Portada Excursiones Noroeste y Río Mula De La Puerta a la Casa de Cristo
Noroeste y Río Mula
De La Puerta a la Casa de Cristo
( 0 Votos )
enviar a meneame
artsexylightbox

Una de las fuentes que salpican el recorrido.

Quince kilómetros entre fuentes y casas de labor por la Sierra de los Álamos (Moratalla)

Hay un paseo bellísimo a una hora escasa en coche del lugar en el que usted está leyendo ahora mismo este periódico. Se trata de la pista forestal que sepata el camping La Puerta, en Moratalla, de la ermita de la Casa de Cristo, quince kilómetros inolvidables ceñidos a la umbría de la Sierra de los Álamos y salpicados de fuentes de agua limpia y fresca.

Este trayecto nos ofrece al menos cuatro o cinco rincones donde detenernos y dejar pasar las horas a la sombra de nogales, chopos y pinos.

La pista –marcada con un cartel indicador de la finca de Los Gorros– se toma a la entrada del camping La Puerta y discurre en su primer tramo paralela al río Alhárabe.

Las primeras pendientes, suaves, nos van proporcionando vistas panorámicas del valle, con las sierras de La Muela y El Cerezo al frente.

A los seis kilómetros la pista se bifurca: hay que seguir el camino de la izquierda, ya que el ramal de la derecha conduce hacia Béjar.

El camino es una subida continua, así que vamos ganando altura y la Sierra de los Álamos comienza a ofrecernos su cara más verde y fragante.

Pronto nos encontramos con cortijos –unos abandonados y otros en uso– y fuentes que alimentan, aguas abajo, el cauce del Alhárabe.

El lugar ideal para hacer un alto en el camino es La Pegueruela, una fuente que mana bajo el Alto del Frontón, y que compone, junto a la casa de labor, un conjunto idílico para echar una siesta a la sombra de los árboles.

Deténgase en cualquier recodo del camino y mire al cielo. Puede que las encuentre a simple vista o necesite echar mano de los prismáticos. Una pareja de águilas reales pueda estar sobrevolando su cabeza, varios cientos de metros por encima de usted, mientras trata de localizar el movimiento de algún conejo.

En el último tramo del recorrido el camino transita por terreno más llano, ya frente al pico del Buitre. El final de nuestra excursión llega en la Casa de Cristo, una ermita construida entre los siglos XVI y XVIII. Lo mejor es que alguien nos recoja en este punto. Si no... ánimo: el camino de vuelta es cuesta abajo.

(Publicado en 'La Verdad' el 12 de agosto de 2005)

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy