Portada Noticias ANSE llamando a Cañete
ANSE llamando a Cañete
( 10 Votos )
06.06.12 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Fotografía de una duna en la zona norte de La Manga que ANSE envió ayer a Cañete. :: PEDRO GARCÍA / ANSE

La Asociación de Naturalistas del Sureste pide al ministro que impida la urbanización de las últimas dunas de La Manga

En el Día Mundial del Medio Ambiente, el ministro Miguel Arias Cañete recibió ayer una carta con matasellos de Murcia en la que se le reclama que impida la urbanización de las últimas dunas de La Manga, situadas en el extremo norte de la lengua de tierra. El remitente es la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE), que acompaña la misiva con dos fotografías: una es la que ilustra esta información, una estampa bellísima de un arenal libre aún de urbanizaciones, con la isla Grosa de fondo; y la segunda es la de una vivienda particular que invade el dominio público marítimo-terrestre –una de tantas, en este caso en la orilla del Mar Menor–.

Con estas imágenes, ANSE quiere llamar la atención sobre el efecto que puede tener en la Región la modificación de la Ley de Costas anunciada hace meses por el titular de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para «armonizar el desarrollo económico con la protección de los espacios naturales», en sus propias palabras.

«Conservar las últimas dunas de La Manga y la costa española que aún no ha sido destruida no es tan solo una cuestión que demandemos los amantes de los paisajes naturales, ni un acto de romanticismo trasnochado; la conservación de estos paisajes, y su recuperación, es una necesidad, y una oportunidad, para conservar y potenciar el mismo sector turístico», asegura en su escrito el director de ANSE, Pedro García.

«Sr. Ministro, le ruego que dedique usted unos instantes para contemplar y comparar las imágenes que le enviamos, y antes de proceder a la modificación de la Ley de Costas, valore de manera responsable sus consecuencias ambientales, sociales y económicas. Estudie seriamente las recomendaciones que antiguos responsables de ese ministerio, de su mismo partido político, hicieron en el pasado», continúa García, en referencia al ex director general de Costas Fernando Marín Castán, quien en 1999, durante el primer gobierno de José María Aznar, se mostró partidario de no seguir construyendo en La Manga para prevenir una hipotética subida del nivel del mar.

ANSE también alerta en su carta a Cañete sobre los estudios que promueve el Gobierno regional para construir un túnel subterráneo que comunique los dos extremos de La Manga, una solución que, a juicio de la organización conservacionista, solo agravaría el delicado equilibrio de este espacio:«Coincidimos plenamente con los empresarios del sector de hostelería (...) en cuanto a que La Manga del Mar Menor necesita ‘una renovación de su imagen que le confiera calidad y ponga en valor un destino’, pero no estamos de acuerdo en que una de las soluciones sea el acceso norte, ni tampoco llenarla de paseos marítimos a base de más hormigón».

La carta de ANSE termina con una invitación al ministro para que «venga al Mar Menor y recorra con nosotros sus orillas y aguas», y también con un ofrecimiento económico, «en la medida de nuestras posibilidades», con el fin de que se inicien medidas de recuperación para este espacio natural.

Carta de ANSE al ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente

Sr. D. Miguel Arias Cañete.
Ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.
Pº de Infanta Isabel, 1.
28071 Madrid

Estimado Sr.:

Durante las dos últimas semanas diferentes medios de comunicación de la Región de Murcia se han hecho eco de la noticia de que la Comunidad Autónoma estaría dispuesta a estudiar la construcción de un túnel subterráneo que comunicase las zonas norte y sur de La Manga (Mar Menor).

Independientemente de que dicho estudio sea o no una realidad próximamente, de su seriedad, y del coste económico y ambiental directo que supondría la construcción del citado túnel, que evidentemente habrá que valorar en su momento, nos parece que el debate sobre la búsqueda de soluciones para el colapso y futuro de La Manga debería de ir más allá de la construcción de un acceso norte, y retomar la sugerencia que el Director General de Costas del primer Gobierno del Partido Popular de D. José María Aznar planteó hace ya unos cuantos años a la Comunidad Autónoma: dejar de construir en La Manga. Desde ANSE pensamos que además hay que demoler al menos una parte de lo construido.

Ciertamente, la sugerencia del entonces Director General de Costas se asociaba a la necesidad de emprender acciones para prevenir las consecuencias del posible incremento del nivel del mar por el aumento de la temperatura del Planeta, y desde ANSE consideramos que también es necesario para proteger valores naturales y paisajes de gran interés ambiental e incluso económico y turístico.

Coincidimos plenamente con los empresarios del sector de hostelería de la zona divulgados esta primavera en cuanto a que La Manga del Mar Menor necesita "una renovación de su imagen que le confiera calidad y ponga en valor un destino", pero no estamos de acuerdo en que una de las soluciones sea el acceso norte, ni tampoco llenarla de paseos marítimos a base de más hormigón.

Sr Ministro, adjunto a este escrito le remitimos sendas fotografías que muestran dos imágenes bien diferentes de La Manga: en una aparecen algunas de las últimas superficies dunares a principios de esta primavera, con la Isla Grosa al fondo. La segunda, realizada el mismo día que la primera, muestra una vivienda invadiendo la zona de dominio público marítimo terrestre en la ribera interior de La Manga, la que da al Mar Menor, en venta.

Tanto usted como otros representantes del Gobierno del Estado han hecho diferentes declaraciones durante las últimas semanas respecto a la necesidad de proceder a una modificación de la Ley de Costas, una  "profunda reforma" para "armonizar" el desarrollo económico con la protección de los espacios naturales

Estimado señor, ¿realmente piensa usted que permitir la ocupación del dominio público de la forma que le mostramos en la foto adjunta va a favorecer el desarrollo económico, y no a generar más problemas?. ¿No cree que el turismo actual prefiere paisajes naturales como las dunas que le mostramos en lugar de una costa ocupada por construcciones, en la que no es posible siquiera andar por la playa, porque ha desaparecido por las construcciones?.

Conservar las últimas dunas de La Manga y la costa española que aún no ha sido destruida no es tan solo una cuestión que demandemos los amantes de los paisajes naturales, ni un acto de romanticismo trasnochado, la conservación de estos paisajes, y su recuperación, es una necesidad, y una oportunidad, para conservar y potenciar el mismo sector turístico.

Sr. Ministro, le ruego que dedique usted unos instantes para contemplar y comparar las imágenes que le enviamos, y antes de proceder a la modificación de la Ley de Costas, valore de manera responsable sus consecuencias ambientales, sociales y económicas. Estudie seriamente las recomendaciones que antiguos responsables de ese ministerio, de su mismo partido político, hicieron en el pasado.

Si el Estado es capaz de destinar enormes sumas de dinero para rescatar entidades bancarias para evitar una quiebra de la economía nacional, ¿no podría plantearse la compra de terrenos en la franja costera para buscar alternativas que contribuyan a mejorar la calidad de los paisajes costeros, con el fin de favorecer al turismo que el urbanismo excesivo ha contribuido a degradar?. La compra de las parcelas urbanizables que aún conservan dunas en La Manga traerá enormes beneficios a largo plazo, e incluso supondría un ahorro significativo en acciones de protección de la costa mediante aportes de arena u otras actuaciones de mayor impacto ambiental.

Sr. Arias Cañete, durante varios años el Gobierno del Estado y la Comunidad Autónoma desarrollaron sendas iniciativas (Plan de Acción del Mar Menor y Fundación Cluster) para buscar soluciones y alternativas que contribuyeran a la conservación y recuperación del Mar Menor y su entorno. Ambas han desaparecido, y el Plan de Ordenación de Recursos Naturales de los espacios abiertos del Mar Menor lleva más de una década en trámite, ante el nulo interés de la Comunidad Autónoma para aprobarlo.

Sr. Ministro, le invito a que venga al Mar Menor y recorra con nosotros sus orillas y aguas, y pueda conocer de primera mano lo que le proponemos, antes si fuera posible de que modifiquen la actual legislación de costas. Estamos dispuestos a contribuir económicamente, en la medida de nuestras posibilidades, a que algunas de las soluciones para la conservación y recuperación del Mar Menor se pongan en marcha.

Se lo pido en el Mar Menor, el día 5 de junio de 2012, el Día Mundial del Medio Ambiente.

Pedro García Moreno
Director de ANSE


 (Publicado en 'La Verdad' el 6 de junio de 2012)
Comentarios (8)Add Comment
...
escrito por Elena, junio 06, 2012
Que sobran casas por todas partes. Dejad ya de urbanizar!!!!
...
escrito por A donde vamos a parar, junio 06, 2012
Conozco La Manga desde que nací y la foto del chalé invadiendo la playa no me sorprende. Pero es que si no nos importaran los problemas ambientales y solo nos ciñéramos a los social, yo me pregunto. Por qué cojones yo, que pago mis impuestos, no puedo andar por una zona pública como es una playa, porque un señor se le ha antojao eliminarla para hacerse un chalé y poder salir del salón al agua directamente y no mancharse los pies de arena. Es que si este país fuese civilizado, habrían tirado esa casa, o al menos la parque que invade la playa, el primer día.
Es que ves eso y solo te genera pensamientos violentos.
...
escrito por Fulgen, junio 06, 2012
No sólo eso. La impunidad de toda esta gente (ante la cual la Comunidad Autónoma, el gobierno y la justicia) miran para otro lado, lo único que consigue es fomentar que se hagan ese tipo de cosas.

Cuantas casas están en la huerta, en zona inundable del rio.

Miremos la impunidad de Carabante... yo me hago un chalet aqui. Y nadie le dice nada. Es más, la justicia se lo avala.

Está claro, que la justicia no está funcionando (y no por falta de personal y materiales) simplemente es que no hace justicia. O bueno, si la hace dependiendo de la pasta que tengas.

Me gusta la carta enviada por ANSE... pero evidentemente Cañete ni la va a mirar. La misión de Cañete está clara... intentar hacer otra burbuja a ver si podemos salir un poco de la crisis... y con las burbujas... sobra el medioambiente.
...
escrito por navarro, junio 06, 2012
Me juego lo que querais a que cuando se construyo esa casa era legal, y ahora por arte de la ley es ilegal. Por otro lado estoy deacuerdo con anse, conforme se pongan a la venta y mas ahora con la caida de precios, especialmente en las parcelas con problemas legales, gracias a la aplicacion de la ley de costas y a las dragas que se hicieron hace años. Hay parcelas que tienen derechos urbanisticos muy dificiles de aplicar y los dueños estarian contentos con quitarse el marron, esas tambien pueden caer. Pero no solo hay que hablar de la ley de costas, el Porn del parque de calblanque hace inviable la posesion de la propiedad, y mas mientras no se relice el prug, que definira los usos, asi que tambien se pueden comprar a buen precio, por experiencia se que si hace 17 años se hubiera dedicado una partida anual a la compra de fincas, hoy medio parque seria de la comunidad, total los pinos ya son suyos de facto.
...
escrito por José Antonio López Espinosa, junio 06, 2012
Vaya, sí que es idílica esa fotografía de la duna, hasta me ha sorprendido.

En la Manga aun sobreviven, no se hasta cuando, plantas exclusivas o casi del territorio nacional, como la esparraguera marina (Asparagus maritimus) y el cachapedo (Senecio glaucus subsp. glaucus). Aunque allí mismo también han desparecido otras tantas, por ejemplo Otanthus maritimus y buenas formaciones de Juniperus (enegros y sabinas) de dunas, muy bien representadas en otros sistemas dunares peninsulares, lo que delata el grado de alteración y degradación de la barra arenosa.

Habría que intentar conservar algunos rincones concretos, por las especies que presentan o por la vegetación aparentemente bien natural y conservada que aún se desarrolla en ellos, como por ejemplo este: http://www.panoramio.com/photo/68566841
al que le tengo un aprecio especial y que algún día veré allanado y convertido en un simple solar con arenas.

Pero eso, que es poco, conservar algunos enclaves concretos, se adivina harto difícil cuando no imposible.

Una pena. A ver que hacen o dejan de hacer. Habrá que asistir expectantes...

...
escrito por Fuensanta, junio 06, 2012
EL ser humano se está cargando la naturaleza, es na pena ir a la manga y ver el desastre tan grande que hay, el deshorden en la forma de construir, esto no lo debemos de aceptar, no se que más podria decir me indigno, ante la falta de sensibilidad yel afán de destruir todo lo natural. ebemos de denunciar cualquier desastre natural, Vayan a Los Urrutias y veran como se han cargado toda la costa de los Urrutias, lleno de fango, porqueria, no nos podemos bañar, esto es una pena. Gracias.
...
escrito por Fulgeno, junio 06, 2012
No te preocupes Fuensanta... que ha dicho Valcarcel que Marina de Cope no va a ser igual.. que ya han contratado a un buen delineante para que las calles queden derechicas...

Por supuesto no se va a repetir lo que en La Manga.

Pero que lo firme.. como responsable subsidiario.. si tiene cojones
...
escrito por manguero, agosto 31, 2012
Esa duna ya se la han cargdo casi completamente, haca un par de semanas la maquinaria pesada removió casi la mitad de la misma.

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy