Portada Excursiones Sierra de la Pila y Abanilla La húmeda garganta del Cagel
Sierra de la Pila y Abanilla
La húmeda garganta del Cagel
( 18 Votos )
enviar a meneame
artsexylightbox

El río, encajonado en la espectacular garganta del Cagel.

Hasta el nacimiento del río Chícamo (Abanilla) por un cañón espectacular

Imposible olvidar tanto frescor, tanto silencio, tanta belleza. Imposible no conmoverse ante el cruel contraste entre los barrancos amarillos y secos de Abanilla y el vergel en que convierte su lecho el fluir constante, modesto y elegante del río Chícamo.

El Chícamo, otro río milagroso –como el Luchena, el Benamor, el Mula– que aporta vida y color a un espacio natural donde lo más normal sería que las lagartijas se desplazaran con cantimplora. Adentrarse en la garganta del Cagel –o Cager– para seguir su curso alto hasta el nacimiento supone una caminata divertida de unos cinco kilómetros en los que avanzaremos paralelos al río y tendremos que cruzar el cauce  en varios  puntos del recorrido.

En La Umbría está el inicio de esta ruta, sencilla y aconsejada para hacerla con niños. Pasadas las casas, y en una vaguada reforzada con cemento bajo la que discurre el agua, comenzamos a caminar hacia la izquierda, río arriba.

En apenas 500 metros nos adentramos en la garganta del Cagel, en cuya arenisca petrificada ha horadado el Chícamo un espectacular cañón. Las paredes describen formas sinuosas sobre nuestras cabezas, ocupadas en cavilar la forma de saltar de un margen a otro sin caer al agua. Siempre encontraremos una piedra salvadora para apoyarnos, aunque es recomendable llevar calzado de repuesto en la mochila para mojarnos sin complejos. 

Al salir de la garganta nos encontraremos con los restos del molino del Chícamo, que dejó de funcionar a principios de los 60. Aquí dejamos el cauce y tomamos un camino –ojo a los peligrosos quads si vamos en fin de semana– en busca del nacimiento entre palmeras, pinos y cañas.

Pasaremos junto a una playa y a la derecha de un cruce de caminos, en medio de un cañaveral, lo encontraremos: el Chícamo surge en una modesta cavidad –casi un charco– por la que se derrama discretamente el acuífero de la Sierra de Quibas.

(Publicado en 'La Verdad' el 19 de mayo de 2006)

Comentarios (2)Add Comment
...
escrito por GABRI, junio 30, 2012
A pesar de que considero el Campo de San Juan como el mejor lugar de Murcia, El Chícamo, mi tierra, tiene un encanto especial. Palmeras, oasis, ramblas, cárcavas, antiguos deltas de millones de años y badlands conforman un paisaje mágico. El río Chícamo es el elemento que da la vida a la Palestina murciana. Cuántas historias por contar de los días pasados en el tramo alto del Chícamo.
...
escrito por GABRI, junio 30, 2012
Por cierto, es la garganta de El Cajer, con r.

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy