Portada Noticias Una mirada murciana al tiburón blanco
Una mirada murciana al tiburón blanco
( 2 Votos )
18.12.14 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Las 19 fotografías de tiburones blancos que se exponen en el Oceanográfic. En la número 20, Juan Ángel Cano y Jesús de la Peña, en la jaula de seguridad. FOTOS: JUAN ÁNGEL CANO

El Centro Puertas de Castilla monta una exposición fotográfica sobre este mítico escualo en el Oceanográfic de Valencia

Hay un antes y un después en la relación de muchas personas con la playa después de ‘Tiburón’ (1975),la película de Steven Spielberg que puso los pelos como escarpias a media humanidad. Casi cuarenta años después, el ‘gran blanco’ sigue causando terror y fascinación; también inquietud en la comunidad científica, porque el conocimiento sobre esta especie de escualo sigue siendo muy escasa, salvo que sus poblaciones se encuentran amenazadas. Mostrar la belleza irresistible del ‘Carcharodon carcharias’ –y también divulgar su frágil situación– es precisamente el objetivo de ‘La reserva del gran tiburón blanco’, una exposición de fotografías realizadas en agosto en Isla Guadalupe (México) por el murciano Juan Ángel Cano, y producida por el Centro Puertas de Castilla de Murcia, que abrió sus puertas el viernes pasado y que podrá verse en la Región en septiembre de 2015. El director de este espacio cultural y comisario de la muestra, Jesús de la Peña, miró cara a cara a los tiburones desde la jaula de seguridad y asegura que no sintió miedo.

«Sentí emoción, no miedo, porque ver un tiburón blanco dentro del agua es un espectáculo de la naturaleza», recuerda De la Peña, que aprovechó la oportunidad de sumergirse para ver de cerca, aunque protegido por sólidos barrotes de acero, «a un animal que parece un microbús». [los ejemplares más grandes, de hasta 5,5 metros, pesan casi dos toneladas]. Imposible rechazar la invitación de una expedición científica del Gobierno de México para documentar la importante comunidad de escualos en una Reserva de la Biosfera. Lo difícil vino después:hacer arte con unos animales instalados en el imaginario común como bestias sanguinarias.

«Nos gustó el reto de compaginar el aspecto científico con el artístico», explica Jesús de la Peña, que no es aficionado al buceo ni tenía apuntado en la agenda que había que bañarse entre tiburones. «La clave de esta exposición es cómo se ha tratado la fotografía, intentando que  hicieran algo parecido a posar. Yque pudieran reconocerse elementos científicos mostrando al mismo tiempo la belleza del animal».

Encuentros inesperados

Un animal que es en sí mismo una obra de arte, apenas evolucionado biológicamente desde hace millones de años y que, así lo experimentó Jesús de la Peña, se mueve con tal sigilo y elegancia que no se deja ver hasta que lo tienes junto a ti. Ningún momento de peligro o tensión durante los cinco días de inmersiones, pese a la imponente presencia de decenas de ‘blancos’, salvo un día de aguas turbias, a causa de un tifón, que dificultó la detección de los escualos y propició encuentros inesperados a pocos centímetros. «Nunca olvidas ese momento delicado en el que te mira», recuerda.

El Oceanográfic de Valencia alberga diecinueve de las imágenes que tomó Juan Ángel Cano, subcampeón de España de fotografía subacuática, en una exposición que se inspira en la figura del francés Jean Painlevé (1902-1989), influido por el surrealismo, pionero de la fusión entre arte y ciencia y autor de casi doscientos cortometrajes.

‘La reserva del gran tiburón blanco’ inicia su recorrido en la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia gracias a la mediación de Emilio Cortés, director del Acuario de la Universidad de Murcia, donde se exhibirá la exposición cuando recale en la Región después del verano.

(Publicado en 'La Verdad' el 18 de diciembre de 2014)

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy