Portada Noticias «La conservación del mar empieza en la tierra»
«La conservación del mar empieza en la tierra»
( 1 Voto )
12.12.14 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Eduardo Balguerías Guerra. FOTO: JORGE PETEIRO

El director del Instituto Español de Oceanografía, Eduardo Balguerías, habla hoy en Águilas sobre el centenario del IEO y su labor científica

No quiere jubilarse sin investigar en el Ártico, el único mar en el que aún no ha trabajado: el director del Instituto Español de Oceanografía, Eduardo Balguerías Guerra (Madrid, 1957), doctor en Biología Marina y experto en evaluación de recursos pesqueros, pronuncia esta mañana una conferencia en Águilas antes de la apertura de una exposición con motivo del centenario del IEO, institución científica a la que está ligado desde hace casi cuarenta años. Marino con aspecto de marino, lamenta tener que coger más aviones que barcos debido a su cargo actual y sueña con tener más tiempo para navegar a vela –siempre en barcos de buenos amigos porque su familia se marea–.

–¿Echa de menos estar embarcado?

–Siempre, es mi vocación y quiero volver a la investigación. Este puesto de gestión es coyuntural; el día a día es difícil pero no he perdido la moral. Lo malo es que los días solo tienen 24 horas.

–Porque antes pasaba entre dos y tres meses al año en el mar...

–...y siempre que me embarcaba, daba igual el lugar, me sorprendía algo nuevo. Esa sensación de estar en medio del océano, en un medio hostil, la convivencia tan estrecha con personas tan diferentes y en un espacio reducido, donde afloran todos los sentimientos... Es un trabajo apasionante.

–El IEO cumple cien años muy justo de presupuesto. ¿Han reducido la actividad?

–Adaptamos los presupuestos a nuestras necesidades, pero sí hay un problema de medios y sobre todo de escasez de personal, ya que ha aumentado la exigencia de trabajo y te quema no poder atenderlo todo.

–Recientemente hubo protestas en los diferentes centros del IEO porque los nuevos controles administrativos paralizaban los proyectos; ¿se ha solucionado?

–Estamos adaptándonos a esas nuevas normas de la Intervención General del Estado sobre el control previo del gasto, que son tan estrictas y a las que no estábamos acostumbrados. Es un problema porque lo ideal sería seguir como antes, para disponer del material y el personal necesario en el momento justo.

–¿Les hacen los políticos todo el caso que les gustaría?

–Pues cada vez nos hacen más caso, sí. Esa época en la que apenas se contaba con nuestras indicaciones ya está superada. Nosotros cumplimos con nuestra obligación de aconsejar sobre las medidas que deberían adoptarse y los administradores toman las decisiones. Pero los científicos no somos infalibles, también cometemos errores.

–La sopa de plásticos en los océanos va ya por las 270.000 toneladas, según el último estudio. ¿Tan mal tratamos el mar?


–Es el producto de nuestro comportamiento:la bolsa que dejamos en la playa y que vuela, el bote que tiramos desde un barco... Todo eso se va acumulando y forma enormes extensiones de basura marina. Pero, a mi juicio, existe cada vez un mayor respeto por el medio ambiente y por el marino en particular. Yla suma de actitudes individuales es muy importante.

Más recursos pesqueros

–¿Tiene un diagnóstico del estado de conservación de los océanos?

–Lo poco que sabemos es que el estado varía según qué zonas. En Europa, y creo que también a nivel global, están aumentando los recursos pesqueros gracias a normas de gestión rigurosas que antes apenas se aplicaban. Los caladeros del Atlántico europeo se han recuperado e incluso se ha revertido la situación tan delicada que ha llegado a tener el atún rojo.

–¿Y cómo está el Mediterráneo, siempre tan castigado?

–Precisamente sea el mar que menos conozca, porque yo he trabajado sobre todo en el Atlántico africano, la Antártida y el Índico. Apenas he hecho un par de campañas en el Mar de Alborán pero sé que hay signos de mejoría, algo que para mí es sorprendente porque ha sido muy utilizado, e incluso se ha abusado de sus recursos.

–Uno de los síntomas de este abuso es la presencia masiva de medusas en el Mar Menor en verano.

–Claro, aunque esas explosiones demográficas causadas por desequilibrios ecológicos ocurren en otros lugares del mundo. Aunque aquí llama mucho la atención porque afecta negativamente al turismo.

–¿Hay que crear más reservas marinas? En Murcia se reclama desde hace tiempo la protección del entorno de Cabo Tiñoso...

–Cumplen un papel muy necesario en la conservación de la biodiversisas y España está dando pasos importantes para aumentar sus áreas marinas protegidas, como establece la Unión Europea, sin ir más lejos mediante el proyecto Indemares. El caso de Cabo Tiñoso lo seguimos estudiando.

–La fachada marítima española se ha llenado de hormigón en las últimas décadas; ¿puede afrontarse la conservación de los mares de espaldas a la franja costera?

–Desde luego que no, siempre lo he pensado:la conservación del mar empieza en la tierra, debe ser integral. El paisaje, por desgracia, hace tiempo que nos lo hemos cargado, así que al menos debemos aspirar a que ya no se impacte más.

(Publicado en 'La Verdad' el 12 de diciembre de 2014)

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy