Portada Noticias ¿Dónde te escondes, conejo?
¿Dónde te escondes, conejo?
( 0 Votos )
20.04.10 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Un conejo de monte, especie que vive una auténtica explosión demográfica en las comarcas meridionales de la Región.

En el Guadalentín y el Campo de Cartagena se comen las cosechas, mientras que en el Noroeste y centro de la Región es difícil dar con uno en el campo

Un vecino de Totana, Mazarrón, Alhama, Águilas, Lorca o Fuente Álamo sale a dar una vuelta por el campo y se le cruzan dos, cuatro, seis conejos por los caminos; va conduciendo con la radio puesta pendiente de si el Real Madrid remonta en Almería y pasa sobre uno, dos, tres conejos previamente atropellados; en el bar, tomando un café, pone la antena en conversación ajena y se entera de que a fulanito de tal los conejos se le comen la cosecha, plante lo que plante; pregunta qué hay de comer y le ofrecen... ¡arroz con conejo!

En cambio, un paisano de Moratalla, Caravaca o Mula que le vea las orejas a un conejo puede considerarse un tipo con suerte.

Es una realidad que en la zona litoral y prelitoral de la Región hay superpoblación de conejos, localizada especialmente en los terrenos agrícolas y de monte bajo situados en el margen izquierdo de la autovía del Mediterráneo.

Los agricultores, que están sufriendo cuantiosos daños en sus explotaciones, hablan abiertamente de plaga. Pero de la zona centro de la Región hacia el norte los lagomorfos desaparecen, salvo en el Altiplano, donde también se dan altas densidades de población. ¿Qué está pasando? Se sabrá cuando concluya una investigación puesta en marcha por la Universidad de Murcia y que está dirigiendo Luis León Vizcaíno, catedrático de Enfermedades Infecciosas y Patología de Fauna Silvestre.

El estudio está ahora mismo en su fase preliminar, con la recopilación de datos que servirán para establecer las densidades de población aproximadas de las diferentes zonas de la Región, aunque el prestigioso experto de la UMU avanza varias hipótesis que podrían justificar estas diferencias: el clima más frío del Noroeste, la presencia de mayor número de depredadores y la posibilidad de que la mixomatosis y la enfermedad vírica hemorrágica, que casi acabó con los conejos hace años, situara a la especie en el límite de sus posibilidades de recuperación en algunas áreas.

Los agricultores, que sufren las consecuencias de la explosión demográfica de roedores en las zonas más cálidas de la Región, tienen su propia teoría: «Más arriba están más controlados por la caza, se hacen batidas, algo que en las explotaciones agrícolas es imposible porque te cargas las tuberías, los goteros... no te puedes poner a disparar igual que en el monte. Y no hay manera de acabar con ellos», explica Vicente Carrión, de Coag.

La única defensa, de momento, es instalar mallas antidepredadores, aunque al final los orejudos terminan colándose. «Y las conejas paren todos los meses», recuerda Carrión. El viernes hay prevista una reunión en Alhama para pedir ayuda a la Comunidad.

El presidente de la Federación de Caza de la Región, José Antonio Moreno, apuesta por un acuerdo de gestión conjunta con agricultores y Administración, y adelanta que se va a tratar de abrir la veda durante el mayor periodo posible. José Antonio Moreno tampoco comprende por qué los conejos no prosperan en el Noroeste y centro de la Región, «ni siquiera con repoblaciones y teniendo en cuenta que en esas comarcas también hay zonas de cultivos».

El presidente de los cazadores advierte también de que la densidad de población es tan alta en algunos puntos que ya se ha documentado algún caso de mixomatosis. La abundancia de conejos es sin embargo una muy buena noticia para las rapaces, especialmente el búho real y el águila perdicera, esta última una especie amenazada en la península y que basa su alimentación, pese a su nombre, más en el conejo que en la perdiz.

(Publicado en 'La Verdad' el 20 de abril de 2010)
Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy