Portada Noticias Una gran viajera en peligro
Una gran viajera en peligro
( 2 Votos )
11.12.12 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Pardela cenicienta.

SEO/BirdLife elige a la pardela cenicienta como Ave del Año 2013 para alertar sobre la fragilidad de sus poblaciones. En la Región solo existe una colonia, en la isla de las Palomas (Cartagena)

Es una voladora incansable, domina el espacio aéreo en alta mar y planea sobre la cara del agua en busca de alimento, pero estas habilidades no salvan a la pardela cenicienta de estar en peligro de extinción en el Mediterráneo. Por este motivo fue elegida el pasado sábado Ave del Año por la organización conservacionista SEO/BirdLife, una referencia mundial en el estudio y la conservación de las aves que desde 1988 pone el foco sobre una especie necesitada de protección.

La Sociedad Española de Ornitología, que celebró su asamblea general en Vitoria, había propuesto una terna de especies como candidatas a Ave del Año: la pardela cenicienta, el alcatraz atlántico y el charrán patinegro. Finalmente se impuso la ‘Calonectris diomedea’, en una votación que se abrió en esta ocasión a todos los amantes de la naturaleza en la página web de SEO/BirdLife. Esta elección la ha realizado siempre el comité científico de la sociedad, aunque en los últimos años se contó con la participación de los socios.

La pardela cenicienta solo cuenta con una colonia en la Región: unas cuarenta parejas crían en la isla de las Palomas (Cartagena), a los pies del monte Roldán, aunque las observaciones de ornitólogos consultados por ‘La Verdad’ hacen pensar que hay más ejemplares, e incluso alguna zona más de cría en acantilados de Cabo Tiñoso, la Sierra de la Muela y Cabo Cope, puesto que es frecuente el avistamiento de grupos que suman hasta 200 ejemplares posados sobre el agua en época de reproducción.

Esta colonia regional de pardelas sufre la misma amenaza que está comprometiendo la supervivencia de la especie en el Mediterráneo: «En tierra firme sufre la presencia de depredadores introducidos en las colonias de cría», como gatos, ratas y conejos, «y la contaminación lumínica desorienta a miles de pollos volantones cada año». «Cuando está en el mar, su principal amenaza son las capturas accidentales en artes de pesca, que cada año se cobran miles de ejemplares», denuncia SEO, que pretende un empujón a las estrategias de conservación de la especie con este nombramiento que comenzó hace 25 años con la ganga ortega.


(Publicado en 'La Verdad' el 11 de diciembre de 2012)
Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy