Portada Noticias Vuelve el quebrantahuesos
Vuelve el quebrantahuesos
( 0 Votos )
20.10.07 - Miguel Ángel Ruiz
enviar a meneame

 

artsexylightbox

Quebrantahuesos en vuelo. :: EFE

La rapaz más grande de la fauna europea regresa a las sierras de la Región tras ser reintroducida en el parque natural de Cazorla

El vuelo majestuoso del quebrantahuesos ya se puede admirar de nuevo en las sierras de la Región, especialmente sobre la gran masa forestal del Noroeste. No es fácil, porque estas aves rapaces, las más grandes de la península junto con el buitre negro, todavía no anidan en tierras murcianas, pero sí hacen incursiones en estos territorios procedentes de la cercana Sierra de Cazorla (Jaén), donde están siendo reintroducidas desde hace unos años.

En Cazorla vivieron precisamente los últimos quebrantahuesos del sur de España, aunque se extinguieron hace más de veinte años -en 1986 fue avistado el último ejemplar-. Para documentar la presencia imponente de estos habilidosos carroñeros en las sierras de Murcia, Albacete y el norte de Alicante habría que retroceder más en el tiempo, cincuenta años o más, cuando la ganadería extensiva era todavía una forma habitual de ganarse la vida y los cadáveres de vacas y ovejas sembraban el campo.

Pocas aves hay más sibaritas que ésta, también llamada levantahuesos, águila chivata -por sus barbas de chivo- o quebrantón, ya que su alimentación se basa exclusivamente en la médula de los huesos, que deja caer desde las alturas sobre zonas pedregosas -rompederos- para extraerles más fácilmente su contenido.

Décadas después de haberse extinguido, la silueta de estas aves formidables puede revelarse en cualquier momento en los prismáticos de los aficionados a la ornitología porque ya se ha constatado su presencia esporádica en Murcia y Albacete gracias a los transmisores de radiofrecuencia que sirven para controlar sus movimientos -sus áreas de campeo abarcan territorios que se sitúan a más de cien kilómetros de sus nidos-.

De hecho, los técnicos del programa de reintroducción del quebrantahuesos en Andalucía han detectado lugares concretos de Murcia y Albacete idóneos para el asentamiento de estos buitres en el futuro, una vez hayan afianzado una población estable en Cazorla y busquen, dentro de unos años, nuevas áreas de expansión.

Dentro de la Región de Murcia, las sierras de Moratalla y Caravaca, Gigante-Pericay (Lorca), Espuña (Totana y Alhama), El Carche (Jumilla y Yecla), Ricote-La Navela, Gavilán y Burete (Cehegín), Lavia y Cambrón (Bullas y Lorca) ofrecen un hábitat ideal, así como las de las Cabras, Taibilla, Alcaraz, el Relumbrar, el Calar del Mundo y las Hoces del Segura, en la provincia de Albacete.

Un nido en Espuña

De hecho, el director del programa de reintroducción, Miguel Ángel Simón, asegura que un ejemplar de quebrantahuesos ha detectado un nido histórico de esta especie en Sierra Espuña. De todos modos, no está previsto que se suelten ejemplares fuera del entorno de Cazorla, donde los tres pollos liberados hasta el momento no podrán reproducirse hasta dentro de tres años. Las sueltas de pollos continuarán durante los próximos cinco años.

Uno de los lugares, fuera de la Sierra de Cazorla, donde el quebrantahuesos ha podido ser identificado claramente es el parque natural de los Calares del Mundo y La Sima, en el municipio albaceteño de Tus. En este lugar fue detectado un ejemplar el 30 de diciembre del año pasado por tres miembros de la Sociedad Albaceteña de Ornitología (SAO). El individuo localizado llevaba una señal en un ala, lo que sirvió incluso para saber su nombre -Tono-, una vez cruzada la información con la Fundación Gypaetus, entidad que gestiona el programa de reintroducción.

En Alicante, hace 5 años

Más sorprendente fue el avistamiento de un ejemplar en la sierra alicantina de Aitana en el año 2002, mucho antes de que comenzara el plan de recuperación de la especie en el sur de España. En el otoño de ese año, ornitólogos valencianos identificaron un ejemplar de quebrantahuesos en el macizo alicantino -un individuo joven, de un año aproximadamente-, entre los municipios de Relleu y Benifato, en la comarca de la Marina Baja.

La hipótesis más probable es que el quebrantahuesos, procedente de Ordesa -Pirineo de Huesca-, sobrevolara la provincia de Alicante durante su periplo migratorio hacia la cadena montañosa del Atlas (Marruecos). Los Pirineos se han convertido en el último refugio de los quebrantahuesos en la península ibérica, con algo más de cien individuos reproductores. La intención de los expertos es, si el plan de reintroducción de la especie en Cazorla culmina con éxito, extender el programa paulatinamente para que esta ave majestuosa pueda reconquistar sus territorios históricos.

Majestuoso

Quienes lo han visto dicen que no hay nada comparable a su majestuoso planeo. Y su mirada, enigmática y profunda, es de esas cosas que impactan y nunca se olvidan. Pero lo que lo hace especial es su habilidad para romper grandes osamentas atrapándolas con sus garras y lanzándolas desde cierta altura contra las rocas, algo que magnificaba la inolvidable voz de Félix Rodríguez de la Fuente en su programa televisivo El hombre y la Tierra.

El quebrantahuesos, la rapaz más grande de la fauna europea con sus 120 centímetros de longitud y casi tres metros de envergadura, fue hasta hace cincuenta años ave habitual en los montes de la Región de Murcia, especialmente el Noroeste y Sierra Espuña, así como en los espacios naturales de Albacete. En otros lugares del sur de España aguantó unos cuantos años más, hasta el punto de que puede decirse que el último quebrantahuesos del sur de la península ibérica fue avistado en Cazorla en el año 1986.

¿Qué acabó con ellos? ¿Por qué sólo sobrevivieron en el Pirineo?

Al ser una rapaz tan especializada, se convirtió en un objetivo mucho más vulnerable ante los cazadores furtivos, los venenos y, sobre todo, la regresión de la ganadería extensiva y la humanización de sus áreas de campeo.

Un corredor entre Pirineos y Asturias

Asturias, Cantabria, Castilla y León, País Vasco y Navarra elaboran conjuntamente un proyecto Life para que la rapaz disponga de un gran corredor de tránsito entre Pirineos y Picos de Europa, donde se piensa soltar ejemplares, tal y como se ha hecho con éxito en los parques naturales andaluces, para volver a ver en sus antiguos territorios de campeo y reproducción a este verdadero rey de los cielos. Hay que tener en cuenta que en los Pirineos existen ya 113 unidades reproductoras. Aunque el número de ejemplares ha aumentado de manera constante en los últimos años, no lo ha hecho así su tasa de reproducción, sin que los científicos sepan por qué.

El uso de venenos sigue siendo el factor más importante de mortalidad (43%), mientras que la colisión con tendidos eléctricos (24%) y la caza ilegal (15%) son también causas de bajas. La destrucción de su hábitat, la presencia humana en la zona de cría y la disminución de la cabaña ganadera extensiva son otras amenazas. La fuerte dependencia de sus parientes dificulta enormemente su expansión y la colonización de nuevas áreas.

(Publicado en 'La Verdad' el 20 de octubre de 2007)

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy