Portada Noticias «El lince sólo necesita conejos y que no lo tiroteen»
«El lince sólo necesita conejos y que no lo tiroteen»
( 1 Voto )
11.05.10 - LA VERDAD
enviar a meneame
artsexylightbox

El biólogo Marcos Moleón Paiz.

Marcos Moleón Experto en especies amenazadas de la Junta de Andalucía

¿Es viable la reintroducción del lince en la Región? Este ambicioso proyecto, que ha sugerido el director general de Patrimonio Natural y Biodiversidad, Pablo Fernández, es factible siempre que la Administración lo acometa con rigor científico y dentro de una planificación global de los recursos naturales, según la opinión de destacados científicos consultados por "La Verdad", que el domingo informó en exclusiva sobre el posible retorno del felino más amenazado del mundo a los montes murcianos.

A las voces favorables se ha sumado el biólogo Marcos Moleón, experto en conservación de fauna amenazada de la Junta de Andalucía, que ha desarrollado su labor investigadora en el estudio de las interacciones entre los depredadores y sus presas y las consecuencias sobre la estabilidad de los ecosistemas.

El sábado participa en Murcia en la I Jornada de Gestión Cinegética de Calidad en la ZEPA Monte El Valle y Sierras de Altaona y Escalona, organizada por la Asociación para el Desarrollo Sostenible del Garruchal (ADESGA).

- Murcia acaba de anunciar que se plantea la reintroducción del lince. ¿Lo ve factible o sólo una bonita declaración de intenciones?

- El lince es una especie muy simple: prácticamente sólo necesita conejos y no ser tiroteado. En el momento en que Murcia disponga de un espacio amplio, lo suficiente como para albergar una población de linces viable a largo plazo,y coincidan estas dos condiciones básicas, estará en disposición de acogerlos. La recuperación del área de distribución histórica del lince en Murcia sería, además, una buena noticia para los cazadores, dado que es bien sabido que la presencia del felino favorece las poblaciones de conejos, perdices y otras especies-presa al limitar la abundancia de otros depredadores menos poderosos, como los zorros.

- ¿Qué papel deberían jugar los cazadores en este proyecto?

- El colectivo cinegético debería ser uno de los que lideraran la vuelta de este magnífico emblema del ecosistema mediterráneo a Murcia. Además, la presencia del lince sería altamente deseable porque desencadenaría toda una batería de actuaciones que beneficiarían a muchas otras especies, y supondría un impulso para acercar los valores naturales al grueso de la sociedad, en especial a los niños, que suelen mostrar una implicación particularmente vigorosa con las reintroducciones de especies emblemáticas.

- Caza y conservación de la biodiversidad: ¿es posible que se entiendan naturalistas y cazadores?

- Ambas posturas son en realidad más complementarias de lo que aparentan, de modo que cada una tiene cosas que aportar para incentivar los intereses de la otra. Sin embargo, el acercamiento sólo será posible cuando dichas posturas estén fundamentadas en argumentos más que en suposiciones, impresiones o prejuicios.

- ¿Es verdaderamente compatible la caza con la conservación de las especies?
 - Estoy plenamente convencido, pero con matices. Los estudios realizados hasta la fecha indican que los depredadores sólo serían capaces de limitar a las poblaciones de presas de interés cinegético de manera excepcional, y siempre y cuando el sistema natural haya sido ya duramente castigado por la actividad humana. Dicho de otro modo: si lográramos frenar la degradación del hábitat, el uso descontrolado de productos fitosanitarios y la propagación de enfermedades como la mixomatosis o la neumonía hemorrágico vírica -aspectos que interesan por igual a cazadores y a conservacionistas-, tendríamos sanas y nutridas poblaciones de presas y muy probablemente los depredadores dejarían de preocupar a los cazadores. Se puede decir que los depredadores han pagado tradicional e injustamente los platos rotos de nuestras propias acciones. Y tampoco hay que olvidar que en muchos cotos la presión cinegética es ciertamente exagerada; los cazadores deberían ser más propensos a la autocrítica.

- Pero la mentalidad del cazador ha evolucionado, ¿o no?

 - La mentalidad avanza, pero es un proceso demasiado lento. La única herramienta útil a largo plazo es incrementar el nivel de conocimiento del medio y de las consecuencias que sobre su estabilidad tienen perturbaciones como la caza, y trasladar el mensaje resultante a todos los colectivos implicados y a todos los niveles educativos. Mientras tanto, habrá que aplicar, y mejorar, las leyes que existen al respecto.

- Ante quienes ponen cebos envenenados, ¿multas, penas más duras o educación?

- Como insinuaba antes, todos los frentes son importantes. Es vital que aquel que cometa un acto ilegal no se sienta impune, algo a lo que la gente "de campo" ha estado particularmente malacostumbrada desde hace tiempo. Lo deseable sería un futuro en que la educación previniera la adopción de medidas más severas.

- El Gobierno murciano ha desarrollado una Estrategia Regional de Caza, para que el turismo cinegético sea una fuente de ingresos, como ocurre en Andalucía, Castilla-La Mancha o Extremadura. ¿Vale la pena apostar por un plan así?

- Absolutamente. Considero indispensable disponer de un plan estratégico que ordene y regule desde una perspectiva común una actividad lúdica y económica tan importante y con tantas connotaciones de conservación como la caza. Una estrategia de este tipo, siempre y cuando esté desarrollada por expertos, tenga en cuenta el contexto ecológico y cuente con el consenso de los diversos colectivos implicados, puede convertirse en un gran y sostenible aliado de las economías rurales y, por añadidura, del medio natural.

- La población de águila perdicera en Murcia -poco más de 20 parejas- está situada cerca de áreas litorales con gran presión urbanística. ¿Qué hacer?

-El águila perdicera es una especie muy vulnerable. Su relativa cercanía a núcleos de población hace que constantemente se enfrente a numerosas amenazas.

Pienso que los periodos de crisis deberían ser aprovechados para aplicar más que nunca racionalidad y visión a largo plazo en políticas que, como la urbanística, pueden ejercer grandes influencias en la preservación de nuestro patrimonio natural.

(Publicado en 'La Verdad' el 11 de mayo de 2010)
Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy