Portada Noticias Sus señorías se olvidan de Marina de Cope
Sus señorías se olvidan de Marina de Cope
( 1 Voto )
13.06.11 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Conjunto de dunas fósiles junto a la Torre de Cope. Al fondo, la cuerda montañosa de Lomo de Bas. :: PACO ALONSO / AGM

Se cumplen diez años desde que el PSOE recurriera al Tribunal Constitucional la recalificación urbanística del parque regional. «El recurso 4.288-2001 ni está deliberado ni está previsto que vaya a pleno próximamente», advierte un portavoz de los magistrados

No parece tener prisa el Tribunal Constitucional en decidir si fue legal o no la desprotección de gran parte del Parque Regional de Cabo Cope-Puntas de Calnegre para la construcción del mayor completo turístico del Mediterráneo en la costa virgen de Águilas y Lorca. «Ese asunto aún no está deliberado y no está previsto que vaya a pleno próximamente», advirtió lacónicamente hace unos días a ‘La Verdad’ un portavoz del alto tribunal diez años después –la fecha ‘redonda’ se cumple el día 24 de este mes– de que más de 50 diputados del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso interpusieran un recurso de inconstitucionalidad a la Ley del Suelo del Gobierno murciano. Es decir, que la resolución del asunto 4.288-2001 ni está ni se le espera.

La historia es bien conocida, un clásico en los debates sobre legislación ambiental de la última década: a la ley se agregó a última hora la ya célebre disposición adicional octava, en apariencia una adenda técnica pero que en realidad ajustaba los límites de los parques regionales a los de los espacios LIC de la Red Natura. Resultado: la desprotección de miles de hectáreas en los espacios naturales de la Región –14.000 según los grupos ecologistas, la mitad según la Comunidad Autónoma–, 1.600 de ellas en la Marina de Cope.

El recurso fue promovido por Cristina Narbona a instancias de la asociación Prolitoral, integrada por Ecologistas en Acción, la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE), vecinos de la diputación lorquina de Garrobillo y un grupo de profesionales que se sumó a título individual.

¿Está justificado un retraso tan importante, nada menos que una década, para fallar sobre un asunto que en principio no ofrece una gran complejidad técnica? «No hay nada raro, seguro: el Estatuto de Cataluña ha tenido muy ocupado al Tribunal, que inmediatamente después renovó su presidencia y enseguida tuvo que decidir el asunto de Bildu», explica el catedrático de Derecho Administrativo Luciano Parejo Alfonso, quien preparó el recurso por encargo de la socialista Cristina Narbona, tres años más tarde ministra de Medio Ambiente en el primer Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Entre los firmantes, los entonces diputados ‘rasos’ Alfredo Pérez Rubalcaba, José Blanco, María Teresa Fernández de la Vega y el propio ZP.

«Tendrían que estimarlo»

«Por lo que sé, el recurso está en la lista de asuntos pendientes, y no precisamente el primero, así que dentro de este año no parece previsible que se falle», añade el profesor de la Universidad Carlos III de Madrid, quien sin embargo se muestra optimista:«Yo creo que lo tendrían que estimar, y estoy convencido desde el principio», defiende por teléfono desde su despacho universitario. «La Ley del Suelo fue una cosa hecha a la brava y yo me tomé mucho interés porque España necesita un poco de conciencia medioambiental precisamente porque somos un país turístico. Nuestros ecosistemas son capitales –añade–;lo contrario es pan para hoy y hambre para mañana».

La inseguridad jurídica –el Gobierno regional advirtió de que seguirá adelante con el proyecto, declarado Actuación de Interés Regional, sea cual sea el fallo del Tribunal Constitucional– es un aspecto que Luciano Parejo tiene muy en cuenta:«Hemos tenido la suerte del parón inmobiliario, pero yo creo que llegaremos a tiempo. Quiero confiar en que este asunto acabará bien», termina el catedrático.

El pinchazo de la burbuja inmobiliaria ha detenido la materialización de un proyecto que requiere la inversión de 4.000 millones de euros para levantar, en 21 millones de metros cuadrados de la llanura litoral que se abre entre el Lomo de Bas y Cabo de Cope, 9.000 viviendas de alto ‘standing’, veinte hoteles, seis campos de golf, una marina interior de 1.400 amarres y diferentes infraestructuras, como auditorios y centros deportivos de alto rendimiento.

Este es el ‘rediseño’ más reciente del ambicioso proyecto, ya que sus promotores –Iberdrola, las inmobiliarias de Bancaja y Cajamurcia y las promotoras Arocasa y Valle del Duero– ajustaron ligeramente a la baja los índices de edificabilidad hace un par de años.

Entre tanto, y mientras el Ejecutivo autónomo y los impulsores del gran complejo turístico esperan que se reactive el mercado de la vivienda, la maquinaria administrativa no se detiene, vigilando siempre de reojo un posible fallo del Tribunal Constitucional que añadiría incertidumbre a un proyecto que el Partido Popular considera estratégico para la economía regional y PSOE, IU y colectivos ecologistas un formidable ‘pelotazo’ que ya cuenta con el apoyo necesario de la autopista de peaje Cartagena-Vera –abierta al tráfico en 2007, aunque con una circulación de vehículos que es sólo el 25% de la prevista inicialmente– y el aeropuerto de Corvera, cuyas obras se están ultimando.

El Gobierno regional se confía ahora al capital árabe para insuflar oxígeno a Marina de Cope;de hecho, el complejo turístico está anotado en rojo en la agenda del foro de inversores de Oriente Medio (Arab Forum) que se celebrará a final de mes en el Hotel Intercontinental de Torre Pacheco.


 (Publicado en 'La Verdad' el 13 de junio de 2011)
Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy