Portada Excursiones Mazarrón
Mazarrón
El balneario está en la rambla
( 17 Votos )
artsexylightbox

Un baño al aire libre con agua termal a 51 grados en El Saladillo (Mazarrón)

El surgimiento termal de El Saladillo es uno de tantos prodigios con que nos sorprenden los espacios naturales de la Región: un sifonazo de agua a 51 grados en medio de la rambla en el que los "guiris" se remojan noche y día. Van de la poza al chorro y del chorro a la poza. Les encanta. Vale la pena echar un vistazo a este fenómeno, que al parecer fue descubierto casualmente por el dueño de los terrenos, que buscaba caudales para regar sus tierras. Pinchó en el acuífero y le salió agua hirviendo. 

Mazarrón
Las playas que asistieron a un milagro
( 8 Votos )
artsexylightbox

Ocho kilómetros a pie entre Bolnuevo y Percheles por las calas nudistas de Mazarrón

Un día cualquiera en Mazarrón, por ejemplo por la mañana temprano, unos cuantos afortunados senderistas, ciclistas y corredores de fondo disfrutan de una ancha y larga pista (10 kilómetros) hasta el límite municipal con Lorca (en Parazuelos) que nos descubre este amplio sector de litoral virgen de la Región.Playas excelentes con vistas a la Sierra de las Moreras, el Lomo de Bas y Cabo Cope donde uno puede tomar el sol en cueros mientras deja volar la imaginación con la leyenda de la Virgen del Milagro o busca con los prismáticos a la valiosa águila perdicera

 

Mazarrón
Donde vuelan las águilas
( 4 Votos )
artsexylightbox

Ascenso a la Sierra de las Moreras (Mazarrón) por el frondoso Barranco de Algezares

Pongámonos de acuerdo: una vez convencidos de que está todo descubierto, nada como entregarse al modesto placer de conquistar los paraísos cercanos. Uno de ellos es la Sierra de las Moreras, un imponente baluarte rocoso que emerge en paralelo entre la carretera de Águilas y las playas vírgenes de Mazarrón (crucen los dedos y recen todo lo que sepan, a ver lo que duran).

Mazarrón
Las Moreras: una rambla viva
( 2 Votos )
artsexylightbox

La rambla de Las Moreras resiste: a la presión urbanística, a los invernaderos, a los camiones que van y vienen cargados de grava, a la sequía...

Y en las charcas que se forman en su cauce se concentra estos días una interesantísima colección de aves acuáticas por las que merece la pena dejar lo que estamos haciendo, agarrar los prismáticos y poner rumbo a Mazarrón. Entre la colonia permanente de la rambla y las especies migratorias que hacen un alto camino de África podemos echarnos al catalejo, entre otros, ejemplares de garza real, polla de agua, avoceta, cigüeñuela, porrón, pato cuchara, aguilucho lagunero y, si tenemos mucha suerte, el raro críalo.