Portada Noticias El Ministerio protege dos áreas de la costa por su importancia para aves
El Ministerio protege dos áreas de la costa por su importancia para aves
( 0 Votos )
21.10.11 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Anillamiento de aves en Isla Grosa, en la campaña de 2006. :: A. GIL / AGM

Medio Ambiente incluye los Islotes Litorales de Murcia y Almería y Tabarca-Cabo de Palos en el nuevo catálogo de zonas ZEPA

Proteger las aves en el cada vez más frágil ecosistema marino. Este es el objetivo de una orden del Ministerio de Medio Ambiente, aún en fase de borrador, para declarar 41 Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) Marinas de España, dos de ellas en la Región: Islotes Litorales de Murcia y Almería y Tabarca-Cabo de Palos. El decreto se publicó el martes y permanecerá en exposición pública hasta el 8 de noviembre, con el fin de que todos los organismos implicados puedan presentar alegaciones y, si fuera necesario, se ajusten los límites de los nuevos espacios protegidos. El Gobierno tiene la intención de aprobar la orden en esta misma legislatura.

La nueva red de reservas para las aves marinas abarca una superficie de 50.000 kilómetros cuadrados en todo el país, de los que 1.626,6 corresponden a la Región (aunque compartidos con Almería y Alicante). La zona más amplia es Tabarca-Cabo de Palos, una extensa franja de casi 1.500 kilómetros cuadrados, hasta una profundidad de 150 metros, donde el Ministerio de Medio Ambiente considera prioritario proteger la pardela balear, el paíño europeo, la gaviota picofina, la gaviota de Audouin, el charrán común y el charrancito común. Los principios de gestión de esta ZEPA atenderán principalmente a evaluar los efectos de las instalaciones de acuicultura, reducir la contaminación de las aguas y promover buenas prácticas agrícolas.

La segunda reserva, de menor tamaño (algo más de 130 kilómetros cuadrados y hasta una profundidad de 750 metros), comprende los islotes litorales de Águilas y el municipio almeriense de Pulpí (especialmente las islas del Fraile y San Juan de los Terreros) y los de un sector de la costa cartagenera entre la bahía de la ciudad portuaria y Cabo Tiñoso, donde se localiza la isla de las Palomas. Las especies prioritarias en este espacio son la pardela cenicienta y el paíño europeo. Los planes de gestión deberán tener en cuenta en este caso los vertidos de hidrocarburos y otras sustancias peligrosas desde los barcos mercantes y la reducción del impacto lumínico.

La declaración de esta red de reservas marinas obligará a realizar planes de gestión y a limitar determinadas actividades, aunque de la orden se desprende que apenas afectará a la pesca: «La gestión de la pesca marítima irá encaminada al mantenimiento de la actividad existente, compatible con la conservación en los espacios de las ZEPAS». Sí se imponen restricciones a la instalación de parques eólicos, extracción de hidrocarburos, vertidos y tráfico marino. También deberán ser reguladas las actividades turísticas, náuticas, deportivas y de ocio, que estarán clasificadas en los planes de gestión.

El borrador de la orden ministerial deja claro que el Gobierno central, a través de la Dirección General de Medio Natural y Política Forestal, es el responsable de promover «la puesta en marcha de la gestión de las ZEPAS, en coordinación con las administraciones públicas competentes».

La declaración de zonas ZEPA marinas es la segunda fase de un proyecto de largo recorrido, realizado en coordinación con la Unión Europea, y que se inició hace veinte años con la identificación de las áreas prioritarias para aves en tierra.

Orden del Ministerio de Medio Ambiente en este enlace.


 (Publicado en 'La Verdad' el 21 de octubre de 2011)
Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy