Portada Noticias La sombra del lince
La sombra del lince
( 2 Votos )
28.11.10 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Huellas de lince en Doñana.

Decenas de personas aseguran haber visto al felino durante los últimos años en los espacios naturales de Murcia. Un trabajo de campo del naturalista Miguel Ángel Sánchez sugiere la presencia esporádica de lince en la Región hasta hace sólo diez años

Es difícil situar el momento exacto en que el lince desapareció en la Región, aunque está demostrado que, de una forma más o menos esporádica, el felino más amenazado del mundo campeó por los espacios naturales murcianos hasta los años 80 del pasado siglo. Sin embargo, hay quien asegura haberlo visto en fechas mucho más recientes: estos testimonios, algunos de ellos sorprendentes, están recogidos en un trabajo de campo del naturalista Miguel Ángel Sánchez, fallecido en el año 2001, quien hace justo una década reunió en un informe las citas de lince más fiables desde 1960.

Ahora que la Comunidad Autónoma ha emprendido el ambicioso proyecto de reintroducir la especie en la Región, en el marco del programa europeo Life que lidera Andalucía, la reconstrucción de los últimos pasos del lince ibérico en territorio murciano permite dibujar un panorama no muy lejano en el que aún era posible observar al ‘gato grande’, como se refieren a él todavía los ancianos de La Garapacha, en las faldas de la Sierra de la Pila.

El informe del consultor medioambiental Miguel Ángel Sánchez, que contó con la colaboración del biólogo Néstor Yelo, manifestaba la «certeza de la presencia de lince en la Región de Murcia» por «la concentración geográfica de la mayor parte de las observaciones en la zona norte de la Región y la reiteración de algunos lugares, lo cual descarta que se trate de citas casuales o errores en la identificación».

Este trabajo de campo, que se puso a disposición de la Consejería de Medio Ambiente por si la Administración consideraba necesario realizar un estudio sobre la posible presencia del felino en la Región, establecía cuatro zonas donde «la especie existe o ha existido hasta épocas muy recientes»: Cuerda de la Gitana-Revolcadores, en el límite del término municipal de Moratalla con Nerpio (Albacete); zonas limítrofes con el término de Hellín, especialmente la Sierra del Búho (cerca del pantano del Cenajo) y la Sierra de la Cabeza del Asno (Calasparra y Cieza); Sierra de la Pila (Fortuna, Abarán y Blanca); y áreas forestales del Altiplano (Sierras de Salinas, el Carche y Tobarrillas, en Yecla y Jumilla).

¿Es tan reciente como parece la presencia del lince en los espacios naturales murcianos? Biólogos, naturalistas, testigos y agentes forestales que conocen bien las zonas ‘linceras’ de la Región cuentan el resultado de sus investigaciones.


«Era un lince, sin duda»
Lorenzo Hernández, testigo

La cita más llamativa del informe es sin duda la que está documentada en las cercanías de Campo López (Lorca), tanto por su cercanía en el tiempo –año 2000–, como por el lugar en que se produjo –Sierra de Almenara– e incluso la seguridad que aún expresa el testigo, que recuerda el lance perfectamente. Lorenzo Hernández Pallarés, psicólogo aguileño y naturalista aficionado, circulaba con su mujer y sus hijas en su Renault 4 camino de su casa en Morata cuando la repentina aparición de un animal de tamaño considerable le hizo frenar en seco: «Fue entre la Casa Cano y Campo López, y lo vi claramente porque no era de noche. Se quedó paralizado, como si me hubieran colocado delante del coche un animal disecado», rememora. «Invadió la calzada por la izquierda, se quedó a unos 50 centímetros del coche y le vi perfectamente todo el lomo moteado, la parte de atrás, el pompón de la cola...

Mi mujer, que estaba en el asiento de al lado, le vio la cabeza con claridad, las orejas puntiagudas con los pelos largos...». Lorenzo Hernández se bajó del vehículo, momento en que el supuesto lince «pegó un brinco y se perdió ladera abajo, entre unas albaidas». Diez años después, lo sigue teniendo claro: «Era un lince, no me cabe la menor duda. No fue una visión fugaz, ni estaba a 200 metros: todo pasó durante 10 o 12 segundos, así que puedo decir con seguridad que no era un gato montés. Fue impresionante y difícil, pero tuve esa suerte», termina Lorenzo Hernández, una persona conocida en los círculos naturalistas de Águilas, Lorca y Mazarrón, y cuyo testimonio es más que fiable. No es ésta la única ‘huella’ del lince en La Almenara. Los cazadores y agricultores más veteranos de la pedanía lorquina de Campo López hablan con naturalidad del «gato cerval», que «antes se veía mucho».

Incluso se cuenta que en Morata mataron en 1999 dos ejemplares que habían entrado en un gallinero, y que enterraron para evitar sanciones. Y más recientemente, el presidente de la Fundación Global Nature, Juan Luis Castanedo, ha recogido la comunicación del propietario de la finca Los Rebollos, también en Morata, que asegura haber visto un lince rondando su corral hace sólo tres años.

«No creo que quede ninguno»

Néstor Yelo, biólogo

El biólogo Néstor Yelo, con una gran experiencia en el estudio de fauna, investigó la excepcional cita de lince aportada por Lorenzo Hernández Pallarés, pero no encontró evidencia alguna de la presencia del felino en La Almenara. «La cita es muy fiable, creo sinceramente que vio un lince... pero si no hay una evidencia concreta, una huella, un cráneo, un excremento o un animal atropellado, entonces no podemos asegurarlo», recuerda. Néstor Yelo estuvo rastreando la hipotética presencia de lince entre Lorca y Águilas durante dos semanas, pero no encontró evidencia alguna.

«Soy muy escéptico acerca de que quede algún ejemplar aislado, porque no se conocen casos de atropello, ni los han cazado». Le hubiera gustado realizar una investigación más rigurosa, «pero entonces no era fácil montar un operativo de fototrampeo, ni tampoco realizar un análisis genético de los excrementos».


«Le llaman el 'gato grande'»

Luis Galera, forestal de la Sierra de la Pila

Para el agente medioambiental Luis Galera, que presta servicio en la Sierra de la Pila, el lince es una presencia familiar; y no porque lo haya visto con sus propios ojos, sino por los testimonios de ancianos de La Garapacha y Fuente Blanca que, como su suegro, se refieren a él como el ‘gato grande’. «El padre de mi mujer tiene 82 años y me cuenta que cuando subían a la sierra a sembrar solían verlos. Entonces había muchos conejos y perdices. Yo estoy aquí desde 1981 y no he visto nada». La consejería montó hace dos años en La Pila un operativo de fototrampeo que no dio resultados.


«Vieron uno en Carrascoy»

Antonio Soler, educador ambiental

La única cita de lince de la que tiene noticia en el término de Murcia Antonio Soler, educador ambiental y responsable de proyectos de la Asociación para el Desarrollo Sostenible de El Garruchal (Adesga), es la que le transmitió el propietario de una casa de campo en Carrascoy, que le aseguró haber visto un ejemplar hace años en una zona de navetas, en dirección a Torreguil. «Esta zona del Garruchal es ideal para los linces, pero me temo que desaparecieron hace mucho tiempo», opina. «Nunca se ha visto un animal atropellado ni envenenado, así es que es muy raro que quede alguno. Los fototrampeos tampoco han dado resultado. De todos modos», añade, «un individuo no es una especie».


«No hay pruebas»

Carmelo Lara, presidente de Anida

El presidente de la Asociación Naturalista para la Investigación y Defensa del Altiplano (Anida), Carmelo Lara, ha investigado sin éxito durante años la posible presencia de lince en Yecla y Jumilla. «Las citas que hay no son fiables para mí, porque no hay pruebas fehacientes. Hay mucho avistamiento posible, y luego resulta que se trataba de una gineta. Una huella de lince es inconfundible», añade, «yo me he pateado mucho el Altiplano y por eso sé que no queda ninguno». Carmelo Lara recuerda que hace tres años se comunicó el avistamiento de un lince en la Sierra de Salinas: «Se presentó la guardería forestal, y yo también me personé, pero no vimos huellas ni nada».

Carmelo Lara sí recuerda que está documentada una población de linces entre Almansa y Yecla, cerca de Tobarrillas, en los años sesenta. Una evidencia de la presencia histórica de lince en el Altiplano es el ejemplar disecado que puede contemplarse en el Aula de Naturaleza del Coto de Salinas. Se trata de un lince cazado en Yecla en fecha desconocida que perteneció a una colección de animales disecados del Gabinete de Historia Natural del antiguo Colegio de las Escuelas Pías, de los Calasancios. La colección pasó en los años 70 al instituto Azorín, y desde 1996 se exhibe en el Coto de la Sierra de Salinas.


«En la presa del Cenajo»
Alonso Torrente, naturalista

El naturalista calasparreño Alonso Torrente, gran conocedor de los espacios naturales del Noroeste y su fauna, no tiene constancia de citas recientes de lince, aunque aporta «una muy fiable», datada en 1990 cerca de la presa del pantano del Cenajo, relatada por Jesús Rodríguez, veterano naturalista y fundador de la organización conservacionista Caralluma.

Un investigador que dejó huella

Miguel Ángel Sánchez Sánchez (Calasparra, 1964-Murcia, 2001), biólogo experto en gestión de fauna silvestre, dejó huella en los ámbitos científicos y conservacionistas de la Región. La ornitología le enganchó al estudio de la naturaleza, una afición que después enfocó profesionalmente en el campo de los vertebrados superiores. Su trabajo como consultor medioambiental se resume en decenas de informes, publicaciones en revistas especializadas, comunicaciones en congresos, informes y programas de conservación. Sus notas sobre la presencia de lince en la Región son un documento de gran valor que puede ser útil ahora que la reintroducción del valioso y escaso felino está cerca de ser una realidad.


El rastro del lince en la región

Este es el informe de citas probables de lince en la Región, ordenado cronológicamente. Las fotografías, que lógicamente no se corresponden con esos posibles avistamientos, recrean algunos de los testimonios recogidos por Miguel Ángel Sánchez.

  • 1950-60 Canalón (Calasparra): El propietario de una finca de la zona observa varias veces al lince.
  • 1960-70 Tobarrillas (Yecla): Individuo capturado con cepo.
  • 1965 El Algaidón (Moratalla): Individuo visto comiendo un conejo.
  • 1970-75 Peña del Águila (Pilar de la Horadada): Individuo capturado con un lazo.
  • 1970-75 Sierra de Carrascoy (Murcia): Varias observaciones directas realizadas por un alimañero.
  • 1970-75 Cerca de Abajo (Sucina): Expulsado de una madriguera por un perro fox-terrier, lo mataron de un tiro.
  • 1970-80 Sierra del término de Jumilla: Diversas noticias sobre individuos trampeados y observados.
  • 1977 Sierra de Lavia (Bullas): Un individuo muerto.
  • 1980 Tobarrillas (Yecla): Individuo capturado con cepo.
  • 1980-83 Sierra del Búho (Moratalla): Individuo observado por naturalista.
  • 1980-85 Cerro Pajares (Moratalla): Dos observaciones por un pastor.
  • 1980-85 Cuerda de la Gitana (Moratalla): Individuo observado por un pastor.
  • 1980-85 Nerpio (Albacete): Dos individuos muertos.
  • 1980-85 Sierra de Carrascoy (Murcia): Varias observaciones realizadas por guardas de caza.
  • 1980-90 Sierra del Carche (Jumilla): Diversas noticias sobre individuos observados por cazadores.
  • 1980-90 Peñas Blancas (Jumilla): Observado un individuo.
  • 1980-93 Solana de la Sierra de la Pila (Fortuna): Diversas observaciones realizadas por al menos cinco personas diferentes (pastores y cazadores).
  • 1983 Carretera Calasparra-Estación FC: Individuo atropellado.
  • 1983 Fábrica de embutidos del Campo de San Juan (Moratalla): Individuo disecado.
  • 1984 Sierra Cabeza del Asno (Cieza): Cachorro capturado y llevado ya muerto a la Facultad de Veterinaria.
  • 1985-87 Tobarrillas (Yecla): Individuo atropellado en la carretera.
  • 1985-90 Sierra de Salinas (Yecla): Un individuo muerto y otro observado por guarda de caza; existe tradición oral de presencia de la especie.
  • (-) Instituto de Bachillerato Azorín (Yecla): Individuo disecado.
  • 1986 Garapacha-Sierra de la Pila (Fortuna): Los pastores intentan organizar una batida para matar un lince al que se acusa de atacar a las ovejas.
  • 1986 Sierras cercanas a Hellín (Albacete): Dos linces vistos.
  • 1987 Puerto Alto (Moratalla): Individuo visto.
  • 1989 Sierra de Salinas (Yecla): Individuo capturado con cepo.
  • 1990 Sierra del Carche (Jumilla): Individuo observado por naturalista.
  • 1990 Umbría de la Sierra de la Pila (Abarán): Lince muerto por cazadores en un aguardo nocturno de jabalíes.
  • 1991-93 Alrededores del Embalse de la Cierva (Mula): Dos observaciones independientes realizadas por cazadores.
  • 1992 Rambla del Agua Amarga-Sierra de Cabeza del Asno (Cieza): Dos individuos observados por guardas de la Sociedad de Cazadores.
  • 1992 Monte Arabí (Yecla): Individuo sesteando en un pino observado por un pastor.
  • 1994 Sierra de la Pila (Jumilla): Un trabajador de la garita de incendios observa un individuo cruzando el camino.
  • 1994 Sierra de Salinas (Yecla): Individuo visto en un aguardo de paloma torcaz, en el bebedero.
  • 1998 Límite Yecla-Caudete: Individuo capturado vivo en una jaula-trampa. Se lo llevan los agentes forestales.
  • 1998 Loma del Alcaboche (Sabinar-Nerpio): Un cazador observa claramente un individuo cruzando un camino.
  • 1998 Solana de la Sierra del Molino (Calasparra): Lince sorprendido dentro de un corral con gallinas.
  • 1999 Sierra de Escalona (Murcia/Alicante): En la carretera de Torremendo a las Casas del Pino (Cabezo de la Plata), dos observaciones distintas de paisanos de Torremendo de un ejemplar cruzando la carretera en las cercanías de la vía del tren.
  • 1999 Garapacha-Sierra de la Pila (Fortuna): El portavoz de los propietarios del Parque Natural de La Pila observa un lince cruzando la carretera Fortuna-La Garapacha, unos 400 metros más arriba de Las Peñas. Lo vio bien: el animal se paró un momento y miró al coche. Según le han comentado, hay varios linces disecados en la zona.
  • 1999 Puerto del Garruchal, umbría de Columbares (Murcia): Un vecino observa en varias ocasiones un lince.
  • 1999 Alrededores del Embalse de la Cierva (Mula): Un informante anónimo de Barcelona comunica que vio un adulto con tres crías saliendo de un pinar al amanecer.
  • 2000 Campo López (Lorca): El presidente del Centro Excursionista de Águilas comunica que vio un lince lanzarse delante de su coche cerca de Campico López (sin precisar la fecha). En el bar de Campico López, el hijo del dueño dice que hace dos meses vio un «gato cerval» cuando iba a cazar la perdiz con reclamo.

(Publicado en 'La Verdad' el 28 de noviembre de 2010)
Comentarios (1)Add Comment
...
escrito por Héctor M. Quijada, mayo 10, 2011
Excelente reportaje sobre lo que ha sido el seguimiento a la presencia del Lince Ibérico en la región murciana. Aunque sea a toro pasado, aprovecho para realizar una observación. Hay constancia de una cita más que en su dia fue contrastada y en la que participé. Pensaba que estaba incluida en la relación de citas que en su día hizo Miguel Ángel Sánchez, pero no lo está o yo no la he visto. En el año 1991 un grupo de naturalistas de Abarán fotográfiamos unas huellas en la Sierra de la Pila que años más tarde, el grupo de segumiento del Lince Ibérico que formamos en Aedenat-Ecologistas en Acción-Abarán, buscamos contrastar las fotos con alguien con experiencia en este tema. Así lo hicimos en un curso sobre seguimiento de esta especie, organizado por la CODA en Ciudad Rodrigo (Salamanca). Allí, Jesús Garzón y otros ponentes del curso, nos dijeron que en principio y sobre todo la foto del rastro que se dejaba ver sobre el camino apuntaba claramente a un lince adulto. De hecho, en una visita posterior que realizó el naturalista Jesús garzón por Murcia, se acercó a conocer la zona de la Sierra de la Pila donde se obtuvieron las fotos del probable rastro lincero. El grupo de segumiento seguimos algunos años más indagando sobre la presencia de esta especie y recopilando algunas citas, a patir de las ya recopiladas por M.A. Sánchez. Esto está documentado de varias formas. Una, las fotos las tengo yo. Dos, en la revista que por aquel entonces publicada la asociación de Agentes Forestales de la región de Murcia, llamada La Sabina Centenaria, se publicó un artículo reflejando esto que os cuento aquí. y tres, aun conservo documentación de aquellas salidas e información que fuimos recopilando en su momento, cuando la disponibilidad personal y la ilusión por el lince aun hacían que invirtiéramos muchas horas de nuestro tiempo en ello. Nada más por mi parte. Ahí queda esa cita y las fotos, que no tengo problema en mostrarlas, siempre y cuando se les de un buen uso. Contacto: abaran@ecologistasenaccion.org

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy
laverdad.es