Portada Noticias El radar de la Guardia Civil refuerza el control de la reserva de Cabo de Palos-Islas Hormigas
El radar de la Guardia Civil refuerza el control de la reserva de Cabo de Palos-Islas Hormigas
( 1 Voto )
27.07.11 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Un buceador junto a un banco de barracudas en aguas de la reserva marina de Cabo de Palos-Islas Hormigas. FOTO: JAVIER GARCÍA GALLEGO

El Servicio de Pesca contará con la ayuda del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE) contra los furtivos

La Guardia Civil va a echar una mano a la Comunidad Autónoma para acabar con los buceadores furtivos que burlan la vigilancia, generalmente de noche, para esquilmar la reserva marina de Cabo de Palos-Islas Hormigas. El Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE) de la Benemérita, que ha probado una gran eficacia en la detección de pateras y narcotraficantes, prestará desde ahora especial atención a los 19 kilómetros cuadrados que se extienden entre el faro de Cabo de Palos y las Islas Hormigas, unas aguas que custodian una rica diversidad biológica y que además son zona habitual de paso para grandes cetáceos.

«En cuanto detecten una barca en la reserva nos van a dar parte», explicó ayer el director general de Ganadería y Pesca de la Consejería de Agricultura y Agua, Adolfo Falagán, quien ha alcanzado un acuerdo con el Servicio Marítimo de la Guardia Civil para incluir el área marina protegida en los ‘barridos’ del SIVE.

Los tres radares fijos y las potentes cámaras con visión nocturna de la Guardia Civil servirán para ‘blindar’ un coto vedado a la pesca que recibe visitas periódicas de furtivos provistos de botellas de oxígeno, en busca sobre todo de los grandes meros y cigarrones o santiaguiños (un tipo de langosta) que se cobijan en sus fondos.

Adolfo Falagán confirmó también que el Servicio de Pesca de la Comunidad Autónoma asumirá directamente el servicio de vigilancia de la reserva a partir del lunes, cuando finaliza el contrato con la empresa Tragsa, que desarrollaba hasta ahora esta tarea.

A partir del 1 de agosto, la Comunidad Autónoma sólo contará con una de las dos tripulaciones que hasta ahora contrataba a Tragsa (formada por dos personas cada una), y completará el servicio con seis funcionarios regionales:cuatro agentes medioambientales (dos de ellos con el título de patrón), más un patrón y un inspector del Servicio de Pesca. «Desde primeros de año estábamos pensando en mejorar servicios con nuestros propios medios», explica Adolfo Falagán, quien justifica esta medida en el ahorro –la mitad de los 125.000 euros anuales que se pagaba a Tragsa– y en el salto cualitativo que supone la «presunción de veracidad del funcionario»; hasta el momento, cada vez que los vigilantes de la reserva levantaban un acta tenían que llamar a un funcionario, recuerda el director general.

Adolfo Falagán afirma que la reserva estará ahora «más segura que nunca» gracias al «aumento de personal», una estrategia de ‘salidas sorpresa’ y la importante colaboración del SIVE.

¿Roban las redes o los plomos?

Los robos de redes antimedusas en el Mar Menor se han convertido este verano en un problema grave para el Servicio de Pesca, un quebradero de cabeza con el que no contaban y que ha facilitado la llegada masiva de los celentéreos hasta las playas. «También nosotros nos preguntamos quién roba las redes y para qué las quiere», señaló ayer Adolfo Falagán, «porque para pescar no sirven, habría que retocarlas y no merece la pena». Según el director general de Ganadería y Pesca, los técnicos de la consejería barajan dos hipótesis: que se trate de un simple acto de vandalismo o bien que los ladrones estén buscando en realidad los plomos de grandes dimensiones que fijan las redes al fondo, bien para venderlos al peso o para anclar artes de pesca furtivas. «Estamos muy preocupados», admite Adolfo Falagán, «porque esto no nos había pasado nunca. Las redes son carísimas y estamos haciendo un gran esfuerzo económico en un momento muy malo. Si les cogemos abriremos el expediente sancionador más severo que permita la ley, eso seguro», añadió. El director general de Agricultura y Pesca se ha reunido con representantes de los ayuntamientos ribereños para pedirles que extremen la vigilancia en sus tramos costeros respectivos.


 (Publicado en 'La Verdad' el 27 de julio de 2011)
Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy