Portada Noticias Paco Nadal: «Me piden que no hable de Calblanque para que no vaya más gente»
Paco Nadal: «Me piden que no hable de Calblanque para que no vaya más gente»
( 6 Votos )
03.12.11 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Paco Nadal, fotografiado en el Parque Natural de Redes (Asturias). :: P. N.

El periodista de viajes y escritor murciano publica ‘365 lugares de España que no puedes dejar de visitar’, una guía "personal y emotiva"

Lo normal es marcar el número de Paco Nadal (Murcia, 1960) y que conteste desde un país lejano. No es el caso: algo salió mal y se ha quedado en casa con la maleta hecha. Periodista de viajes, bloguero y escritor, trotamundos curioso y casi siempre sorprendido, el reportero que cuenta sus andanzas desde El País, la Ser, Canal Viajar y ‘Las mañanas’ de Cuatro acaba de publicar ‘365 lugares de España que no puedes dejar de visitar’ (Grijalbo, 21,90 euros): una guía de viajes «personal y emotiva» en la que reúne su lista de rincones imprescindibles, uno por cada día del año, recopilados desde que comenzara a viajar de niño con los boy scouts del Barrio del Carmen. Nota del autor: «No es el ‘top ten’ oficial de nada».

–Hola, ¿dónde le pillo?

–Estoy en Madrid ahora mismo, en un sitio tan vulgar como mi casa. Donde suelo estar poco, por cierto.

–Qué desilusión, le hacía como mínimo en la isla de Pascua.

–Tenía que estar ahora mismo en Nicaragua, pero se suspendió el viaje en el último momento. La semana que viene me voy a los Alpes a hacer una cosa para la tele y después me voy a la Antártida.

–Pues como rutina laboral no suena nada mal...

–Sí, el negocio este del periodismo de viajes tiene que, cuando suena el teléfono, te pueden mandar a cualquier sitio. Si te gusta la rutina no es un buen empleo porque no puedes ir los sábados al cine con tu chica, los martes y jueves al gimnasio o los viernes a jugar al tute con los amigos. Tienes que tener una familia que entienda que estás y no estás, como los semáforos.

–Y el estómago a prueba de bombas, claro.

–Ja, ja, la gente piensa que para dedicarse a esto es fundamental leer a Bruce Chatwin y cosas así, pero yo siempre digo que lo más importante es tener un estómago de teflón, que es la condición primera y casi única. Nunca he conocido un buen viajero que sea melindroso con la comida ni tampoco con el alojamiento y el transporte.

–Este libro es la destilación de toda una vida viajando por España, supongo...

–Sí, esto ha sido buscar lugares que yo había vivido y sentido y de los que había hablado y escrito. Es una lista muy personal y salen 365, que es un número redondo por motivos comerciales, pero podrían ser quinientos o mil. A este libro le tengo cariño porque es el resumen de casi cuatro décadas viajando. Yo empecé muy joven y de una manera que aconsejo a todo el mundo:con muy poco dinero y pasando necesidades. Recuerdo cuando nos metíamos cuatro o cinco tiarrones con las mochilas y las tiendas de campaña en un Seat 850, que ahora no entiendo cómo cabíamos. Esto lo cuentas y parecen las batallitas del abuelo, pero mi 850 de entonces es el Ryanair de ahora. Son métodos muy incómodos para viajar pero sale barato. Creo que hay que viajar y experimentar sin esperar a tener dinero o la posibilidad de ir a un hotel de cinco estrellas.

–¿Le pongo en un aprieto si le pido que ajuste la selección hasta... cuatro o cinco?

–Más que sitios concretos, podemos hablar de paisajes: las dehesas de Extremadura y Sierra Morena; las rías gallegas y las playas del Cantábrico, que tienen unos arenales espléndidos;el Valle de Ricote...

–Que recomienda siempre, y también en el libro, por cierto.

–Es que me parece un lugar fantástivo al que nadie hace caso en Murcia y que terminarán por cargárselo. Ese paisaje morisco es una delicia, con rincones bellísimos. Ysi hablamos de pueblos, los del Pirineo, porque han sabido mantener su tipología típica, con piedra y tejados de pizarra.

–¿Algún lugar especial al que vuelva una y otra vez?

–El Mar Menor, tengo muy claro que me retiraré allí. Es el lugar en el que quiero vivir cuando no esté de viaje, donde quiero volver y morir. Al final tu patria es tu infancia y la mía está allí, aunque ya sé que no es el sitio más bonito del mundo y que los pueblos han crecido mucho.

–No sé si le va a dar tiempo, porque no anda muy bien de salud el Mar Menor, que digamos.

–La verdad es que está hecho polvo, pero la naturaleza es muy terca y se empeña en sobrevivir. La gente se queja mucho de las medusas, cuando no son más que una defensa de la naturaleza contra nosotros, que realizamos vertidos a través de las ramblas que todos conocemos. Pero sigue teniendo unos atardeceres que no cambio por nada del mundo.

–No se habrá guardado alguna joya para disfrute exclusivo, ¿verdad?

–Eso me lo dicen mucho sobre Calblanque:‘¡No hables más de Calblanque, que no venga más gente!’ Pero si no cabe nadie más... No me he guardado ninguno porque no creo que un humilde periodista de viajes tenga la capacidad de saturar un sitio hoy en día, con Google Earth y las redes sociales. Al contrario:yo creo que hay que hablar de ellos con mucha pasión y mucho amor para que la gente entienda que hay que cuidarlos y protegerlos. No se pueden cerrar los espacios naturales valiosos para que solo vayan los expertos del CSIC.

–Por el contenido del libro, deduzco que le gustan los castillos. Algunos, imponentes, se caen a pedazos. Como el de Mula.

–Los castillos son unos elementos iconográficos del paisaje maravillosos. Igual que las iglesias:soy un ateo, pero siempre digo que aunque solo fuese por las iglesias y las catedrales, habría que inventar la religión. A los castillos les pasa como al resto del patrimonio español:es tanto que no hay dinero para mantenerlo, y además muchas fortificaciones son privadas, como la de Mula. Yo pasaría todo el patrimonio al Estado.

–¿Cuidamos en la Región nuestro patrimonio histórico y natural en comparación con otras comunidades?

–Decididamente no, y ese es uno de mis motivos permanentes de cabreo con mis paisanos y conmigo mismo. Los pueblos de Murcia son de los más feos de España, no se tiene ningún cuidado con las raíces de la arquitectura popular ni con los espacios naturales, que nos los roban y nadie se queja. Nos construyen toda la costa y nadie protesta. Si algo me molesta de mi región es el poquísimo cuidado que tenemos con nuestro patrimonio monumental y natural.

–Desde la distancia, ¿le pareció originalísima la campaña turística del 'No-Typical', solo normalita o directamente incomprensible?

–Me pareció original y atrevida pero no ha dado ningún resultado. En este mundo de los viajes en el que yo me muevo no he oído hablar a nadie de la campaña, pasó sin pena ni gloria, pero reconozco que es un esfuerzo por hacer algo diferente. Mejor eso que el ‘Murcia, qué hermosa eres’, que era horroroso.

–El turismo rural no despega en la Región. Usted que es un experto, ¿a qué lo achaca?

–Se pensaba que el turismo rural era una panacea para todas las regiones y se invirtió mucho dinero, con el resultado de un parque excesivo de casas rurales, ysobran por todos lados. Ha cuajado en los territorios donde todavía se conserva el mundo rural:Galicia, Navarra, el Pirineo, la Cordillera Cantábrica... En Murcia y Andalucía el campo ya estaba muy abandonado y ha proliferado un tipo de alojamiento de alquiler barato para encerrarte a comer morcillas y pasar así todo el fin de semana. Las casas rurales que funcionan son en las que viven allí los propietarios y están pendientes de su cuidado las 24 horas. El turismo rural es un negocio que hay que mimar.

–¿Por qué viajamos a lugares lejanos y no prestamos atención a maravillas cotidianas que tenemos al lado de casa?

–Viajar es ahora sinónimo de estatus, es esnob;de hecho, el ocio es una de las industrias más pujantes. Hay gente que viaja porque está de moda. Ahora, gracias al turismo rural, es ‘cool’ ir a Soria o a Cuenca, cuando antes era de horteras. Si te lo puedes permitir y tienes tiempo, está bien salir una vez al año para ver otros mundos, pero la pena es no utilizar los fines de semana para descubrir tantísimos mundos interiores como tenemos en España y que son asequibles.

–Quizá ahora, con la crisis, haya que redescubrir España.

–Es una buena excusa, sí, porque la crisis nos lo pone a huevo y también por la belleza de los paisajes que tenemos.

–¿Qué no falta nunca en su mochila?

–Siempre un libro, una libreta y un bolígrafo. El libro es el mejor compañero de viaje.

–¿Viajamos con exceso de equipaje?

–Sí, y en eso aún soy un mal viajero, porque sigo llevando demasiadas cosas, sobre todo ropa. La maleta la hago en media hora y no meto muchos cacharros, pero siempre llevo ropa de más. Pienso:‘Me va a faltar, me va a faltar’.

–¿Qué se encontró por ahí que le dejó turulato?

–La belleza minimalista del desierto blanco de Groenlandia, ese plato blanco y continuo. Yla fauna de Galápagos:bucear allí fue como hacerlo en Parque Jurásico.

–¿Alguna recomendación para el laaaaaaargo puente festivo?

–El sur, las maravillosas playas de Cádiz, en el Atlántico: Conil, Tarifa, el acantilado de Barbate...

–¿Y usted, dónde piensa ir?

–Yo siempre aprovecho este puente para esquiar, pero este año apenas hay nieve, solo en Sierra Nevada, y se van a juntar allí 30.000 personas. Así que me voy a una zona de Portugal que linda con Extremadura, la Beira Alta y la Beira Baja, que es un sitio que conozco poco. Seguro que comeremos bien.


 (Publicado en 'La Verdad' el 3 de diciembre de 2011)
Comentarios (5)Add Comment
...
escrito por JUAN VIVES, diciembre 03, 2011
MUY BUENA ENTREVISTA Y GRACIAS POR DARNOS A CONOCER ESOS RINCONES QUE TENEMOS TAN CERCA. OTRO LUGAR CERCANO, AUNQUE NO TAN BELLO COMO LOS ANTERIORES, ES COTO CUADROS. ME PARECE RECORDAR QUE ESTE LUGAR YA LO CITASTEIS EN OTRO REPORTAJE COMO "PARAISO DE LOS CICLISTAS" , A LO QUE AÑADIRIA "DE LLOS SENDERISTAS". ESTE LUGAR COMO SE COMENTO ESTA MUY POCO CUIDADO, TIRAN BASURA, ES LUGAR DE "ENCUENTROS" AL AIRE LIBRE SIN NINGUN PUDOR, MOTOS Y COCHES DESTRUYEN LOS CAMINOS Y, ADEMÁS, ULTIMAMENTE HAY ALGUIEN QUE ESTA TIRANDO UN TIPO DE RESIDUOS METALIZADOS EN CAMINOS Y EMBALSES Y QUE ALGUNAS VECES QUEMAN. ¿COMO PUEDE UN LUGAR COMO ESTE NO TENER UNA VIGILANCIA?
...
escrito por Zhésar, diciembre 03, 2011
"Los pueblos de Murcia son de los más feos de España, no se tiene ningún cuidado con las raíces de la arquitectura popular ni con los espacios naturales, que nos los roban y nadie se queja."
Completamente de acuerdo, son muy pocos los pueblos de Murcia que aún conservan el encanto. Y con el medio natural, queremos imitar jardines urbanos en medio del monte para que los nenes no se manchen ni coman tierra. Ridículo.
...
escrito por Calblanque: Cartagena, diciembre 03, 2011
Cuanto menos nos relacionen con vosotros, los pueblos más feos de España, tanto mejor.
...
escrito por Progesismo interesado, diciembre 03, 2011
Manual del progre perfercto: ..."Nos construyen toda la costa y nadie protesta"...pero, sin embargo, "Yo siempre aprovecho este puente para esquiar"...así que, supongo, no protestará por el "daño" que las estaciones puedan ocasionar en el paisaje...

...
escrito por Javier, diciembre 05, 2011
De acuerdo con lo de los pueblos de Murcia, son horrorosos, no tienen ningún encanto salvo contadas excepciones, algún barrio pequeño de algún pueblo. Pero en general son horripilantes. Y como murciano me duele, pero es la realidad.

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy