Portada Noticias La Comunidad 'apunta' al turismo de escopeta
La Comunidad 'apunta' al turismo de escopeta
( 0 Votos )
28.04.10 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Dos cazadores disparan durante una jornada cinegética. La fotografía es de archivo. :: FERNANDO GÓMEZ

La Consejería de Agricultura y Agua quiere potenciar la caza para convertir la actividad cinegética en un importante recurso económico

La caza fue en la Región una forma de vida en algunas áreas rurales, y hoy es una actividad recreativa muy popular -con diferencia, el deporte con mayor número de federados-, pero no es una industria, a diferencia de lo que ocurre, por ejemplo, en Castilla-La Mancha, Andalucía y Extremadura.

Por este motivo, la Comunidad Autónoma se ha propuesto que la actividad cinegética sea un negocio rentable que atraiga turismo y proporcione ingresos en comarcas tradicionalmente deprimidas.

La Estrategia Regional de Caza, que acaba de desarrollar la Consejería de Agricultura y Agua, es el primer paso para conseguir que una actividad milenaria que incluso arrastra una imagen negativa se convierta en un importante recurso económico. "Sostenible" es el adjetivo que más se repite en las diferentes líneas de actuación que integran el flamante documento, en el que la caza mayor es protagonista.

La experiencia de la reserva de Sierra Espuña, que registra más de 5.000 solicitudes al año de toda Europa para lograr un trofeo del codiciado arrui, junto con la sorprendente recuperación de la cabra montesa, han animado a la consejería a tratar de situar a Murcia en el mapa cinegético nacional e internacional, según explica el director general de Patrimonio Natural y Biodiversidad, Pablo Fernández: «La caza es un recurso que puede y debe mejorarse. Cada vez hay más monterías, más batidas, con fines de semana ocupados en hospederías y casas rurales, así que pensamos que ha llegado el momento de introducir cambios que potencien esta actividad».

Más profesionalización

El objetivo de la consejería es profesionalizar la caza y ligarla a paquetes turísticos, un producto que actualmente está de moda: «Se trataría de conceder un número de ejemplares en cotos a ayuntamientos y comunidades de propietarios, para que ellos los oferten», señala.

En esta línea, se pretende la comercialización de jornadas de caza menor, frente a los tradicionales arrendamientos de cotos a uno o varios años, y la consejería se compromete a subvencionar el turismo rural asociado a la caza y la promoción de alojamientos rurales vinculados a cotos.

De acuerdo con la Estrategia Regional de Caza, la actividad cinegética generará recursos económicos no sólo cuando se apriete el gatillo: por eso promoverá actividades paralelas como los safaris fotográficos y observación de fauna, junto con las que están ya ligadas tradicionalmente -gastronomía, aprovechamiento de la carne y taxidermia-.

La consejería también contempla el turismo ornitológico -casi una religión para los británicos, tan adictos al té de las cinco como al "birdwatching"- y la instalación de cercados en amplias extensiones para introducir cabras monteses, ciervos y arruis; se trataría de núcleos zoológicos en áreas de recreo que se ubicarían en espacios naturales donde actualmente no existe caza mayor -salvo jabalí-.

El documento de la consejería cita como emplazamientos más adecuados la Sierra de Almenara (Águilas y Lorca) y el litoral de Cartagena.

La caza mayor está de moda, mientras que seguir al conejo, la perdiz y la liebre cotiza a la baja.

Desde hace unos años, la caza menor ha ido quedando como la modalidad de la gente del campo, de los aficionados modestos, pero exhibir un trofeo de venado o cabra montesa aporta prestigio social. Y en la Región se ha producido en la última década un "boom" de ungulados que la Comunidad Autónoma quiere "monetizar": con el jabalí convertido casi en una plaga, el arrui y la cabra montés en expansión y el ciervo y el muflón asomando tímidamente la cornamenta desde Cehegín -donde se mueven en libertad tras escaparse de cercados privados-, la consejería se ha dado cuenta de que es imprescindible modernizar y profesionalizar la actividad cinegética para que sea verdaderamente productiva.

La Estrategia Regional de Caza ha sido realizada por una consultora externa, aunque dirigida por la Dirección General de Patrimonio Natural, y en estrecho contacto con la Federación de Caza de la Región.

Una de sus líneas de actuación más importantes es mejorar la gestión de los cotos, de forma que los propietarios regulen la densidad de la fauna, la mejoren genéticamente e incluso se autolimiten, si fuera necesario, para la obtención de certificados de sostenibilidad que den derecho a ayudas públicas.

Dentro del carácter "sostenible" que la consejería pretende otorgar a la actividad cinegética, el nuevo documento quiere potenciar modalidades poco agresivas, como la cetrería y la caza con arco y ballesta.

Para conseguir que la caza sea una actividad económica normalizada, la consejería proyecta la construcción de la Escuela Regional de Caza, donde se centralizarán todos los servicios que demandan los cazadores, se expedirán licencias, se celebrarán jornadas informativas y divulgativas y se formará a los guardas profesionales de los cotos, una figura que actualmente apenas existe en la Región.

La Escuela Regional de Caza, gestionada por la federación, también tendrá una parte lúdica, con áreas recreativas y espacios habilitados para tiro al plato y de pichón.

El Ayuntamiento de Murcia ha ofrecido unos terrenos en Corvera, aunque la consejería prefiere el Coto de los Cuadros, que quiere convertir «en un gran parque periurbano, entre Murcia, Molina de Segura y Santomera, para así quitar un poco de presión humana al Parque Regional de El Valle-Carrascoy», según explica Pablo Fernández. Trámites "on line".

Otra novedad es la creación del Portal de Caza, integrado en la web de la consejería, para ofrecer de forma actualizada el amplio caudal de información que demandan los aficionados a la actividad cinegética: datos sobre periodos, especies y vedas, alertas sobre plagas y enfermedades, investigaciones, publicaciones y acceso a los trámites administrativos.

Mejorar la imagen del cazador en la sociedad es el último de los objetivos de la Estrategia Regional de Caza. Para conseguirlo, la consejería quiere implicar a los cazadores en la persecución del uso ilegal de cebos envenenados, y al mismo tiempo conseguir que colaboren en la recuperación de especies depredadoras amenazadas, como el águila perdicera y el búho real.

El corzo regresará «en dos o tres años» al Noroeste

Cabras monteses, arruis, ciervos y muflones tendrán un nuevo acompañante dentro de poco en los espacios naturales de la Región: se trata del corzo, un ungulado de pequeño tamaño que vivió en los montes murcianos -no se sabe con exactitud cuándo desapareció- y que la Consejería de Agricultura y Agua tiene previsto reintroducir. «Es compatible con la cabra montesa, y es una especie muy demandada por los cazadores», explica Pablo Fernández.

«Ya tenemos gestiones en marcha en Toledo y Galicia, y calculo que en octubre o noviembre de este año ya tendremos aquí los primeros», añade. En principio, vendrán dos grupos de cinco ejemplares cada uno que se introducirán en cercados situados en fincas propiedad de la Comunidad Autónoma en Archivel y Barranda (Caravaca de la Cruz) y El Bebedor (Moratalla).

Después de cruzar los ejemplares de ambos grupos y una vez comprobada su aclimatación, que se espera sea buena, las sueltas de corzos podrían comenzar «en dos o tres años», según Pablo Fernández.

(Publicado en 'La Verdad' el 28 de abril de 2010)

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy