Portada Noticias Volando entre árboles monumentales
Volando entre árboles monumentales
( 5 Votos )
08.11.13 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Un podador trabaja en la copa de uno de los olmos del Maripinar. FOTO: SERBAL

Los trabajos de conservación de la espectacular olmeda del Maripinar obligan a cortes puntuales de la carretera Cieza-Mula

La falta de dinero impide el saneamiento de otros árboles históricos de la Región

No es fácil podar un gigante de treinta metros de altura, y menos cuando se trata de un árbol de casi doscientos años que exige cuidados específicos. Y si hablamos de medio centenar, junto a una carretera por la que el tráfico es constante, todo se complica. Es el caso de la olmeda del Maripinar (Cieza), uno de los conjuntos vegetales más soberbios de la Región, sobre la que se está trabajando estos días –desde el lunes pasado hasta el próximo viernes 15– a través del programa de conservación de árboles monumentales de la Dirección General de Medio Ambiente, con financiación de la Caixa. Su situación –flanqueando la carretera de Mula– y su enorme porte obligan a la utilización de grúas y medios aéreos para actuar con eficacia y garantizar la seguridad de los usuarios de la vía: en los momentos más delicados es necesario cortar el tráfico, e incluso suspender la faena si sopla viento fuerte, como ocurrió el martes pasado.

Los trabajos, que lleva a cabo la empresa alhameña Serbal Servicios Forestales y Paisajísticos con un presupuesto de 27.000 euros, consisten en eliminar ramas secas, podar las que presenten peligro de rotura y reforzar otras mediante cables elásticos que contribuyen a repartir la tensión generada por el peso. Los árboles se encuentran en buen estado, señalan fuentes de esta empresa especializada, que ha recomendado a la Comunidad Autónoma el desvío de la carretera para crear una zona de paseo y mejorar así la conservación de la olmeda; eliminar el tráfico debajo de los árboles permitiría retirar el asfalto para mejorar la aireación de las raíces, así como la absorción de agua. También se recuperaría una estructura más natural de las copas porque se espaciarían las podas al eliminarse el peligro de que alguna rama cayera sobre los vehículos.

Precisamente, la empresa que ‘cuida’ de la olmeda desde hace tres años ha aconsejado a la Dirección General de Medio Ambiente la tala de uno de los árboles porque se encuentra inclinado hacia la carretera y se aprecia debilidad en sus raíces. De hecho, su escasa vitalidad ha obligado a reducirle la copa al mínimo.

Peligro de caída de ramas

El factor peligro ha sido precisamente el que ha decidido a la Comunidad Autónoma a actuar en la olmeda, puesto que la difícil situación económica ha obligado a suspender las actuaciones de conservación en el resto de árboles monumentales de la Región. Los trabajos de conservación más recientes en árboles históricos, también realizados por Serbal entre noviembre de 2011 y mayo de 2012, ‘rejuvenecieron’ ejemplares tan espectaculares como el pino de la Fuente del Algarrobo (Abanilla), el olmo del Lavador (Librilla), la carrasca de Vegete (Cehegín), el fresno de los Tapones (Cieza) y el eucalipto de la Venta Ceferino (Lorca), así como la olmeda de la Rambla de Nogalte (Puerto Lumbreras).  

 (Publicado en 'La Verdad' el 8 de noviembre de 2013)

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy