Portada Noticias ¡Cuídate mucho, Garbancillo!
¡Cuídate mucho, Garbancillo!
( 5 Votos )
12.10.11 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

FOTO: JOSÉ ANTONIO LÓPEZ ESPINOSA

Un estudio pone al descubierto los secretos de una de las plantas más escasas del mundo: sólo hay 300 ejemplares y crecen en Tallante (Cartagena)

Tiene nombre de protagonista de cuento infantil, vivió durante un siglo sin que nadie la molestara y fue redescubierta en el año 2004 por un excursionista aficionado a la botánica que paseaba en bicicleta. No me digan que no tiene gracia la historia del Garbancillo de Tallante (Astragalus nitidiflorus), una planta leguminosa en peligro de extinción cuya escasa población vive exclusivamente en esta diputación cartagenera, que fue documentada por el botánico Carlos Pau en 1910 y cuyos secretos han sido desvelados por un estudio científico que aporta claves para entender su frágil situación.

Según el censo de 2010, su escasa y fragmentada población se limita a 300 ejemplares (ojo, en 2008 había... ¡3.000!), repartida en varios núcleos alrededor de los cerros volcánicos, el principal de ellos en dirección al Cabezo Negro. También se sabe –gracias a un programa de investigación de la Consejería de Agricultura desarrollado por la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT)– que se trata de una planta tóxica: los conejos ni se acercan y el ganado la arranca pero no se la come. Eso la salva.

El estudio, que acaba de ser publicado en ‘Flora’, desvela también que el Garbancillo de Tallante vive entre tres y cuatro años y es muy prolífico porque es capaz de generar entre 5.000 y 10.000 flores al año (que se pueden traducir en unos 2.000 frutos, a entre 3 y 5 semillas por cada uno de ellos).

Sin embargo, esta potente floración no garantiza su supervivencia, puesto que hay años en los que se registran mortalidades del 100%, según explicó ayer a ‘La Verdad’ el profesor de la UPCT Juan José Martínez Sánchez, autor del estudio: «La fase de plántula es la más delicada, le cuesta establecerse en el terreno, y eso es lo que menos conocemos», señala.

El futuro del Garbancillo de Tallante no está asegurado –un par de años de sequía extrema o un incendio pueden ser fatales–, pero Juan José Martínez es optimista porque las poblaciones se recuperan con cierta facilidad, y además prosperaron los ejemplares plantados en una finca experimental de la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE) en la Sierra de la Muela. Por si acaso, tanto la UPCT como la Consejería de Agricultura conservan semillas en bancos genéticos.


 (Publicado en 'La Verdad' el 12 de octubre de 2011)
Comentarios (1)Add Comment
...
escrito por Carlos Frigola León, octubre 12, 2011
Buena foto de un buen botánico murciano.
Recomiendo su fecebbok https://www.facebook.com/florademurcia
y su web http://www.florademurcia.es

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy