Portada Noticias Estofado de arrui al chocolate
Estofado de arrui al chocolate
( 1 Voto )
29.01.11 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Ismael Silvestre, cocinero del Hotel Monasterio de Santa Eulalia (Totana), muestra dos bandejas de longaniza y chorizo elaborados con carne de arruis cazados en Sierra Espuña. :: M. A. R.

Los cocineros del entorno de Sierra Espuña preparan un sorprendente menú basado en el muflón del Atlas

Lo que le faltaba al arrui: convertirse en protagonista de un menú de alta cocina. Apunten: canelón de arrui con mantequilla de trufa, estofado de arrui al chocolate, paté de arrui, albóndigas de arrui en salsa de la casa con piñones del pinar de los milanos de Sierra Espuña, lomo de arrui estofado con frutas de otoño, croqueta de arrui, arrui en salsa de castaña, pimientos rellenos de arrui y setas... ¿Vale ya? Venga, vale.

¡Menudo mérito convertir en platos deliciosos los lomos de un bicho duro y musculado que se pasa el día ejercitándose entre riscos!

Estos platos, ¡y unos cuantos más!, fueron degustados ayer en el Hotel Monasterio de Santa Eulalia (Totana) por los participantes en la I Jornada de Caza, Turismo y Gastronomía, convocados por la Mancomunidad Turística de Sierra Espuña y la Consejería de Agricultura para avanzar en el proyecto de convertir la actividad cinegética en una fuente de recursos económicos. Inauguraron el encuentro profesional los directores generales de Turismo y Patrimonio Natural, Marina García y Pablo Fernández, respectivamente, que estuvieron acompañados por los alcaldes de la comarca.

Técnicos de turismo, celadores de caza, hosteleros y miembros de las administraciones locales conocieron de primera mano las cifras de la caza en España, un pastel económico del que la Región puede sacar tajada por su gran potencialidad cinegética, «que no está siendo totalmente aprovechada», señaló en su ponencia Justo García, jefe de Servicio de Biodiversidad, Caza y Pesca Fluvial.

Un millón de cazadores empuñan la escopeta en España (unos 20.000 en la Región, 17.000 de ellos con licencia), cuya actividad mueve cada año 2.000 millones de euros (en la Región, unos 40). Muchos cazadores y mucho dinero, mientras que en la Región, que cuenta con la mayor parte de los trofeos de caza menor y mayor disponibles en el catálogo nacional, la actividad cinegética está lejos aún de ser una industria al estilo de Andalucía, Castilla-La Mancha o Extremadura.

Monterías, golf y cultura

Justo García animó a los profesionales a ofertar paquetes turísticos en los que se combinen, por ejemplo, jornadas de caza, golf y actividades recreativas (paseos a caballo, navegación, balnearios, senderismo o rutas culturales).

«La caza deja poca riqueza, hay que intentar que el cazador se quede más de un día, que no se vuelva a su casa después de cazar, porque ahora mismo la caza termina cuando se ha pegado el tiro», resumió gráficamente el presidente de la Federación de Caza de la Región, José Antonio Moreno.

Un experto de la Universidad de Extremadura, Juan Ignacio Rengifo Gallego, y representantes de la reserva de caza de Gredos (Ávila), explicaron detalles de la gestión cinegética en sus respectivas comunidades, y el investigador Alejo Pastor, autor de un exhaustivo estudio sobre la presencia del arrui en la Región, explicó detalladamente su impacto económico (ver ficha).

En esta idea de convertir la Región en destino codiciado para el turismo cinegético, plasmada en la Estrategia de Caza, el arrui es un elemento muy importante, tanto que quien quiera colgar en su casa un trofeo de este controvertido ungulado va a tener que desplazarse por narices a Sierra Espuña, ya que Andalucía ha comenzado a erradicarlos en sus espacios naturales y en Alicante sólo están disponibles en cotos cercados. Pero en libertad, sólo en la Región, donde cada año se reciben unas 5.000 solicitudes de todo el mundo.

La Comunidad Autónoma está por dejar tranquilo al arrui, el espectacular muflón del Atlas introducido en Sierra Espuña en 1970 y que acaba de ser incluido por el Ministerio de Medio Ambiente en la lista de especies invasoras que deben ser eliminadas, aunque concede a Murcia la potestad de ‘indultarlo’ en virtud de su aprovechamiento cinegético.

Duro de pelar, al arrui no lo quieren las organizaciones ecologistas, partidarias de sustituirlo en Sierra Espuña por la autóctona cabra montesa, ni tampoco algunos propietarios de terrenos del entorno del parque, que se quejan periódicamente de daños en sus cultivos: una docena de ellos se dejó ver ayer con tres pancartas en el inicio de la jornada técnica, liderados por el presidente de la cooperativa Coato, José Luis Hernández Costa.


(Publicado en 'La Verdad' el 29 de enero de 2011)
Comentarios (1)Add Comment
...
escrito por Zhésar, febrero 01, 2011
Los números hablan por sí solos. La caza es rentable, y mantener al arrui en exclusica lo hará aún más... pero, cuál será el precio a pagar en el futuro. Soy firme defensor de la fauna autóctona y como tal soy partidario de erradicarlo y reintrodur la Cabra Hispánica. Y por qué no?, al ciervo también (como ya sucede en Cehegín).

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy