Portada Noticias Identifican 10.000 apoyos eléctricos con peligro para las aves
Identifican 10.000 apoyos eléctricos con peligro para las aves
( 2 Votos )
23.04.15 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Corrección de un tendido eléctrico en Sierra Espuña. La fotografía es de archivo. FOTO: VICENTE VICÉNS

Medio Ambiente calcula que serán necesarios once millones para conseguir que todos los tendidos sean seguros

Hay pocos lugares tan atractivos para las aves como los apoyos que soportan las líneas eléctricas: proporcionan una posición dominante y permiten acechar a las presas desde un lugar privilegiado, o descansar sobre una superficie de acceso fácil. Solo que pueden ser fatales si no cuentan con un diseño seguro; es decir, con los elementos conductores bajo las crucetas para evitar que los pájaros los toquen con las alas y mueran electrocutados.

La Dirección General de Medio Ambiente trabaja desde hace años en la corrección de estas estructuras –ya se ha actuado en 1.968 apoyos y se han balizado casi 14 kilómetros de líneas eléctricas–, e incluso existe un decreto aprobado en 2012 por la Comunidad Autónoma que regula su diseño para que sean seguras; las de nueva construcción, el resto se van adaptando en función de su peligrosidad y el presupuesto disponible.

Para conseguir que la Región sea un territorio seguro para las aves, la Consejería de Agricultura ha actualizado su base de datos de accidentes mortales de aves en tendidos –por descargas o choques– y el inventario de las líneas eléctricas que deben adaptarse a las prescripciones técnicas antielectrocución según el Real Decreto 1432/2008 para la protección de la avifauna.

Los técnicos de la Consejería han identificado unos 200.000 apoyos eléctricos en toda la Comunidad Autónoma, de los cuales unos 10.000 pueden ser peligrosos. «Estas líneas son todas las que no cumplen actualmente estas prescripciones y se encuentran dentro de Zonas de Especial Protección para Aves (ZEPA) o áreas prioritarias de reproducción, alimentación, dispersión o concentración local de aves amenazadas», informa la Dirección General de Medio Ambiente, que ha calculado en once millones de euros el presupuesto necesario para acometer los trabajos de adecuación.

Esta información será enviada al Ministerio para que desde el Gobierno se trace una estrategia nacional y se habiliten líneas de financiación.

Actuación en Mazarrón

¿Cómo se corrigen los apoyos? Se recolocan los cables que pasan por encima de las crucetas y se pasan por debajo. Además, se instalan alargaderas que alejan los elementos en tensión de la zona de posada. Por último, los puntos que no pueden ser alejados se aíslan. Medio Ambiente ha comprobado, a través de un proyecto europeo Life dedicado exclusivamente a solucionar este problema, que la eficacia de estas correcciones es del cien por cien.

Esto es precisamente lo que acaba de hacerse en cuatro tendidos del entorno de las Lagunas de las Moreras (Mazarrón), un espacio que se incorporó el año pasado al catálogo regional de zonas ZEPA. Cuatro puntos conflictivos donde se documentó la muerte de dos garzas imperiales y un búho real el año pasado.

Las líneas eléctricas también propician las colisiones de aves contra el cableado entre apoyo y apoyo. «Para evitarlo, en esta actuación se han balizado los cables con espirales, para hacerlos más visibles. Con ello se pretende reducir el riesgo para la comunidad de aves acuáticas que utilizan estas lagunas para reproducirse, invernar o durante el paso migratorio. Entre ellas destaca la malvasía cabeciblanca, especie por la que se ha declarado esta ZEPA, junto con el calamón común», informa la Comunidad Autónoma.

(Publicado en 'La Verdad' el 23 de abril de 2015)


Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy