Portada Noticias «Desproteger espacios naturales me parece el atentado más grave»
«Desproteger espacios naturales me parece el atentado más grave»
( 1 Voto )
31.10.10 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

El biólogo Miguel Delibes de Castro, máxima autoridad mundial en lince ibérico.

El biólogo Miguel Delibes de Castro abre el miércoles en Murcia el ciclo de conferencias Hojas de Biodiversidad de la CAM

Pide disculpas, a través del teléfono, por un catarro que le tiene la voz medio secuestrada, pero la verdad es que no puede hablar más claro: cuestión de honestidad y rigor científico. El prestigioso biólogo Miguel Delibes de Castro (Valladolid, 1947), profesor de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en Sevilla y mayor experto mundial en lince ibérico, es un amante de los ecosistemas helados que va al trabajo en bicicleta y celebra el Año Nuevo buscando huellas de nutria en las orillas del Pisuerga, una forma de manejarse por el mundo heredada en gran medida de su padre, el inolvidable escritor Miguel Delibes, fallecido en marzo pasado y cuyo recuerdo aún le emociona. Ilusionado con el nuevo proyecto Life que puede crear nuevas poblaciones del felino más amenazado del mundo fuera de Andalucía –una de ellas en la Región–, Delibes de Castro abrirá el miércoles en Murcia (Aula de la CAM, 20.00 horas) el ciclo de conferencias Hojas de Biodiversidad.

– Murcia ha apostado por reintroducir el lince. ¿Es posible?

– ¡Posible desde luego que es, claro! Es algo que nos hacía ilusión y desde luego es una iniciativa positiva. Aunque, evidentemente, Murcia está por el momento en peores condiciones que otras zonas donde el lince ha desaparecido hace muy poco tiempo. Pero, como nos enseña el dicho de la montaña y Mahoma, si los conejos no pueden ir donde hay linces, quizá haya que llevar los linces donde estén los conejos. No podíamos ser muy exquisitos a la hora de escoger los sitios a los que llevarlos, lo que abre la puerta a que otras regiones donde ha habido linces en los últimos 1.000 años, y no sólo en los últimos 30, vuelvan a tenerlos. Por eso, después de Murcia pueden venir otras.

– ¿Le sorprende que una comunidad como Murcia se haya metido en una aventura de esta envergadura?

– Mentiría si no le dijera que me sorprendió cuando lo supe; me llamó mucho la atención, sí.

– Se lo preguntaré de otra manera: ¿es coherente que una comunidad que desprotege y recalifica un parque natural para construir el mayor resort del Mediterráneo (Marina de Cope) se apunte a la reintroducción del lince?

– Debo decir que desproteger me parece uno de los atentados más graves a la naturaleza:esto está ocurriendo cada vez con más frecuencia en distintas comunidades autónomas, como Castilla y León y Canarias. Yo no me atrevo a entrar en los casos locales, porque no los conozco bien, pero me parece que cuando la sociedad, a través de sus representantes políticos en el parlamento, decide poner unos límites a su capacidad de modificación del medio ambiente, eso es para respetarlo, no para cambiarlo cuando a uno le venga bien. Esa es quizá la peor práctica y lo menos pedagógico y educativo que puede hacer una autoridad hacia los gobernados. Dicho eso, que a la vez se quiera recuperar el lince me tiene que parecer bien.

– Usted fue el primer científico que apuntó la creación de nuevas poblaciones como única forma de salvar al lince. El nuevo proyecto Life, que desarrollan Andalucía, Murcia, Extremadura, Castilla-La Mancha y Portugal, ¿puede ser la salvación de la especie?

– Nunca se puede decir lo de la salvación, pero sí es cierto que si hubiera más poblaciones tendríamos muchos menos riesgos. Cuando hay muy pocas poblaciones, un incendio o una enfermedad pueden acabar con una gran parte si están concentrados en un único sitio. Por eso era interesante también la cría en cautividad, porque es una tercera población y siempre tienes la garantía de que te va a quedar alguno. Entonces, si consiguiéramos que, además de las dos poblaciones actuales de Sierra Morena y Doñana, hubiera otras dos en Portugal, alguna más en Andalucía, en Extremadura, en Castilla-La Mancha y en Murcia, entonces estaríamos mucho más contentos.

Ríos más limpios

– Las nutrias ya llegan casi al centro de la ciudad de Murcia, mientras la huerta desaparece bajo la presión del desarrollo urbanístico. Esto, ¿cómo se come?

– Afortunadamente, hay cosas que van bien, y desde luego la situación de los ríos en Europa ha mejorado, no sólo en Murcia y en España. Hay menos contaminación y todo eso ha permitido que la nutria se recupere. En la Sociedad para la Conservación de los Mamíferos (SECEM) hemos estudiado la situación de la nutria cada diez años, y desde 1985 no ha cesado de mejorar porque hay menos contaminantes agrícolas, aerosoles e incluso el plomo de las gasolinas, que llegaba a los ecosistemas acuáticos. Hace unos años, a los naturalistas nos daba un poco de recelo decir que la situación de la nutria estaba mejorando. Y eso a pesar de que en Levante persisten otros problemas, como la falta de agua.

– El Gobierno de Murcia, que mantiene el discurso político de que necesita agua de otras regiones para su desarrollo, insiste en que los caudales que el Ebro vierte al mar son perdidos. Usted, como científico, ¿eso cómo lo ve?

– Esto evidentemente no es verdad. Que Murcia necesite agua seguramente es cierto, y habrá que plantearlo independientemente de quien gobierne:habrá que pensar si Murcia necesita agua, para hacer qué, si es imprescindible aquello para lo que necesita agua y qué posibilidades hay de conseguir esa agua sin dañar otras cosas. Pero lo que no se podrá decir en un debate tranquilo es que las aguas que los ríos vierten al mar se están perdiendo, porque es absolutamente imprescindible para los ecosistemas costeros. Hay una relación muy directa, por ejemplo, entre las riadas del Ebro y la pesca del boquerón en el Golfo de León. El destino natural de los ríos es que el agua llegue al mar. A otra escala más global, los humanos ya usamos el 60%del agua dulce asequible que hay en la tierra, y no podemos utilizar mucha más porque se la estaríamos quitando a las nutrias, a los peces y a los insectos. No podemos aspirar a tener el 80 o el 90% del agua dulce en nuestras tuberías.

– Últimamente, cada comunidad autónoma tiene su propio monstruito: visones americanos en Galicia, mejillón cebra y siluros en el Ebro, cangrejo americano en toda la península... ¿Qué hacemos con las especies foráneas?

– Tiene mal arreglo, es un problema muy grave desde los puntos de vista científico y económico porque todas estas especies desplazan a las nativas. Este fenómeno, promovido seguramente de forma involuntaria por los desplazamientos de personas y traslados de material y vehículos, es una de las piezas fundamentales de lo que llamamos cambio global. Hablamos, desde el punto de vista de la biodiversidad, de la homogeneización, porque las especies exclusivas o raras tienen a extinguirse, y las más comunes o exitosas, como las palomas o los estorninos, se extienden por todo el mundo. Hoy te desplazas a Nueva York o a Sidney y te encuentras gorriones, palomas y estorninos como los de Murcia. La pérdida de diversidad es un riesgo para el funcionamiento de los sistemas ecológicos que nos hacen falta.

– En la Región de Murcia tenemos el arrui, convertido en un importante recurso cinegético en la reserva de caza de Sierra Espuña. ¿Usted lo erradicaría?

– Pues no me atrevo a decir tanto. Hace muchísimos años me hicieron un encargo sobre el arrui para una enciclopedia científica y le tengo cariño. Probablemente fuera razonable que no existiera en España. Una vez que ya existe, si se puede evaluar y controlar el daño que cause... Siendo radical, casi todas las especies vegetales agrícolas son introducidas, y compiten con las plantas nativas:donde cultivamos coliflores ya no podemos tener encinas o robles. ¿Quiere eso decir que las debemos erradicar? Bueno, tenemos que llegar a un compromiso sobre lo que nos hace falta y lo que no. Lo que sí sugiero es que el arrui, como los muflones y otras especies que se traen para cazarlas, sería mejor no traerlas.

– Esta semana hemos conocido que uno de cada cinco vertebrados está en peligro, según el informe anual de la UICN, y se estima que desaparecen cada día 72 especies. Sin embargo, parece que estas noticias ya nos resbalan.

– Puede ser que las cifras nos cansen, o que la escala temporal es demasiado larga y no la percibimos bien. Quizá nuestra mente está diseñada más bien para el día a día, sin noción de globalidad, aunque lo constatemos y nos lo creamos. También pasa que los temas al final nos fatigan. Yel cambio climático, por ejemplo, desde el punto de vista mediático, ha arrasado con el resto de los problemas ambientales.

– En ‘La tierra herida’, el libro que escribió con su padre, se pinta un futuro más bien sombrío para el planeta...

– Mi padre era pesimista y se enfadaba un poco conmigo porque yo no lo era tanto: ¡yo era el optimista de la pareja! Quizá porque creo en nuestra capacidad de reacción. Lo que sí que creo es que la humanidad lo va a pasar muy mal;ya lo está pasando mal ahora.

– ¿Se sobrepone uno a la ausencia de un padre como Miguel Delibes?

– Lo echamos mucho de menos y no nos hemos sobrepuesto todavía, nos cuesta vivir con su recuerdo, con su herencia. Y desde todos los puntos de vista, porque aún no sabemos muy bien qué hacer con sus cosas, si una fundación... Y luego tenemos la contrapartida de que falleció muy mayor y cuando ya no tenía ningún interés por vivir y estaba más pendiente del otro mundo. Al menos es un asidero importante al que agarrarnos.

– ¿En qué nos convertimos cuando damos la espalda a la conservación de la naturaleza?

– No sé si en ciegos o en locos que no quieren ver.

– ¿Qué es el hombre ahora mismo para la biodiversidad: una solución o un problema? – Desde luego es un problema, y confiamos en que pueda ser una solución al problema que él mismo ha planteado. Tenemos una ventaja, y es que contamos con capacidad de reaccionar porque nos damos cuenta. Somos la única especie del mundo que sabe lo que está pasando. Cualquier otra especie tan exitosa como la nuestra llevaría al colapso el sistema.

Crisis y medio ambiente

– ¿Por qué en España no termina de calar el mensaje conservacionista? ¿Por qué el medio ambiente no está entre las prioridades sociales y políticas?

– Bueno, no estoy seguro de esto:en las encuestas de los sociólogos sí sale como una prioridad, lo que ocurre es que cuando viene una crisis como ésta es el medio ambiente el que sale perdiendo, y también la ciencia:las cosas que no dan de comer inmediatamente. Sin embargo, creo que la crisis económica y social es un buen momento para potenciar el medio ambiente u otras actividades.

– ¿Es la nueva ministra de Medio Ambiente, Rosa Aguilar, una buena noticia para la naturaleza, o seguirá esta materia medio olvidada por el Gobierno?

– La conozco poco, pero creo que es una persona con la que es fácil hablar, que congenia con la gente, a diferencia de otros ministros o consejeros, y además tiene en su historial haber sido votada muy mayoritariamente en su ciudad [Córdoba], así que sabe percibir lo que necesita la sociedad. Lo que sí me parece es que tiene un puesto muy difícil.

– Esta desafección del Gobierno por el medio ambiente ha abierto la posibilidad de una alternativa política ‘verde’, la plataforma Equo de Juan López de Uralde. ¿Le augura éxito en las urnas?

– No lo sé, vamos a verlo. Creo efectivamente que la puerta se ha abierto porque el medio ambiente era uno de los compromisos iniciales de Zapatero y la ministra Cristina Narbona creó una gran confianza en que esto podía ir hacia adelante. Después, su salida fue una señal de alarma, pareció que salía por demasiado ambientalista. Aunque yo creo que los ‘verdes’ tenemos que aspirar a que lo ‘verde’ cale en todos los partidos porque es peligroso que se concentre sólo en uno.

– El reciente desastre ecológico del depósito de lodos tóxicos en Hungría nos ha recordado a todos el vertido de Doñana, y también que Boliden no ha pagado aún ni un euro por su responsabilidad. ¿Por qué sale tan barato contaminar?

– Supongo que tiene que ver con el mundo global y económico, que yo conozco muy poco. Eso de que resulta que cuando vas a reclamar la empresa se ha ido o ya no existe, o ha creado una secundaria que depende de la matriz y se declara insolvente. Lo cierto es que la empresa lo hizo muy mal.

– Que un enclave como Doñana no esté libre de amenazas, ¿es un síntoma de la consideración que se le tiene en este país a su patrimonio natural?

– A mí Doñana me parece uno de los ejemplos maravillosos de las cosas que han ido bien, aunque tenga amenazas. Para mí es como un albino en un país con sol:siempre vamos a tener que estar pendientes de su protección porque siempre estará amenazado. Es un bicho raro que va perdiendo salvajismo porque está en un entorno superpoblado, con muchas presiones. Aunque sigue siendo una bandera de la que tenemos que estar muy orgullosos.

– ¿En qué lugares le gusta perderse?

– Me gustan más bien paisajes fríos, intento viajar a sitios del norte y del sur como Patagonia, Islandia o Groenlandia, donde he estado trabajando y no puede uno irse tan fácilmente. También disfruto mucho en Sedano, en el norte de Burgos, donde nos hemos criado y hemos aprendido a querer a la naturaleza.

– Usted, que va en bicicleta cada día al trabajo, ¿cree que en unos años será una prática habitual o ve imposible que dejemos el coche en el garaje?

– En Sevilla, donde trabajo, se coge mucho la bici ahora: es una ciudad llana, como Murcia, y en los últimos años se han hecho muchos carriles-bici. Lo hago desde hace tiempo y alguna vez me han atropellado, pero es espectacular, en los últimos dos o tres años, el cambio de actitud de los conductores y los peatones hacia los ciclistas. Aunque hasta que la gente se acostumbra genera problemas.

– ¿Y sigue cazando?

– No, hace treinta años que no cazo, desde que me vine a Doñana. Cazaba en Valladolid con mis hermanos y la cuadrilla de mi padre, pero Doñana quedaba ya muy lejos. Además, en Doñana se pierde el instinto cazador: hay demasiados animales y demasiado fáciles.

(Publicado en 'La Verdad' el 31 de octubre de 2010)
Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy