Portada Noticias El mago de las recalificaciones
El mago de las recalificaciones
( 4 Votos )
11.01.15 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

ILUSTRACIÓN: ALEX

El arquitecto Leopoldo Arnaiz, cerebro en la sombra de Marina de Cope, es uno de los gurús del urbanismo nacional; un ‘conseguidor’ vinculado al PP y acostumbrado a visitar los juzgados     

Su despacho facturó más de tres millones por asesorías técnicas en el complejo turístico


En los ámbitos políticos y judiciales de Madrid se le conoce como ‘el urbanista del PP’ –por su conexión directa con dirigentes del Partido Popular– y también con el apelativo de ‘Leopardo Arnaiz’, por su agresividad en los negocios, donde acostumbra a no dejar ni las migajas. Leopoldo Arnaiz Eguren, arquitecto y promotor burgalés de 64 años y uno de los grandes ‘conseguidores’ del urbanismo nacional, es también el cerebro oculto del frustrado ‘resort’ de Marina de Cope, en el que su despacho asesoró para la modificación de los planes generales de Águilas y Lorca, entre otras asistencias técnicas por las que ha facturado más de tres millones de euros. Una ‘minuta’ que forma parte de la reclamación patrimonial de 231 millones de los promotores del proyecto y que la Comunidad Autónoma ya ha comunicado que no piensa atender –salvo una cantidad de 300.000 euros por «gestiones administrativas»–.

Es una de las marcas de la casa: la transformación de grandes bolsas de terreno rústico en suelo urbanizable, unos trámites en los que está especializado su despacho profesional, que ocupa un llamativo edificio de once plantas en la capital de España y al que recurrió la Asociación Colaboradora de Propietarios de Marina de Cope. Le encargaron una misión a la que estaba acostumbrado: conducir la difícil adaptación administrativa de lo que hasta 2001 era un espacio natural protegido para construir encima un complejo turístico de alto nivel con 9.000 viviendas, veinte hoteles, seis campos de golf, centros deportivos y una marina de 1.400 amarres. Un encargo a su medida, atendiendo a su experiencia como urbanista de cabecera de numerosos ayuntamientos de la Comunidad de Madrid y provincias limítrofes, donde ha pilotado decenas de planes como asesor y en algunos de los cuales ha participado también como promotor.

Incluso se presentó al concurso público para el diseño de la urbanización, en 2005, aunque su propuesta quedó en tercer lugar –tras la estadounidense Landmark-Edsa y la UTE murciana Getnisa-Caminoark– y tuvo que conformarse con un premio de consolación de 10.000 euros.

La relación de planeamientos urbanísticos en los que ha intervenido, disponible en su web corporativa, es apabullante: ayuntamientos, universidades, bancos, grandes corporaciones...

Funcionario en excedencia de la Comunidad de Madrid, en la época de la burbuja se dio cuenta de que en el sector privado se movían ríos de dinero. Así que saltó al otro lado y desde su consultora –Arnaiz&Partners– aprovechó sus amistades en puestos clave para progresar en la selva político-urbanística en la que el pez gordo se come al chico.

Él no paró de crecer, en ocasiones con negocios polémicos que le han convertido en una presencia asidua en los tribunales, donde se le ha investigado por blanqueo de dinero y por supuestas vinculaciones con el ‘Tamayazo’.

También es sospechoso en una importante operación inmobiliaria en Boadilla del Monte, presuntamente irregular; afronta una denuncia por estafa de su exsocia, que le reclama 8,7 millones de euros; y la Seguridad Social le pide 3,3 millones tras constatar que más de cien de sus trabajadores que cotizaban como autónomos en realidad tenían que estar dados de alta en plantilla. Quizá cuitas sin mayor importancia para un especialista del ladrillo a quien se supone al mando de un complejo entramado de sociedades y en posesión de una fortuna, al menos en los tiempos de las vacas gordas. Hoy parece atravesar un momento económico menos boyante, aunque presume de haber internacionalizado sus servicios profesionales, con intereses en Latinoamérica, Rumanía, Bulgaria y Kuwait.

En lo personal, no se le conocen aficiones –no fuma ni bebe, ni le gusta el fútbol– salvo una entrega máxima al trabajo y los negocios y un gran apego a la familia: casado y con tres hijos, pasa los fines de semana en una finca junto al pantano de Entrepeñas en el que tienen una vivienda cada uno de sus once hermanos –uno de ellos ya fallecido–. Tampoco le gustan los periodistas: su sobrino Fernando Arnaiz, encargado de atender a los medios de comunicación, explica a ‘La Verdad’ que «no tienen una versión» sobre la demanda patrimonial a la Comunidad y que solo se expresarán «en la instancia judicial o de la Administración pertinente. No vamos a opinar de este asunto en los medios».

(Publicado en 'La Verdad' el 11 de enero de 2015)

PD. Algunos de los datos contenidos en este perfil están extraídos de informaciones publicadas por los periodistas D. M. Moreno (El Confidencial) y José Antonio Hernández (El País).

 

Comentarios (2)Add Comment
...
escrito por Javi, enero 12, 2015
Estos hermanitos de la caridad han sido los compañeros de viaje de nuestros viles gobernantes regionales. Estos son la verdadera crisis, a ver si nos vamos enterando.
...
escrito por Leopoldo Arnaiz, enero 12, 2015
Leopoldo Arnaiz es un intocable, con grandes amigos en el Partido Popular y los legionarios de cristo. Su fortuna es incalculable y jamás le condenarán por nada.
Se ríe de artículos como éste y de todos vosotros.
Tiene una enorme afición por la música clásica... pero no todo el mundo lo sabe.

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy