Portada Noticias Demasiado asfalto para los cernícalos
Demasiado asfalto para los cernícalos
( 1 Voto )
22.09.11 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Uno de los tramos de la carretera que discurre por una zona ZEPA. :: ECOLOGISTAS EN ACCIÓN

La ampliación de la carretera Cieza-Mula se retrasa porque el proyecto original perjudicaba a varios espacios protegidos

Borrón y cuenta nueva. La Dirección General de Carreteras está redactando de nuevo el proyecto de ampliación de la vía RM-532, que une Cieza y Mula, porque el proyecto original era muy agresivo con espacios naturales catalogados con diferentes figuras de protección y distorsionaba paisajes especialmente valiosos en la Sierra del Oro y los llanos del Cagitán.

El plan de obras original suponía la ampliación de la calzada hasta el doble de su anchura actual en algunos puntos y la construcción de un tercer carril en la umbría de la Sierra del Oro (que finalmente no se hará), lo que obligaba a destruir arboledas y otros elementos característicos del paisaje en enclaves pertenecientes a la Red Natura 2000, la Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) de la Sierra del Molino, Embalse del Quípar y Llanos del Cagitán y el Lugar de Interés Comunitario (LIC) de las Sierras y Vega Alta del Segura.

La Declaración de Impacto Ambiental (DIA) dictada en abril por la Dirección General de Planificación y Evaluación Ambiental (ya desaparecida) es tan rotunda que Carreteras se ha visto obligada a elaborar un proyecto completamente nuevo, que actualmente está en fase de redacción. Este contratiempo supondrá un retraso en la ejecución del proyecto, que financia el Banco Europeo de Inversiones, según admite un portavoz de la Comunidad Autónoma. «El proyecto es otro con la DIA», han explicado a ‘La Verdad’ José Antonio Herrera y Héctor Quijada, de Ecologistas en Acción, grupo conservacionista que presentó alegaciones al proyecto. Critican que se deje al criterio de Carreteras la eliminación de determinadas hileras de pinos, como en la Cuesta de la Herrada, pero confían en que el plan de obras definitivo se ajuste a los requerimientos medioambientales y se salve «uno de los paisajes más bonitos de la Región».

Una olmeda que no se toca

La DIA establece un elevado número de obligaciones para que las obras respeten al máximo el territorio y la flora y fauna protegidas. Las más llamativas son las siguientes: las ampliaciones de calzada tendrán que ocupar los márgenes donde haya cultivos; no podrán realizarse obras en algunos puntos durante determinados meses para no interrumpir los periodos de cría de especies como el alcaraván, el sisón, el cernícalo primilla y otras rapaces; la olmeda situada en el cruce con la carretera del embalse de Alfonso XII se respeta «íntegramente», y además habrá que cercar los troncos para que los movimientos de tierra no dañen los árboles; por cada pino carrasco eliminado habrá que plantar cinco.

La DIA establece un plan especial para evitar los atropellos de mamíferos, muy abundantes a lo largo de los 22,93 kilómetros del trazado: el documento impone la colocación de cámaras de fototrampeo, bandas de reducción de velocidad y barreras cinegéticas para que los animales de mayor tamaño crucen la calzada utilizando los pasos de fauna.

Declaración de Impacto Ambiental de la carretera RM-532 en este enlace

 (Publicado en 'La Verdad' el 22 de septiembre de 2011)
Comentarios (1)Add Comment
...
escrito por José Antonio López, septiembre 22, 2011
Pero un pino adulto nada tiene que ver con cinco plantones, de los que se mueren tres y dos se quedan esmirriaos.

No he circulado mucho por esa carretera, pero junto a ella aún quedan rincones como estos: http://www.panoramio.com/photo/44704169
Esperemos que no pasen por encima

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy