Portada Excursiones Sierra de Almenara ¿Qué tiene La Zerrichera?
Sierra de Almenara
¿Qué tiene La Zerrichera?
( 0 Votos )
enviar a meneame
artsexylightbox

La Zerrichera, al fondo, abrigada por el monte Escribano –izquierda–.

Tortugas moras y águilas perdiceras pueblan este rincón de la Almenara, donde se pretendió construir un polémico resort

La actualidad nos lleva a La Zerrichera, un pequeño valle encajonado en la Sierra de Almenara donde un poderoso grupo constructor quiere levantar un –¡otro!– resort con viviendas de lujo, hotel y campo de golf.

Al hilo de su polémica recalificación para alicatarlo hasta arriba han salido a la luz informes y contrainformes, así como atrevidas manifestaciones públicas realizadas sin cumplir una premisa fundamental: conocer el lugar en cuestión, amparado por cierto bajo las figuras de protección LIC –Lugar de Interés Comunitario– y ZEPA –Zona de Especial Protección para las Aves–.

Y como para saber de un espacio natural hay que recorrerlo, tomen nota de tres propuestas para acercarse a este rincón modesto pero valioso de la Murcia más natural y desconocida.

A La Zerrichera llegamos desde Águilas o Lorca por la autovía del Mediterráneo. El mejor sitio para dejar el coche es la gasolinera que se encuentra cuando faltan 13 kilómetros para llegar a la localidad costera.

Nuestro objetivo es utilizar un paso subterráneo para cruzar la autovía y situarnos en la falda del Escribano, que linda ya con la finca de la discordia. Tenemos varias opciones: si ascendemos al Escribano disfrutaremos de una panorámica magnífica de este sector de la sierra.

Si lo que queremos es pisar lo que en el futuro puede ser el green de la urbanización, hay que tomar un empinado camino –de servidumbre pública, aunque el terreno sea privado– que remonta la finca y nos conduce hasta lo alto de la sierra. La pista se deja caer por la otra vertiente, hacia la rambla del Aljibejo, y continúa hasta la carretera de Puerto Lumbreras. Una tercera alternativa es caminar por la rambla paralela a la autovía hasta alcanzar el puerto de Purias –550 metros de altitud– entre terrazas de almendros, cañas y adelfas.

Ahora no es el tiempo, pero entre los romeros de La Zerrichera se arrastra la tortuga mora y tiene uno de sus cazaderos favoritos la cada vez más escasa águila perdicera, que convive con el búho real, el halcón peregrino y otras especies que en la Europa civilizada estarían en un altar. Y no jugando al golf.

(Publicado en 'La Verdad' el 11 de noviembre de 2005)


Más artículos:

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy