Portada Noticias ¡Que alguien apague la luz!
¡Que alguien apague la luz!
( 2 Votos )
27.03.14 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Varios jóvenes visitando la exposición, ayer, en el Museo de la Ciencia y el Agua. FOTO: VICENTE VICÉNS

El Museo de la Ciencia y el Agua de Murcia expone el problema de la contaminación lumínica con una muestra interactiva

Existe un tipo de contaminación, cada vez más invasiva y silenciosa, de la que es muy difícil escapar: el exceso de iluminación, un fenómeno asociado al desarrollo y al progreso que se ha desbordado en las últimas décadas. También en España y especialmente en la franja mediterránea, como dejó patente la espectacular fotografía difundida hace unas semanas por la Agencia Espacial Europea: la península ibérica era un fulgor en el que brillaban especialmente grandes capitales como Madrid, Barcelona, Valencia... y también la Región de Murcia.

La contaminación lumínica no solo supone un derroche energético –¿son necesarias tantas farolas, y tan potentes?– y una barrera insalvable ante el espectáculo de las estrellas, sino que también altera el sueño y los procesos hormonales de las personas, desorienta a las aves, hace desaparecer a las luciérnagas y convoca plagas de mosquitos.

Esta cara oculta del exceso de iluminación inspira la exposición ‘El lado oscuro de la luz’, que se muestra en el Museo de la Ciencia y el Agua de Murcia hasta el 14 de diciembre y que tiene el objetivo de concienciar a los ciudadanos sobre los problemas de la contaminación lumínica. A través de maquetas interactivas, experimentos, ambientes inmersivos y piezas de gran valor histórico, los visitantes pueden conocer cómo afecta este problema y las soluciones planteadas para erradicarlo. La exposición se organiza en cuatro áreas que exponen los principios básicos de la luz y de la visión, así como las causas y consecuencias de la contaminación lumínica y los remedios para atenuar sus efectos:

Física de la luz. Acerca de forma sencilla conceptos básicos de física que permiten conocer con mayor profundidad qué sucede cuando introducimos demasiada luz artificial en la atmósfera.

Causas de la contaminación lumínica. Define la problemática y aclara errores comunes. También especifica cómo, qué, cuánto y cuándo iluminar. Se plantean pautas que, a pesar de su sencillez, rara vez se aplican en nuestros espacios domésticos y urbanos.

Consecuencias. Se expone cómo afecta este fenómeno a nuestro entorno. La manifestación más evidente de la contaminación lumínica es la ocultación del cielo estrellado, lo que ha convertido al firmamento en un perfecto desconocido para los jóvenes.

Soluciones y perspectivas. Se presenta una serie de iniciativas y diferentes formas de medir y atajar la contaminación lumínica.

La exposición ‘El lado oscuro de la luz’ se complementa con un ciclo de conferencias en el que participan expertos en este ámbito. El martes ofreció una ponencia Alejandro Sánchez de Miguel, investigador de la Universidad Complutense de Madrid –quien reveló que los países más afectados por la crisis (Grecia, Portugal, Italia y España) son precisamente los que mayor factura pagan por la iluminación de sus núcleos urbanos–, y esta tarde intervendrá Josep María Ollé Martorell, técnico municipal de alumbrado público del Ayuntamiento de Reus.

(Publicado en 'La Verdad' el 27 de marzo de 2014)
Comentarios (3)Add Comment
...
escrito por CarlosS, marzo 27, 2014

Para entender porque sube la luz,

es necesario conocer la lista de políticos en eléctricas:

http://www.slideshare.net/fullscreen/Asamblea_Logrono/politica-energia15m/1
...
escrito por Frank Inspector, marzo 27, 2014
Desde niño, otra de mis pasiones, ha sido la Astronomía. Y podía disfrutar de un cielo estrellado desde la terraza. Pero poco a poco, con el paso de los años, se iban iluminado más y más calles, de manera absurda y derrochadora. Llegó un momento en el que era ya impensable hacer astrofotografía. Y dejé de poder ver M31 (el objeto más lejano visible a simple vista) sin ayuda instrumental. Es una lástima y un problema que va a más. Y que además, supone un desperdicio de energía pero que parece que no preocupa.
...
escrito por Marile, marzo 27, 2014
Aun después de haber apagado una de cada tres farolas por la crisis, los carriles de la huerta están más iluminados que las calles más céntricas de Berlín.

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy