Portada Noticias El Central Park de la sostenibilidad
El Central Park de la sostenibilidad
( 3 Votos )
17.03.15 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Patio interior de la casa de Chuecos, en la Almenara. FOTO: MARTÍNEZ BUESO

La Universidad de Murcia desarrollará investigaciones sobre biodiversidad en la finca Castillo de Chuecos de Águilas

«Queremos que la finca Castillo de Chuecos sea el Central Park de la sostenibilidad», proclama con una energía contagiosa Domingo Jiménez Beltrán, presidente de la Fundación Renovables, exdirector de la Agencia Europea de Medio Ambiente y uno de los propietarios de este paraje soberbio escondido en la Sierra de Almenara aguileña. El legendario parque neoyorkino tiene algo así como mil acres, el equivalente a las 460 hectáreas de este valle donde brota el agua al pie de un castillo árabe, crecen olivos y almendros, conviven la tortuga mora y el águila perdicera y el tiempo avanza a un ritmo más humano.

Un territorio tan bien conservado que ha sido elegido por la Universidad de Murcia para realizar actividades de investigación sobre biodiversidad y desarrollo sostenible en el Sureste, según el acuerdo que se firmó el jueves pasado entre el rector de la UMU, José Orihuela, y la sociedad limitada que gestiona la finca, una empresa con vocación de fundación puesto que su objetivo es poner este enclave a disposición de la sociedad.

«Este convenio supone un milagro», explica Jiménez Beltrán a ‘La Verdad’, «puesto que une dos activos de gran valor pero muy devaluados:el conocimiento y el territorio». El territorio es una propiedad que compraron diez socios hace doce años, en pleno ‘boom’ inmobiliario, para evitar que cayera en manos poco respetuosas con su historia y sus valores naturales; y el conocimiento lo aportará la UMU a través del Departamento de Ecología e Hidrología, que establecerá líneas de investigación para realizar trabajos de fin de grado, másteres, tesinas y tesis doctorales. También podrán realizarse cursos y talleres, jornadas de debate y participación pública, plantaciones experimentales e incluso bancos de germoplasma.

«Es el primer paso para convertir Chuecos en una universidad de invierno de la sostenibilidad», resume Jiménez Beltrán, que busca socios financieros para rehabilitar la vieja casona con ermita y corrales para que, manteniendo su aspecto exterior y estructura, pueda albergar espacios adecuados para impartir seminarios y alojar a investigadores. «Ahora, y de forma orgánica, mejoraremos las instalaciones el mínimo necesario para que puedan desarrollarse los cursos», añade este ingeniero aragonés afincado en Águilas y volcado en la divulgación de las energías renovables.

'Rewilding'

La finca Castillo de Chuecos se maneja desde hace años mediante los principios del ‘rewilding’: recuperar la funcionalidad ecológica de un territorio atendiendo a su biodiversidad, sus recursos y su riqueza antropológica, algo que proporciona «beneficios sociales, ambientales y económicos». Jiménez Beltrán es partidario de incorporar a la sociedad a la gestión del territorio: «Hay que empoderarla y darle responsabilidad ante la pasividad de los gobiernos con el medio ambiente».

¿Por qué no dar la posibilidad a la sociedad de participar de forma directa en la conservación y gestión de espacios naturales de gran valor? Es la pregunta que se hace Domingo Jiménez Beltrán poniendo como ejemplo el National Trust británico, una fundación de la que ya forman parte tres millones y medio de personas que aportan 60 euros al año –o 110 por familia–, y que administra 250.000 hectáreas y 1.200 kilómetros de costa, además de 300 monumentos y 200 jardines. «Hay que salir de la marginalidad y hacer ver a la gente que hay otra manera de hacer las cosas, y que además puede ser rentable y divertido. Este es uno de los mejores territorios de Europa pero también uno de los peor tratados», asegura, «por tanto hay mucho margen de maniobra. Solo es cuestión de organizarse».

(Publicado en 'La Verdad' el 17 de marzo de 2015)

Comentarios (1)Add Comment
...
escrito por Frank Inspector, marzo 19, 2015
Esta noticia es de las que da esperanzas en el ser humano. Por suerte, no todos tienen afán de destrucción. Gracias a los responsables de la misma y a ti, Miguel Ángel

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy