Portada Noticias El primer litro de agua ‘desmayá’
El primer litro de agua ‘desmayá’
( 1 Voto )
15.05.13 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Un sacerdote bendice la desalinizadora Virgen del Milagro de Mazarrón. FOTO: JUAN LEAL

Hace casi veinte años se desalaba, no se desalinizaba –la precisión ortográfica de la RAE vendría después–. Y la Región crujía en medio de un ciclo de sequía que parecía interminable. El trasvase Tajo-Segura no estaba tan discutido como ahora, pero había que garantizar agua para mantener la potente industria agroalimentaria del cinturón litoral de la Región. De estas circunstancias surgió el proyecto de la primera gran desalinizadora de la Región, de iniciativa privada, que fue inaugurada el 17 de noviembre de 1995 por el ministro de Agricultura, Luis Atienza.

La planta, propiedad de la Comunidad de Regantes de Mazarrón que presidía el empresario agrícola José Hernández, el ‘Paloma’, alivió la necesidad de caudales para riego, aunque desde el primer momento se dejó claro que no era «la solución definitiva para la sequía», como insistieron tanto el ministro como el presidente de la Comunidad Autónoma, un Ramón Luis Valcárcel casi recién llegado al poder que aprovechó la ocasión para reclamar un trasvase de 200 hectómetros desde el río Alberche. Atienza contestó que por parte de la comunidad madrileña no habría problemas, «aunque podría haber complicaciones en Castilla-La Mancha». Ese trasvase nunca llegó.

La desalinizadora Virgen del Milagro sigue funcionando pero no es rentable: aunque la tarifa está subvencionada, el coste medio de producción es de un euro el metro cúbico aproximadamente, así que los regantes de Mazarrón han solicitado a la CHS caudales de Calasparra para mezclarlos con su agua ‘desmayá’ –genial denominación de los agricultores– y así bajar el precio.

Cuatro metros cúbicos de agua desalada producidos en la flamante planta de Mazarrón eran suficientes para garantizar el empleo de un trabajador del campo. Así justificaba el presidente de la Comunidad de Regantes de Mazarrón, José Hernández, la rentabilidad de las instalaciones. Hace 18 años trabajaban en el sector agrícola unas 52.000 personas solo en la franja litoral comprendida entre San Javier y Águilas, en una época en que la agricultura intensiva era el motor de la economía regional.

(Publicado en 'La Verdad' el 15 de mayo de 2013, dentro de la serie de reportajes históricos con motivo del 110 aniversario del periódico)

Comentarios (1)Add Comment
...
escrito por Mariano, mayo 15, 2013
La desalación es un complemento para los recursos hídricos disponibles en la Cuenca del Segura, y sobre todo garantiza el abastecimiento de la población en los periodos de escasez de agua.
Pero no se puede pretender que sea un sustitutivo del Trasvase Tajo-Segura debido a:
- Su alto consumo energético, 3,5-4,5 kWh/m3, frente a 0,9-1,2 kWh/m3 del Trasvase.
- Su alto coste, debido a los costes energéticos, amortización de las obras, productos químicos y sustitución de membranas de osmosis inversa.
- La intolerancia de cultivos sensibles al boro, como los cítricos.
- Su alto impacto mediambiental por su gran consumo energético y por la salmuera.
Saludos.

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy