Portada Excursiones Noroeste y Río Mula Revolcadores en menos de tres horas
Noroeste y Río Mula
Revolcadores en menos de tres horas
( 0 Votos )
enviar a meneame
artsexylightbox

Un montañero camino de la cumbre de Revolcadores.

Ascenso rápido a la montaña más alta de la Región desde Cañada de la Cruz

Revolcadores es una montaña amable, pese a sus más de 2.000 metros de altura, que se deja subir hasta por un niño. Como un perrazo bonachón que no nos va a morder nunca.

En invierno -bueno, aún en otoño- y con nieve y niebla, la perspectiva cambia un poco, aunque el macizo moratallero sigue siendo una opción segura para pasar un día inolvidable en la naturaleza siempre que conozcamos el terreno y guardemos las normas de seguridad básicas.

Las diferentes rutas de ascenso al punto más alto de la Región han sido un hervidero durante los dos últimos fines de semana, con la sierra cargada de nieve, y el que viene aún será bueno para subir porque el pronóstico augura tiempo soleado y el monte seguirá pintado de blanco.

Desde Puerto Alto y Los Odres tenemos las dos rutas rápidas más conocidas para alcanzar la cumbre, pero Revolcadores se deja subir por otras vertientes, y uno de estos itinerarios, quizá menos conocido, permite salir desde Cañada de la Cruz y estar de vuelta en menos de cinco horas.

Eso sí: se trata de subir por un barranco, posiblemente con bastante nieve, por lo que sólo deben aventurarse quienes tengan experiencia en la montaña y cuenten con el equipo necesario.

Partiendo de Cañada de la Cruz, hay que dirigirse por una pista -por el este- hacia el Cortijo del Palomar (cualquier persona que se encuentre en el pueblo le indicará el camino). No tardaremos más de media hora en encontrar el caserío, el primer hito de nuestra excursión.

Una vez aquí tenemos que modificar nuestro rumbo para buscar, girando ligeramente al norte, un barranco que nos va a llevar sin pérdida hasta la zona de cumbres. Así de fácil y en menos de tres horas. Eso sí, se trata de un barranco -ni siquiera es una senda-, por lo que hay que armarse de paciencia y poner en práctica el viejo dicho montañero: a camino largo, corto el paso. Y más si tenemos que avanzar entre la nieve. La vuelta, por el mismo camino.

(Publicado en 'La Verdad' el 19 de diciembre de 2008)

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy