Portada Noticias Murcia queda muy lejos de Kioto
Murcia queda muy lejos de Kioto
( 2 Votos )
09.01.13 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Chimenea de la refinería de Repsol en el Valle de Escombreras (Cartagena). :: FOTO: ANTONIO GIL / AGM

La lucha contra el cambio climático en la Región se reduce a un par de programas de compensación de emisiones de CO2

El acuerdo precario alcanzado a finales del año pasado en la Cumbre sobre Cambio Climático de Doha (Catar) –renovación del Protocolo de Kioto y horizonte 2015 para la configuración de un nuevo acuerdo mundial– obliga a preguntarse cuál es la situación de la Región en cuanto a las emisiones de CO2: si contaminamos mucho o poco, si hacemos algo para frenar el calentamiento global o si estamos preparados para encarar el futuro de una manera más o menos sostenible. El coordinador del Observatorio Regional del Cambio Climático*, Francisco Victoria, también miembro del Consejo Nacional del Clima, advierte de que es necesario tomar decisiones –a corto plazo y estructurales– para frenar el calentamiento. Las principales iniciativas desarrolladas en la Región por iniciativa de este organismo asesor –adscrito a la Dirección General de Medio Ambiente–, más simbólicas que prácticas, consisten en la compensación de emisiones mediante plantaciones de árboles –a cargo de grandes empresas– y el programa Less CO2, destinado a utilizar las explotaciones agrícolas como sumidero de gases de efecto invernadero. Muy lejos de los objetivos planteados en la Estrategia de la Región de Murcia frente al cambio climático 2008-2012.

Emisiones de CO2. Los datos oficiales más recientes, correspondientes a 2010, asignan a la Región unas emisiones de 9,8930 kilotoneladas. De esta cantidad, 4,484545 corresponden a las emisiones verificadas (el sector regulado, conocido como ‘grandes chimeneas’; es decir, plantas de ciclo combinado, de cogeneración, etc, sometidas a auditorías ambientales y que participan obligatoriamente en el mercado de compra-venta de derechos de emisión). El resto (un 50% aprox.) corresponden a los sectores difusos: transporte, agricultura, pequeña y mediana industria...

Menos contaminación por la crisis. A la cifra real de emisiones habría que sumar las 2 kilotoneladas que se le calculan a la ampliación de la refinería de Escombreras, aún no contabilizadas oficialmente. Y de no ser por la crisis económica, la Región estaría emitiendo otras 2 kilotoneladas más. O sea, unas 14 kilotoneladas en total, lo que en la práctica supondría incumplir el Protocolo de Kioto.

¿Es mucho o poco? La Región está en unas cifras dentro de la media nacional, de acuerdo con su extensión, población y actividad industrial. Lo negativo es que no se está trabajando (ni a nivel nacional ni regional) en contaminar menos. Mientras que la Unión Europea, con Alemania a la cabeza, evoluciona hacia una economía baja en carbono, en España aún no nos hemos enterado: seguimos tirando del petróleo como base energética y primamos la producción industrial sobre los avances en una economía más ‘verde’, explica Francisco Victoria, quien recuerda que «el cambio climático es un hiperobjetivo» para la UE.

Lejos del 20-20.20. Aunque con siete años aún por delante, parece complicado que tanto España como la Región reduzcan un 20% sus emisiones de gases de efecto invernadero en el año 2020, con un 20% de energías alternativas. «El medio ambiente sigue siendo un asunto secundario en la agenda política», opina Victoria, «y el cambio climático más todavía». Salvo la aplicación del comercio de derechos de emisión, en España no se ha puesto en marcha iniciativa alguna en este campo: «Al medio ambiente lo salva Europa cuando hace legislación, porque si fuera por nosotros...», insiste el coordinador del Observatorio Regional del Cambio Climático.

Urbanismo y eficiencia energética. No hay que darle muchas vueltas para concluir que el modelo urbanístico de la Región en los últimos años ha sido negativo para la eficiencia energética y ha contribuido a aumentar la emisión de CO2. Frente al modelo tradicional de ciudad compacta se ha tendido a un urbanismo diseminado, con núcleos residenciales y centros comerciales en la periferia o directamente en medio del campo, que obligan a utilizar constantemente el transporte privado. Miles de coches ocupados por una sola persona entran y salen continuamente de ciudades como Murcia y Cartagena. Para Francisco Victoria es «un disparate» que tengamos que emitir CO2 por desplazarnos a ver una película a un centro comercial, o que no exista «ni una sola línea de transporte público» para llegar hasta el Polígono Industrial Oeste.

Para los escépticos. ¿Se está produciendo realmente un cambio en el clima mundial? Es una evidencia científica que sí, ya nadie se atreve a ponerlo en duda (queda muy lejos la anécdota del primo de Rajoy); en cualquier caso, como señala Francisco Victoria, «si no crees en el cambio climático, o no le concedes importancia, cree al menos en la eficiencia energética, en los beneficios para la salud...».

Me gustaría leer vuestros comentarios.

*El Observatorio Regional del Cambio Climático se creó en 2007 para coordinar una estrategia regional sobre la reducción de emisiones. Lo coordina Francisco Victoria, jefe de Servicio de la Dirección General de Medio Ambiente (adscrito a la Subdirección General de Calidad Ambiental), y de él forman parte expertos y profesionales reconocidos de distintas disciplinas. Se reúne una vez al año, aunque no está establecida una periodicidad fija. Sus informes y conclusiones -a la vista está- no son vinculantes.

Estrategia de la Región de Murcia frente al cambio climático 2008-2012 en este enlace.

'Iniciativas para una economía baja en carbono' (trabajos del Observatorio Regional del Cambio Climático) en este enlace.

(Publicado en 'La Verdad' el 9 de enero de 2013)

Comentarios (1)Add Comment
...
escrito por navarro, enero 11, 2013
Yo no es que sea exceptico, es que creo que mientras el resto del mundo (china y su industria basada en el carbon, la mano de obra exclava y el dumpibg economico), no le vea las orejas al lobo, esto no cambiara. Tengamos en cuenta que los mas afectados seran ellos, y pongamos de ejemplo los terremotos, que el mismo terremoto en europa o japon, apenas causa victimas, y en estos paises destroza zonas enteras. Otra cosa son los eeuu, esos van por libre, solucionando problemas cuando los tienen encima. Ademas de que no tienen el espiritud de sacrificio que tiene europa, tampoco son presa del buenismo zapateril, asi que esos tardaran en sumarse.

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy