Portada Noticias Bruselas dice ‘sí’ al lince en la Región
Bruselas dice ‘sí’ al lince en la Región
( 1 Voto )
20.07.11 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Cachorros en el Centro de Cría de Lince Ibérico de El Acebuche, en el Parque Nacional de Doñana. :: ANTONIO RIVAS / AFP

La Comisión Europea aprueba el Proyecto Life 2011-2016 para la conservación del ‘Lynx pardinus’. El programa tiene el objetivo de recuperar las poblaciones históricas del felino en Murcia, Extremadura, Castilla-La Mancha y Portugal

El futuro del lince ibérico pinta desde ayer un poco mejor, una vez que la Comisión Europea aprobó el ambicioso programa de conservación para uno de los felinos más amenazados del mundo que incluye recuperar sus poblaciones históricas en la Región de Murcia. El proyecto Life para el ‘Lynx pardinus’ tiene una duración de cinco años –desde el 1 de septiembre hasta el 31 de agosto de 2016– y una dotación económica de 34 millones de euros (en un principio se barajó la cifra de 50), de los cuales 21 son aportados directamente por los fondos europeos y el resto por las comunidades beneficiarias.

La Junta de Andalucía lidera el proyecto, al que se han sumado, además de la Región de Murcia, Extremadura, Castilla-La Mancha y Portugal, con el objetivo de restablecer en estos territorios las poblaciones perdidas de lince ibérico. La Comunidad Autónoma se incorporó el año pasado a este programa europeo, que se configura como uno de los retos medioambientales de la Región para los próximos años, ya que la gestión de una especie tan emblemática como el lince condiciona las estrategias en materia de conservación de espacios naturales y biodiversidad, especialmente si se trabaja bajo la fiscalización de la Unión Europea.

El consejero de Presidencia, Manuel Campos, que acaba de asumir las competencias de Medio Ambiente, será el máximo responsable de llevar a buen puerto en la Región el Life 2011-2016 del lince ibérico. Campos, en un encuentro reciente con ‘La Verdad’, aseguró que impulsaría «todos los proyectos relacionados con la protección de flora y fauna. Todo eso lo vamos a potenciar y será prioritario», añadió el consejero.

La directora general de Medio Ambiente, Teresa Navarro Caballero, nueva responsable de esta materia, está dedicando estos días a ponerse al tanto de los asuntos pendientes o en marcha, así que el del lince acaba de caer sobre su mesa de trabajo reclamando su atención inmediata.

La extinta Dirección General de Patrimonio Natural y Biodiversidad mantuvo negociaciones en su día con Caja Mediterráneo (CAM) para que asumiera parte de los gastos que correspondiesen a la Comunidad Autónoma, así como con varias empresas dedicadas a la gestión de residuos con implantación en la Región. La Comunidad buscaba en estos acuerdos un modelo de patrocinio habitual en modelos de responsabilidad social corporativa, al implicar a una entidad financiera cuya obra social está dedicada en gran medida al medio ambiente, y también a industrias relacionadas con el tratamiento de desechos contaminantes.

Evitar el rechazo social

La inclusión de la Región en el proyecto Life no quiere decir necesariamente que el proceso culmine con la liberación de ejemplares en los espacios naturales murcianos antes de 2016. Ahora comienza un camino largo y muy laborioso que en su primera etapa consistirá en el análisis de las áreas susceptibles de albergar poblaciones de lince ibérico, trabajo que llevarán a cabo técnicos del Proyecto Lince y de la Dirección General de Medio Ambiente. Después vendrá una fase de acondicionamiento de estas potenciales zonas linceras, con la eliminación de barreras artificiales si fuera necesario y mejora del hábitat. Finalmente se llevará a cabo una intensa labor de concienciación social e información pública para evitar el rechazo al nuevo ‘inquilino’.

15 conejos por hectárea

Los criterios técnicos para que prosperen los linces son claros: un mínimo de 10.000 hectáreas de libre campeo y unos cuatro conejos por hectárea. Según biólogos y expertos en gestión de fauna consultados por ‘La Verdad’, la Región cuenta con dos zonas óptimas que cumplen con estos requisitos: la Sierra de Almenara (Lorca y Águilas) y las sierras de Altaona y Escalona, a caballo entre Murcia y Alicante, donde se registran densidades de hasta 15 conejos por hectárea. Estas zonas soportan sin embargo cierta presión urbanística, más elevada en Altaona y Escalona, en cuyo entorno hay en proyecto actualmente varias urbanizaciones y campos de golf, con la dificultad añadida de que sería necesaria una gestión conjunta con la Comunidad Valenciana.

La aprobación del proyecto Life para el lince viene en uno de los mejores momentos de los últimos tiempos para esta especie, ya que los diferentes programas de conservación han conseguido doblar sus poblaciones en los últimos diez años. Según los últimos estudios, en estos momentos sobreviven unos 250 ejemplares, 173 en Sierra Morena y 74/75 en Doñana; en 2001 sólo quedaban poco más de 100 entre los dos núcleos de población.

El futuro de este escaso y valioso carnívoro vertebrado pasa ahora por su reintroducción en espacios en los que desapareció recientemente, con el objetivo de conectar una serie de poblaciones en el sur de la península mediante corredores naturales. Este reto es ahora posible porque los programas de cría en cautividad comienzan a dar su fruto y cada año hay ejemplares disponibles para su liberación.

¿Es una utopía que el lince pueda volver a verse en la Región? No, según los expertos. De hecho, el felino se mantuvo en el Altiplano y el Noroeste de la Región hasta finales de los años 80 y primeros 90, según los datos recopilados en su día por el naturalista Miguel Ángel Sánchez, quien también recogió numerosas citas en otros espacios naturales de la Región –aunque quizá menos fiables–, como la Sierra de la Pila, El Garruchal y la Sierra de Almenara. Otra señal positiva que anima a intentar las reintroducciones en zonas próximas a Andalucía es la detección de ejemplares en sierras de Castilla-La Mancha procedentes de Sierra Morena. Estos linces errantes que buscan nuevos territorios para establecerse rondan ya el sur de Albacete, en áreas muy próximas a la comarca del Noroeste murciano.

El director del proyecto Life, Miguel Ángel Simón Mata, declaró recientemente a este periódico que «el lince no es un lujo para Murcia, sino un buen negocio». Este científico, responsable también de la reintroducción del quebrantahuesos en la Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas, no tiene ninguna duda de que el lince volverá a cazar conejos en la Región: «El lince es un patrimonio natural con tanta importancia que todo el mundo está de acuerdo en la necesidad de protegerlo», aseguró.

Lista completa de los proyectos españoles financiados con los fondos europeos Lifes en este enlace.


 (Publicado en 'La Verdad' el 20 de julio de 2011)
Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy