Portada Noticias Un millón para tres especies amenazadas
Un millón para tres especies amenazadas
( 4 Votos )
13.03.14 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame

 

artsexylightbox


Liberación de un ejemplar juvenil de águila perdicera en Carrascoy. FOTO: LUIS CAVERO SANCHO 

La Comunidad saca a información pública los planes de recuperación del águila perdicera, la nutria y el fartet

La situación del cernícalo primilla se abordará de forma conjunta con otras seis aves esteparias

Más vale tarde que nunca: la Comunidad Autónoma sacó ayer a información pública los planes de recuperación de tres especies amenazadas –águila perdicera, nutria y fartet–, un proyecto presupuestado en algo más de un millón de euros cuyos trabajos se desarrollarán a lo largo de cinco años, aunque las acciones encaminadas a su protección seguirán realizándose mientras sigan catalogadas en peligro de extinción. La financiación de estas partidas corre a cargo de los presupuestos regionales, aunque el Gobierno confía en obtener aportaciones de fondos europeos (Desarrollo Regional, Desarrollo Rural y programas Life +).

Los trabajos encaminados a recuperar estas especies amenazadas se dividen en dos áreas: estudios técnicos, manejo y seguimiento biológico y conservación del hábitat, por una parte; y mantenimiento y adecuación de infraestructuras, por otro. El personal de la Dirección General de Medio Ambiente coordinará los planes de recuperación y gestionará la contratación con empresas externas cuando sea necesario.

El Boletín Oficial de la Región (BORM)publicó ayer el anteproyecto de decreto, que permanecerá a disposición del público durante dos meses para que cualquier interesado pueda aportar observaciones y sugerencias. Después de las consultas institucionales a consejerías, ayuntamientos y universidades, los planes serán presentados ante los consejos asesores de medio ambiente y caza. Cuando sea revisado por el Consejo Económico y Social de la Región y por los Servicios Jurídicos de la Comunidad Autónoma se aprobará mediante decreto en consejo de gobierno.

Ni un plan aprobado todavía

Murcia, junto con Madrid, es la única comunidad española que aún no ha aprobado un solo plan de recuperación de especies amenazadas pese a la legislación nacional, que obliga a redactarlos, y a los requerimientos de la Comisión Europea.

El Servicio de Biodiversidad, Caza y Pesca Fluvial ha decidido no tramitar ahora el plan de recuperación del cernícalo primilla –aunque recibió el visto bueno del Consejo Asesor de Medio Ambiente en diciembre de 2012, junto con los del águila perdicera, el fartet y la nutria–, por considerar que es más pertinente abordarlo de forma conjunta con el de otras aves esteparias con las que comparte hábitat y que demandarían por tanto medidas de gestión y conservación similares; se trata del aguilucho cenizo, sisón común, ganga ortega, alondra de Dupont, ganga ibérica y avutarda.

A continuación, breve descripción de la situación actual del águila perdicera, nutria y fartet y las principales amenazas que orientarán sus planes de recuperación:

Águila perdicera (‘Aquila fasciata’). En peligro de extinción en la Región y vulnerable según el catálogo nacional. Veintisiete parejas según el censo de 2013, con una leve mejoría de la población en los últimos diez años. Sus áreas de reproducción, descanso, alimentación y dispersión ocupan 91.639 hectáreas. Principales amenazas: electrocución o colisión con tendidos eléctricos; disparos, cepos, venenos y expolio de los nidos; destrucción y fragmentación de su hábitat; escasez de alimento; molestias durante la reproducción; enfermedades y tóxicos; insuficiente conocimiento de su estado de conservación y ecología; falta de información en la sociedad sobre el estatus de la especie.

Nutria (‘Lutra lutra’). En peligro de extinción en la Región y en Régimen de Protección Especial según el catálogo nacional. Entre 35 y 40 ejemplares según el estudio poblacional de 2013, con un ligero incremento en los últimos años. Ocupa 378 kilómetros de cauces fluviales en la Región y tiene presencia ya en todo el río Segura. Principales amenazas: atropellos; destrucción y fragmentación de su hábitat; contaminación y escasez de agua en los cauces; insuficiente conocimiento de su estado de conservación y ecología; falta de información en la sociedad sobre el estatus de la especie.

Fartet (‘Aphanius iberus’). Este pececillo endémico de la península ibérica está en peligro de extinción en la Región y también en el catálogo nacional. Se distribuye a lo largo del litoral mediterráneo desde Gerona hasta Almería. Sus núcleos poblacionales de la Región, aislados entre sí, se localizan en el Mar Menor y humedales asociados, cabecera del río Chícamo (Abanilla)y desembocadura de la rambla de las Moreras (Mazarrón) (2.790 hectáreas en total). Principales amenazas: aislamiento de poblaciones; escasez y desaparición de hábitat físico disponible; inadecuada gestión de recursos hídricos y contaminación; desaparición de la industria salinera; especies exóticas competidoras o modificadoras de su hábitat; sueltas incontroladas de ejemplares procedentes de cautividad; insuficiente conocimiento de su estado de conservación y ecología; escasa conciencia social sobre la especie y falta de información.

Anteproyecto de decreto de planes de recuperación en este enlace.

(Publicado en 'La Verdad' el 13 de marzo de 2014)

 

Comentarios (3)Add Comment
...
escrito por manuel izquierdo, marzo 13, 2014
¿no sería conveniente repoblar el barbo en el segura que ha desaparecido casi por completo?
...
escrito por David, marzo 13, 2014
Gran noticia sin duda! Ahora toca esperar y que no se quede solo en papel mojado... Manuel, el barbo gitano en el Segura todavía mantiene poblaciones relativamente abundantes, aunque en ciertos lugares, como algunos ríos y arroyos de menor entidad (Argos, Quípar, Luchena, Chícamo, etc.) sí pueden tener serios problemas de conservación, ya que estas poblaciones han quedado aisladas debido a la construcción de grandes embalses, la contaminación de las aguas y la desecación de muchos tramos por extracciones abusivas de agua para riego... hay otras especies, como el cacho y la anguila, que requieren ahora mismo mucha más atención en la cuenca del Segura.
...
escrito por Pedro, marzo 13, 2014
Sin duda, es una buena noticia que algunas de las especies más amenazadas de la fauna regional vayan a tener, por fin, sus planes de recuperación. Pero ahora debemos entrar a leer la letra pequeña, y examinar de forma crítica las actuaciones contempladas en estos planes. Un caso flagrante es el del fartet, cuyo plan contempla su introducción (que no "reintroducción", pues no hay pruebas de que estuviese antes) en las denominadas "áreas potenciales". La introducción de cualquier especie en un nueva localidad no es un tema banal, y las consecuencias sobre ecosistemas tan frágiles como los ambientes acuáticos son impredecibles. Y otro debate interesante que podría plantearse es si tal cantidad de recursos (un millón de euros nada menos) debe centrarse siempre en las especies emblemáticas de vertebrados, mientras se ignoran sistemáticamente otros grupos de organismos menos “carismáticos”, como invertebrados o plantas.

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy