Noroeste y Río Mula
El río del arroz
( 1 Voto )
enviar a meneame
artsexylightbox

Un senderista contempla la vega del río Segura entre El Hondón y la aldea hellinera de El Maeso. :: M. A. RUIZ

15 kilómetros inolvidables caminando junto al Segura entre el Cenajo y El Maeso

De Murcia capital hacia arriba, casi cualquier tramo del río Segura depara una excursión recomendable; de Cieza hacia arriba, sin embargo, cada palmo del cauce es una fiesta para los aficionados a recorrer los espacios naturales. Por eso apetece remontar el cauce una y otra vez para disfrutar del espectáculo que ofrece un río limpio y vivo.

Anoten esta propuesta, si es que no la conocían ya: del pantano del Cenajo hasta El Maeso caminando junto al río a lo largo de 15 kilómetros en los que el Segura hace de frontera entre Murcia y Albacete. Avanzaremos por el término municipal de Moratalla hasta que crucemos el río en El Hondón, más o menos en la mitad del camino, para terminar nuestra caminata en una aldea de Hellín, donde debemos tener la precaución de dejar un coche para así no tener que hacer de nuevo a pie el camino de vuelta.

Partimos desde la pista forestal que nos encontraremos al pie de la presa, bajo el Collado del Águila, y que acompaña al río por su margen derecho. Pasamos junto a la presa de Machuca y, cuando llevemos dos kilómetros, avistaremos a nuestra derecha la Sierra de Cubillas. Nos internamos en el paraje del Cenajo y superamos un vetusto puente de madera casi completamente oculto por la vegetación, que se adueña de cada palmo libre. Veremos también la Casa del Cenajo y los primeros arrozales, que ya nos acompañarán a lo largo de casi toda la excursión.

En el kilómetro 4,5 podemos descansar un poco en el área recreativa de La Mina, donde encontraremos mesas y asientos de piedra, una barbacoa y juegos infantiles.
A partir de este punto, la pista forestal se eleva sobre el río, que volveremos a encontrarnos en la piscifactoría. Desde aquí seguimos hacia El Hondón, una finca arrocera situada en el kilómetro 8 de nuestro recorrido. Precisamente en El Hondón tenemos que abandonar el camino principal, que se aleja del cauce y sube por la Sierra de Pajares; nosotros tenemos que buscar otro camino que baja hasta el Segura para cruzar el río y continuar por el margen opuesto.
La amplia vega del río riega en esta zona grandes arrozales y cultivos de frutales, junto a casas de labor perfectamente integradas en el paisaje. Parece que los habitantes de este paraíso han tenido mucho cuidado de no agredir un entorno tan bello y valioso.

La pista nos lleva junto a las fincas de La Hoya y La Chamorra hasta El Maeso, donde acaba nuestro recorrido.

(Publicado en 'La Verdad' el 8 de enero de 2010) 
Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy