimientos básicos que les permitan brillar en su momento.
...
escrito por Frank Inspector, mayo 17, 2015
Navarro, da gusto ver comentarios tuyos que no sean de "lo tuyo". Buena entrevista (y buen comentario).
Buen domingo
...
escrito por Fernanda, noviembre 04, 2016
Estamos en democracia,y hoy en día no podemos cambiar el mundo. Por eso hay que votar.Cuando hoy en día hay más votos por tirar,digamos al como que no les importa a quien votar,pero..Después no quejamos. Tanto adultos,como jóvenes. HAY QUE MADURAR un poquito,y por lo menos asentar cabeza CUANDO VOTEMOS,nada más que decir.
SOLO QUE SI QUEREMOS QUE EL MUNDO CAMBIE,EMPECEMOS POR NOSOTROS.
...
escrito por Andújar, junio 09, 2017
Lo que yo no entiendo es lo siguiente: Cómo para ser médico hay que estudiar la carrera de medicina, abogado la carrera que corrersponde,arquitecto igual, y político no hace falta estudios sobre la materia?
Y con político me refiero al líder del partido de la comunidad, del territorio, o de la nación.
Yo opino que un alcalde debe de tener la carrera de ciencias políticas, un presidente de la junta igual, y un presidente del gobierno igual.
dejaríamos que un abogado nos opere de corazón? ¿por mucha preparación academica que tenga? . Creo que tener poder para tomar decisiones que afecten directamente a nuestro futuro, no se debe de dejar en manos de cualquiera.
Ahora somos los ciudadanos los que debemos y tenemos la obligación de exigirle a los políticos una preparación específica, así al menos demostrarían tener vocación.
Si un abogado se mete a político que está demostrando?
Pues que no tiene vocación de abogado, y mucho menos de político.
Ayer mismo le pregunto a una niña de 6 años: ¿Qué quieres estudiar?, y me contesta: Veterinaria. ¿porqué? y me contesta porque me gustan mucho todos los animales.
Una persona que ha estudiado delineante por ejemplo ,no puede contestar que estudió delineante porque quiere ayudar a las personas a mejorar sus vidas.
Y concejales, ministros, etc exactamente lo mismo. Un concejal o ministro de urbanismo, mínimo arquitecto, un concejal, o ministro de hacienda, economista,etc.
Tendríamos políticos con verdadera vocación, y los muchísimos errores que cometen, mermarían considerablemente.
Cuando no eres un enamorado de tu profesión, sólo haces chapuzas, y vas a salir del paso. Y de trincar ni hablamos.

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy