Portada Noticias El lince se acerca a la Región
El lince se acerca a la Región
( 1 Voto )
09.05.10 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Lince ibérico en Sierra Morena. :: AP

Ecologistas y científicos consideran que las sierras de Escalona y Almenara son los territorios ideales para el lince en la Región. «En La Pila apenas hay conejos», advierten

No es una utopía: es posible que el lince vuelva a cazar en suelo murciano. La Comunidad Autónoma se ha ofrecido al Ministerio de Medio Ambiente para reintroducir el felino más amenazado del mundo en la Sierra de La Pila, un espacio natural protegido con la figura de parque regional donde se extinguieron los últimos ejemplares de este bellísimo gato salvaje en la Región, hace tres o cuatro décadas.

Hay citas más recientes en otras sierras, pero son menos fiables. Científicos y ecologistas aplauden la iniciativa de la Consejería de Agricultura, aunque consideran que hay otros territorios más adecuados, por su mayor densidad de conejo, para recuperar la presencia de este emblemático carnívoro. «Hemos hecho una propuesta al Ministerio de Medio Ambiente para reintroducir el lince en la Región».

Esta frase, pronunciada el pasado miércoles en el Consejo Regional de Caza por el director general de Patrimonio Natural y Biodiversidad, Pablo Fernández, supone el primer paso de uno de los proyectos ecológicos más ambiciosos puestos en marcha por la Comunidad Autónoma, y que puede terminar con el regreso del escasísimo felino a los montes murcianos, donde se extinguió hace décadas.

Los buenos resultados de los programas de cría en cautividad han llevado al ministerio y la Junta de Andalucía a plantearse las sueltas de ejemplares en territorios históricos del felino, y la Comunidad Autónoma quiere aprovechar esta coyuntura para recuperar en la Región uno de los iconos ecológicos más importantes mundialmente.

Pablo Fernández advierte de que se trata de un proceso largo y complejo, «en el que hay que cumplir una serie de requisitos», y que lo importante es que «ecologistas, cazadores y Administración estemos de acuerdo».

El director general de Patrimonio Natural ha puesto sobre la mesa el Parque Regional de la Sierra de La Pila, un espacio natural de unas 8.000 hectáreas que comparten los municipios de Molina de Segura, Fortuna, Abarán y Blanca, y que está conectado mediante corredores ecológicos con otras posibles áreas de campeo en el Altiplano.

El proyecto de la Consejería de Agricultura ha sido muy bien recibido por científicos consultados por "La Verdad", aunque coinciden en que La Pila no cumple con los requisitos necesarios para que la reintroducción sea exitosa porque hay pocas presas: la supervivencia del lince exige unos cuatro conejos por hectárea, y un mínimo de 10.000 hectáreas de territorio de campeo libre de presión humana.

Estos expertos coinciden sin embargo en que la Región sí cuenta con otras zonas óptimas para la supervivencia del lince, como la sierra de Escalona (entre Murcia y Alicante, desde Sucina y el Puerto de San Pedro hacia la Vega Baja) y La Almenara (Lorca, Águilas y Mazarrón). «Una buena oportunidad» El portavoz de la Asociación de Naturalistas del Sureste (Anse), Pedro García, admite que ahora «hay una muy buena oportunidad» para emprender esta aventura, pero que el lugar más indicado es la Sierra de Escalona, «la mejor zona de Europa para el lince por la abundancia de conejo».

Escalona tiene unos 15 conejos por hectárea en algunos puntos, pero en su contra juega que se trata de terrenos privados en su mayor parte, y un elevado riesgo de atropellos en la autovía Santomera-San Javier. «Si la Comunidad se empeña, lo apoyaremos, siempre y cuando el proyecto no sea suicida», insiste el representante de Anse en el Consejo Asesor de Caza. «En La Pila no es viable, seguro, porque allí sólo hay conejos en un par de barrancos», opina el biólogo murciano José Antonio Sánchez Zapata, profesor de la Universidad Miguel Hernández de Elche y prestigioso experto en fauna silvestre. «En La Pila hubo lince hasta los años setenta, pero es que entonces había conejos por todas partes», asegura.

Escalona es el mejor escenario para que sobreviva el valioso felino, en su opinión el único de la Región con posibilidades «junto con La Almenara, donde también hay grandes áreas con poca presión y abundancia de conejo». «En cualquier caso», apunta el investigador, «si se contemplase la posibilidad de la Sierra de Escalona habría que solucionar antes los factores de mortalidad, que en esa zona son muy elevados, como la posibilidad de atropellos y la colocación de venenos, cepos y lazos».

El secretario del Grupo de Lince Ibérico de la Sociedad Española para la Conservación y Estudio de Mamíferos (SECEM), el torrevejense Carlos Javier Durá, ve en el proyecto «una gran oportunidad» para Murcia y Alicante, y además apela a aspectos emocionales para sacarlo adelante: «La gente se sentiría feliz y orgullosa de contribuir a recuperar una especie tan emblemática. La sociedad está ya muy concienciada y es partidaria del lince; lo hemos visto en Andalucía y Castilla-La Mancha», explica este abogado y naturalista, gran impulsor de proyectos de custodia del territorio.

Y en cuanto a aspectos más prácticos, Carlos Javier Durá aporta datos que sitúan al lince como activo turístico y económico: «Este animal ha generado 300 puestos de trabajo directos y 600 indirectos con los programas de cría y protección en Doñana, Castilla-La Mancha y Portugal, además de los fondos de la Unión Europea que se reciben. Y eso sin hablar del turismo naturalista que mueve a su alrededor: a Andújar viene gente de toda Europa para ver al lince».

«Idea buena, pero costosa»

En cuanto al hábitat idóneo para el lince en la Comunidad Autónoma, Durá recuerda que SECEM -organismo que preside el biólogo Miguel Delibes de Castro- incluyó la Sierra de Escalona en un catálogo de áreas susceptibles de reintroducción. «En la Almenara también sería posible porque hay bastante conejo y es un espacio con mucha continuidad».

El presidente de la Federación de Caza de la Región, José Antonio Moreno, no es sin embargo tan optimista con la posibilidad de que el lince vuelva a perseguir conejos en suelo murciano. «¿Dónde los van a reintroducir?», se pregunta. «En el Valle del Guadalentín podría ser, pero habrá muchos atropellos, y en Escalona hay muchas urbanizaciones cerca.

Por terreno, el Noroeste es donde más espacio libre hay, pero habría que ver si allí tendrían alimento suficiente», sugiere. «Como idea es muy buena, y los cazadores colaboraríamos al cien por cien, pero con la situación actual lo veo inviable», advierte. «Esta región es pequeña, con pocas zonas buenas para que el lince campee.

Decirlo queda muy bien, pero hay que ver qué corredores se van a utilizar donde no haya ya autovías o carreteras. Yo lo veo inviable y muy costoso -insiste-. Imagino que cuando hagan los estudios previos se tirará para atrás».

«La reintroducción es una buena inversión»

Se conoce por las manchas de la piel, uno por uno, a casi todos los linces que sobreviven en los dos núcleos de población de Doñana y Sierra Morena, unos 300. Miguel Ángel Simón Mata dirige el programa Life de conservación del lince ibérico y prepara las futuras reintroducciones.

-¿Cuál es el criterio para llevar el lince ibérico a territorios donde se ha extinguido?

-Lo que se está aplicando en Andalucía, Castilla-La Mancha y Portugal es una evaluación de los hábitats para ver si el lince puede adaptarse. Después hay que ir al campo para medir la densidad de conejos, y después, analizados estos criterios, se selecciona el mejor sitio.

-¿Murcia es un destino factible?

-Ahora mismo estamos hablando de la posibilidad de reintroducir el lince en lugares donde haya habido presencia de la especie. Tendríamos que ir donde hay conejo, y efectivamente en Murcia hay zonas con mucho conejo, aunque hay que recordar que el lince necesita áreas que estén por encima de las 15.000 hectáreas.

-¿Conoce la Región?

-Sí, he estado allí y hay muy buenas zonas para que prospere el lince, una de ellas la Sierra de Escalona.

-¿Cómo cree que sería la respuesta social, de acuerdo con su experiencia en Andalucía y Castilla-La Mancha?

-No estamos haciendo nada malo, todo lo contrario. El 90% de la población está de acuerdo con las reintroducciones: se trata de un animal bonito que apenas produce daños. Pero hay que tener en cuenta la opinión de la gente que vive allí. De espaldas a las personas que pueden verse afectadas no puede hacerse nada.

-¿Sería una inversión rentable, entonces?

-Sí, seguro, es una buena inversión. En Sierra Morena hay ya una industria turística especializada, con pequeñas empresas y hoteles que se ocupan todos los fines de semana. Además, el lince es un patrimonio natural exclusivo y único de la península ibérica.

Una cita 'probable' hace sólo nueve años

La distribución histórica del lince ibérico alcanza a prácticamente toda la península, y en la Región aún se le podía ver en las sierras de Escalona, Altaona, La Pila, el Carche, Salinas, Cabeza del Asno, la Almenara y el Gigante hasta los años 60, cuando la mixomatosis y la neumonía vírica diezmaron las poblaciones de conejo y el lince se quedó casi sin presas.

En ese momento comenzó el gran declive del pequeño y valioso felino, que sólo se ha visto favorecido por un programa de recuperación serio cuando su desaparición casi no tenía marcha atrás.

Un estudio de Néstor David Yelo y J. Francisco Calvo (Universidad de Murcia) recoge 33 citas de lince en la Región entre 1980 y 2001, 12 de ellas clasificadas como 'probables': siete en La Pila y el Altiplano, cuatro en el Noroeste -cerca de Nerpio- y otra, la más reciente de todas -año 2001-, en la Almenara.

(Publicado en 'La Verdad' el 9 de mayo de 2010)

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy