Portada Noticias 450 linces en 2016
450 linces en 2016
( 0 Votos )
10.09.11 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Griñán y Aguilar, durante la presentación del proyecto. :: R. ALCAIDE / EFE

El proyecto Life aspira a aumentar la especie en un 66% en cinco años

Sí, 450 linces dentro de cinco años, ¿por qué no? Este es el objetivo del proyecto Life Iberlince, que acaba de echar a andar con el objetivo de sacar al emblemático felino ibérico del peligro crítico de extinción. Este ambicioso programa, que se desarrollará hasta 2016 coordinado por la Junta de Andalucía con un presupuesto de 34 millones de euros (la Unión Europea aporta el 60%), pretende restituir las poblaciones de ‘Lynx pardina’ a su estado de hace cuatro décadas en las provincias andaluzas, Castilla-La Mancha, Extremadura y el sur de Portugal. También en la Región de Murcia, aunque los linces tardarán más tiempo en regresar a la Comunidad Autónoma porque antes habrá que realizar un laborioso proceso de selección de territorios y concienciación social: de nada servirá la inversión económica ni el esfuerzo de técnicos y científicos si colectivos como cazadores, propietarios de fincas o vecinos rechazan al nuevo ‘inquilino’.

La ministra de Medio Ambiente, Rural y Marino, Rosa Aguilar, y el presidente andaluz, José Antonio Griñán presentaron ayer el proyecto Life Iberlince en Montoro (Córdoba) con el convencimiento de que es posible salvar al lince ibérico; de hecho, actualmente hay algo más de 270 ejemplares entre Sierra Morena y Doñana, cuando hace diez años apenas quedaban 100 y peligraba su supervivencia. La estrategia para llegar hasta los 450 linces en los próximos 60 meses pasan por la liberación individual de ejemplares, procedentes del programa de cría en cautividad, para reforzar las poblaciones actuales y mejorar su diversidad genética; e identificar espacios naturales con la calidad ecológica suficiente para que puedan mantenerse en ellos nuevas poblaciones. Lo ideal, según explicaron ayer Aguilar y Griñán, es crear cuatro nuevas poblaciones en el sur de la península que puedan quedar conectadas mediante corredores ecológicos. Está previsto que las primeras reintroducciones se realicen entre 2013 y 2014. Otro eje del programa es mejorar la eficacia de la cría en cautividad, imprescindible para abastecer de ejemplares los nuevos territorios linceros: serán necesarios más cachorros y con un mayor porcentaje de supervivencia.

Beneficios

La recuperación de especies en peligro como el lince ibérico «no es una elección sentimental, sino un asunto estratégico que requiere del compromiso de toda la población con el futuro sostenible», señaló el presidente andaluz. La ministra fue más allá y planteó la rentabilidad de cuidar la biodiversidad: el programa Iberlince reportará beneficios socioeconómicos para las zonas donde vive esta especie, ya que el Life anterior generó 50 empleos directos, un centenar de indirectos y contrataciones con 500 pequeñas y medianas empresas por valor de más de 6,8 millones de euros, aseguró Rosa Aguilar.

El papel de Murcia dentro del proyecto se limita, en esta fase, a identificar las zonas que puedan albergar poblaciones de lince en el futuro, según han explicado fuentes del programa Life Iberlince. En principio, los espacios naturales idóneos serían las sierras de Almenara (Lorca y Águilas) y Altaona y Escalona (Murcia) por la abundancia de conejo, la presa que supone el 95% de la dieta del felino, aunque la comarca del Altiplano también cuenta con zonas favorables. Las últimas citas fiables de linces en el territorio regional se documentaron en Yecla y las sierras de Moratalla, aunque las poblaciones de conejo en el Noroeste casi han desaparecido en las últimas décadas.

La directora general de Medio Ambiente, Teresa Navarro, declaró a ‘La Verdad’ en julio (cuando la UE autorizó la financiación del proyecto) que la reintroducción del lince en la Región es «una gran oportunidad» para mejorar la conservación de la biodiversidad en la Comunidad Autónoma.

Morir en una jaula

Los linces lo tendrán mucho más difícil si persisten ciertas prácticas para el control de predadores, como las jaulas-trampa destinadas a atrapar zorros, comadrejas y otros carnívoros, según denunció ayer Ecologistas en Acción, que culpa a estos artilugios de que la recuperación del felino no esté teniendo éxito fuera de Andalucía. Ecologistas en Acción recuerda lo sucedido con ‘Grazalema’, la hembra hallada muerta en una jaula-trampa destinada a zorros en un coto de Sierra Morena Oriental (Ciudad Real). Una muerte que ha puesto de manifiesto el problema «más grave» al que debe hacer frente la recuperación del lince ibérico, según señala el grupo conservacionista en una nota.


 (Publicado en 'La Verdad' el 10 de septiembre de 2011)
Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy