Portada Excursiones Noroeste y Río Mula Un laberinto de encinas
Noroeste y Río Mula
Un laberinto de encinas
( 3 Votos )
enviar a meneame
artsexylightbox

Un senderista atraviesa el chaparral de Bajil camino del Rincón de los Huertos en uno de los tramos donde la vegetación es más cerrada. Cima del Pedro López, con el Morrón de Totana enfrente.

De Bajil a Rincón de los Huertos (Moratalla) a través de un inmenso chaparral

Atención, senderistas: una excursión en la que estaremos rodeados de árboles de principio a fin pero en la que no veremos ni un pino.

¿Imposible?

De eso nada, siempre que nos dé por recorrer el chaparral de Bajil, un gran altiplano calizo situado a casi 1.300 metros de altura y forrado exclusivamente por encinas de bajo porte y sabinas.

La excursión une las aldeas de Bajil y Rincón de los Huertos atravesando la selva de encinas, y más o menos a mitad de camino tendremos la opción de desviarnos -izqda.- para conocer dos cuevas en cuyas grandes salas se encierra ahora ganado esporádicamente.

Nuestro recorrido comienza en Bajil del Cenajo, las casas-cueva situadas frente al caserío de Bajil, al otro lado de la cañada.

Camino del chaparral pasamos junto a una balsa que retiene el agua de un manantial; junto a este bonito rincón, presidido por una gran noguera, alcanzamos una pista que nos conduce sin apenas esfuerzo hasta la superficie boscosa, por donde podemos caminar con comodidad a través de una compleja red de sendas en la que hay que tratar de orientarse, lo que no es fácil cuando hay niebla: tenemos que tratar de progresar en línea recta, desviándonos a veces por la derecha en los cruces, para avanzar en paralelo a la carretera El Sabinar-Benizar.

El chaparral parece no terminarse nunca y a cada momento nos saldrán otros caminos a derecha e izquierda, pero nosotros debemos fijarnos en el Puntal de Cárdenas (1.435 metros), una elevación que será un buen punto de referencia para no perdernos.

Una vez alcanzado este vértice, en el kilómetro 3 de la excursión, tomamos un camino que gira a la izquierda bajo la antena, en dirección norte, y que lleva hasta Rincón de los Huertos.

Bajamos con cuidado por los Toriles y la Balsa Grande, un entorno fresco y agradable donde cantan las fuentes y crecen nogales, almeces y chopos. Silencio, vegetación y agua en abundancia.

Si no hemos podido dejar un coche en el final de la ruta tenemos la posibilidad de continuar hacia el punto de destino por el Collado Blanco: basta con seguir el camino principal y tomar después la Cañada de Bajil en sentido descendente, aunque al final nos saldrán casi diez kilómetros.

Que valen la pena.

(Publicado en 'La Verdad' el 29 de enero de 2010)

Comentarios (2)Add Comment
...
escrito por Javier, junio 18, 2012
Os recomiendo que hagais esta ruta en el mes de mayo o primeros de junio ya que en el encinar del Bagil en esa época estarán en flor las preciosas peonías (Paeonia broteroi) que con sus flores púrpuras están espectaculares. Y son pocos los sitios dentro de la región donde se pueden encontrar estas flores.
...
escrito por Juan, septiembre 10, 2012
Yo recomiendo recorrer el chaparral de Bajil avanzado el otoño, y penetrando en las cuevas de la Iglesia y de los Murciélagos. Os impresionarán y tienen un acceso muy fácil. Cuidado con no perderos.
Hay también pinturas rupestres en los abrigos rocosos que sostienen la planicie. Y un dolmen al otro lado de la cañada, un poblado del Calcolítico y unas impresionantes cuevas-aprisco abiertas al Campo de san Juan. La visita merece un refrigerio que podéis tomar en el pequeño caserío de Zaén.
Para echar el día, mejor imposible.

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy