Portada Noticias Juan López de Uralde: «El neoladrillismo de Marina de Cope no nos lleva a ningún sitio»
Juan López de Uralde: «El neoladrillismo de Marina de Cope no nos lleva a ningún sitio»
( 11 Votos )
19.06.12 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Juan López de Uralde, portavoz de Equo, en una fotografía reciente. :: NAGORE IRAOLA

El portavoz de Equo expone en Murcia las soluciones de la ‘economía verde’ para superar la crisis

Atiende el móvil al segundo timbrazo mientras camina por la calle y contesta al saludo del periodista con un castizo «aquí estamos, luchando», la muletilla que en este tiempo de crisis e incertidumbre repiten mecánicamente millones de españoles. Juan López de Uralde (San Sebastián, 1963), ecologista histórico, director de Greenpeace durante diez años y cara visible desde 2011 de la formación política Equo, ofrece hoy martes en Murcia una conferencia (instituto Licenciado Cascales, 20.00 horas) en la que expondrá –¡esperamos ansiosos!– las alternativas de la llamada ‘economía verde’ para salir de la depresión financiera. Quedan advertidos: ninguna de ellas pasa por reactivar el mercado inmobiliario.

–¿Qué le trae por Murcia?

–El primer aniversario de Equo, que estamos celebrando en toda España con actos, presentaciones y encuentros. Y en Murcia aprovecharemos además para tratar cuestiones que tienen que ver con nuestro trabajo directo, como agresiones ambientales.

–¿Se refiere a Marina de Cope y el Gorguel, lugares que piensa visitar el miércoles?

–Sí, porque Equo desde sus inicios está trabajando en la denuncia de agresiones ambientales y en propuestas en positivo basadas en alternativas basadas en lo que nosotros denominamos ‘economía verde’.

–Imagino que estos proyectos los conoce bien de su época de director de Greenpeace.

–Claro, esto viene muy de atrás, cuando presentábamos cada año un informe sobre el estado de la costa en los momentos más álgidos de la burbuja inmobiliaria, cuando nadie cuestionaba el tipo de urbanismo que se estaba haciendo en España y todo era alegría. Nosotros advertíamos cada año de lo que nos iba a venir y finalmente nos ha venido.

–El discurso oficial es que estos proyectos nos sacarán de la crisis.

–Al contrario, estos proyectos y muchos como éstos nos han introducido no en una crisis, sino en un auténtico agujero del que tenemos muchas dificultades para salir. La economía está donde está por culpa de la burbuja inmobiliaria y el modelo urbanístico ya conocido, eso es unánime. Pensar que podemos salir de donde estamos con los mismos proyectos que nos han hundido es como mínimo irresponsable.

–¿Cómo convencería a un vecino de Águilas o Lorca de que es mejor no urbanizar este tramo de costa virgen?

–Ahora mismo podemos mirar en nuestro entorno y ver lo que ha ocurrido en muchas zonas del litoral que han sido urbanizadas y tienen enormes dificultades para venderse. Hay un millón de viviendas vacías en el litoral que no han traído riqueza sino ruina. Por eso hay que pensar en otro modelo de turismo o de desarrollo que a lo mejor no es tan impactante a primera vista pero sí más sostenible en el largo plazo, que es lo que necesitamos. Empleos que sean sostenibles, que duren en el tiempo y podamos vivir de ellos, no pelotazos que den beneficios al principio y luego traigan la ruina a los pueblos, que es lo que está pasando.

–¿Tiene alguna idea sobre cómo vamos a salir de ésta?

–Tenemos propuestas en positivo, porque la gente está buscando cómo salir. Creemos en aprovechar los recursos que España tiene, y que no se están aprovechando, como las energías renovables, puesto que cada año nos gastamos 50.000 millones en importar petróleo, y sin embargo se ha abandonado el desarrollo de las fuentes alternativas de energía, un sector en el que éramos líderes;la agricultura ecológica;la rehabilitación de edificios históricos; el transporte sostenible... Para cada uno de estos sectores hay empleo que se puede generar, aunque hay que tomar la decisión de apostar por un modelo diferente y muy alejado del ladrillo, a donde los grandes partidos nos quieren llevar una y otra vez.

–¿A qué achaca el abandono oficial de las renovables?

–Pues a intereses puros y duros de las grandes empresas eléctricas, que han presionado para amortizar las nuevas plantas que han construido, sobre todo las de gas, y han emprendido una campaña de desprestigio contra las renovables que ha dado como resultado que el Gobierno haya retirado cualquier tipo de subvención. Me parece una decisión disparatada y que puede tener consecuencias muy negativas. Las grandes tienen la capacidad de irse fuera y seguir produciendo, pero el problema es que se ha generado un sector económico muy importante de pequeñas y medianas empresas, y que con este abandono tienen que cerrar. De hecho, la Fundación Renovables cifró en 33.000 el número de empleos directos que se perderían como consecuencia de la moratoria del Gobierno.

–¿Qué es la ‘economía verde’?

–Se trata de aprovechar los recursos cercanos y generar actividad a través de ellos, creando empleos sostenibles en el largo plazo. La ‘economía verde’ busca una salida conjunta a la crisis económica y ecológica. Por ejemplo, la introducción de la bicicleta en las ciudades crea empleos: la empresa de bicis públicas de Barcelona ha generado 500 puestos de trabajo;el sistema de depósito y retorno de los envases [que ha dejado en suspenso el Gobierno] generaría 14.000 empleos, y así vamos viendo que en estos sectores hay yacimientos de empleo reales hacia los que tiene que dirigirse la inversión pública.

–Antes florecían las inmobiliarias y ahora estamos volviendo al huerto urbano para asegurarnos al menos la ensalada...

–Efectivamente, eso es una realidad. Hubo un tiempo en el que parecía que la economía del ladrillo era infinita, o al menos algunos lo creían así, y nos hemos encontrado con la dura realidad de que hay que volver a los huertos, pero si somos capaces de articular un modelo económico alrededor de nuestra propia capacidad productiva, y eso es posible, seríamos capaces de tener una economía mucho más sólida. A lo mejor no con tanto brillo artificial como se pretende con proyectos como el de Cabo Cope o Eurovegas, pero sí que nos serviría para vivir dignamente.

–¿Qué nos ha pasado? ¿Es un problema político, financiero, ético?

–Influyen los tres factores. En primer lugar, ha habido un flujo de capital y crédito fácil hacia España porque al capital le venía bien, y ahora se ha desplazado a otros lugares porque encuentra un mayor beneficio, y punto. Por eso creo que se trata de una crisis especulativa. En segundo lugar, esa abundancia de capital artificial nos hizo pensar que éramos muy ricos, y algunos se han estado aprovechando de eso.

–¿Cómo lleva la tormenta bancaria una formación política minoritaria como la suya?

–Bueno, nosotros como somos pobres... Desde el primer momento decidimos no solicitar créditos bancarios y por lo tanto lo que tenemos son las aportaciones de los afiliados.

–¿Y les llega?

–Vamos tirando poco a poco. Pero el proyecto está aquí, ya consolidado, y lo que se ha hecho, mucho o poco, ha sido sin dinero público, porque en España parece que unos votos valen más que otros.

–Un año después del nacimiento de Equo, ¿se ven en condiciones de estar en un gobierno? ¿De tener influencia política directa?

–Si estamos aquí es para no renunciar a nada. No hemos entrado en política para estar en la oposición porque eso ya lo hacemos desde los movimientos sociales. Esto es un camino largo pero tratamos de llegar, algún día, a gobernar y a decidir.

–¿Se siente más tranquilo después de haber sido rescatado?

–En absoluto, porque se ha hecho con una falta de transparencia absoluta. Solo conocemos algunas pinceladas, como que el préstamo en realidad es al Estado, con lo que los intereses irán a la deuda y aumentará nuestro déficit. Como muchos ciudadanos, compartimos la indignación de que siempre se esté ayudando a la banca sobre las espaldas de los ciudadanos. Así que esto no me hace sentirme más tranquilo, sino más endeudado.

–Las indemnizaciones millonarias a banqueros, los viajes suntuosos de Carlos Dívar, ¿qué le sugiere esto frente a la situación de creciente angustia económica?

–Hay quien parece no haberse dado cuenta de la situación que mucha gente está viviendo, y se está creando una sima muy profunda entre la clase política y la ciudadanía, y esto es muy perjudicial para la democracia porque en ese abismo es donde crecen elementos como el fascismo, que estamos viendo aparecer en Grecia con Amanecer Dorado.

–¿Qué espera que pase en la Cumbre de Río de Janeiro, que comienza el miércoles con la ‘economía verde’ como eje?

–Soy pesimista con respecto a las cumbres internacionales después de lo que yo viví en Copenhague [donde fue detenido y encarcelado durante 19 días tras irrumpir con una pancarta de protesta en la cena de gala]. Allí los jefes de Estado no tuvieron el valor de enfrentarse a los poderes económicos y ya no nos hemos recuperado. Después, las cumbres de Cancún y Durban han sido más que discretas, y Río + 20 llega en un ambiente con pocas perspectivas de que de allí salgan soluciones para la crisis que atravesamos, la más grave que hemos tenido porque amenaza la supervivencia de nuestro planeta.

–¿Cómo va a salir el medio ambiente de esta crisis y de los sucesivos recortes?

–De momento está saliendo muy afectado, porque no hay un modelo de desarrollo alternativo al ladrillo, y se está impulsando el neoladrillazo como único modelo posible. Eso se está notando mucho en la costa porque todos los proyectos que están en ciernes afectan a los últimos tramos en buen estado de conservación, como Es Trenc en Mallorca, Valdevaqueros en Cádiz o Marina de Cope. El neoladrillismo va a por los últimos lugares virgenes, y tal vez Murcia es la comunidad donde de una manera más evidente se apuesta por este modelo que no nos lleva a ningún sitio. Se vuelve a levantar la bandera del urbanismo como si fuera la única salida posible.


 (Publicado en 'La Verdad' el 19 de junio de 2012)
Comentarios (6)Add Comment
...
escrito por José A, García Charton, junio 20, 2012
Muchas gracias a Miguel Ángel por esta entrevista inteligente y esclarecedora, que, una vez más, es capaz de extraer como merece el discurso político del entrevistado, y que contrasta vivamente con la chapuza "periodística" de la entrevista realizada esta tarde en la SER de Murcia por un grupo de patéticos e ignorantes "periodistas" (salvo alguna excepción, que acertadamente ha llamado tonterías a las preguntas de sus contertulios), con las archisabidas referencias a las "flores y animalillos", o preguntas de nivel como "¿qué es más importante, tener trabajo o el lince ibérico?". Una vez más, Miguel Á. Ruiz y unos pocos periodistas se salvan de la quema de esta patulea de "periodistas" de bajo rango que sufrimos en nuestra región... Muchas gracias de nuevo, y enhorabuena por tu trabajo.
...
escrito por Fulgen, junio 20, 2012
No se que se puede esperar a esta alturas de la SER.

Evidentemente... hay que mojarse más y se más periodista y no bailarle el agua al amiguete de turno.
...
escrito por jachúa cruces, junio 20, 2012
Más claro imposible, y el que no quiera entender, qué no lo lea: se pondrá de muy mala osti. gracias Juan López. jch
...
escrito por jachúa cruces, junio 20, 2012
... y a Miguel Ángel Ruiz por esas preguntas tan certeras. jch
...
escrito por Altisidora, junio 22, 2012
Valoro el coraje de Miguel Angel Ruiz por escribir en un medio tan afin al gobierno regional como La Verdad.
...
escrito por M. A. Ruiz, junio 23, 2012
Hola Altisidora, agradezco tus palabras, pero si LV fuera un medio tan afín al Gobierno regional como tú das por hecho no creo que me hubiera permitido expresarme con total libertad durante los más de 20 años que trabajo en él. Y cualquiera de mis compañeros te dirá lo mismo.

Un saludo!

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy