Portada Excursiones Cazorla, Sierra de Segura y La Sagra Por Riópar entre montañas y ríos
Cazorla, Sierra de Segura y La Sagra
Por Riópar entre montañas y ríos
( 4 Votos )
enviar a meneame
artsexylightbox

Un grupo de ciclistas pedalea por la sierra.

Recorrido de 80 kilómetros en bicicleta a través de los bosques de la Sierra de Alcaraz albaceteña

No tiren este papel. En serio: guárdenlo porque el recorrido que en él se describe les va a abrir la puerta de uno de los espacios naturales españoles más formidables: la Sierra de Alcaraz  albaceteña. Los municipios de Riópar, Yeste, Elche de la Sierra, Liétor, Letur, Alcaraz, Molinicos y Paterna del Madera custodian un patrimonio natural y etnográfico grandioso del que podemos disfrutar a poco más de una hora de Murcia.

Cadenas montañosas interminables, altos calares donde brotan ríos como el Mundo, el Tus y el Madera, grandes bosques de pinos, choperas y manchas de encinas y sabinas, además de ejemplares aislados de árboles tan valiosos como el tejo es lo que nos vamos a encontrar en una comarca donde la naturaleza nos rodea, nos acompaña y nos marca el ritmo.

Ciervos, muflones, gamos, cabras monteses, jabalíes y gatos monteses son los amos de la sierra, donde hasta hace bien poco aún cazaba el lince (los osos se extinguieron a finales del siglo XIX). Y, por si fuera poco, se cogen moras en agosto y níscalos en octubre.

Riópar, donde nace espectacularmente el río Mundo, es una base ideal para recorrer esta sierra, continuación natural del parque de Cazorla, Segura y Las Villas, con el que forma el mayor espacio forestal de la península y una de las áreas protegidas más extensas de Europa. Y precisamente en Riópar podemos iniciar una ruta circular de 80 kilómetros por pistas, sendas y estrechas carreteras locales que nos va a guiar por estos bosques mediterráneos aún casi intactos.

La excursión se presta a la bicicleta de montaña, y el recorrido se puede hacer en uno, dos o más días, en función de nuestro estado de forma. Si lo hacemos a pie necesitaremos tres o cuatro jornadas.

Km 0. Nos ponemos en marcha saliendo por la puerta principal de la finca La Toma del Agua y afrontamos un fuerte descenso por el estrecho Camino del Icona.

Km 0,7. Giramos a la izquierda y nos incorporamos a la carretera que lleva desde El Laminador y Lugar Nuevo a La Cañada de Provencio por unas primeras pendientes que nos sirven para calentar las piernas. Pasadas unas casas de recreo, veremos a la izquierda de la carretera unos corrales donde a partir de la primavera encierran ganado bravo. El asfalto se empina y se returce en un par de curvas que nos harán sudar, aunque el puerto aparece pronto y nos da un descanso.

Km 4,3. Al poco de iniciar el descenso abandonamos la carretera y tomamos una pista ancha y cómoda a la izquierda por la que seguimos avanzando cuesta abajo.

Km 5,1. En algo menos de un kilómetro giramos de nuevo, esta vez a la derecha, en un entorno de casas de labor donde siempre ladra un perro y humea una chimenea. Delante de las casas corretean las gallinas y de las ventanas se escapa un aroma a caldo que hace la boca agua.

Km 6,3. En un alto seguimos por el camino principal, despreciando el ramal que sale a la derecha junto a una era en la que veremos aperos de labranza.

Km 6,4. Seguimos por la derecha apenas cien metros después. A la izquierda divisamos la estampa humilde y eterna de una aldea de montaña.

Km 6,7. Atentos al Stop. Salimos de nuevo a una carretera asfaltada, que tomamos girando a la derecha.

Km 8,2. Cruce en forma de T. Seguimos hacia la izquierda.

Km 8,7. De nuevo nos salimos de la carretera para tomar otra pista forestal, hacia la izquierda.

Km 11,7. Continuamos por la pista principal, que gira suavamente hacia la izquierda.

Km 13,9. Otra vez al duro asfalto, hacia la izquierda, en dirección a Vegallera y Chovales.

Km 15,9. Transitamos sobre un puente dos kilómetros después.

Km 17,2. El camino nos llama de nuevo, así que abandonamos la carretera antes de llegar al pueblo y nos internamos en la sierra girando a la derecha.

Km 19,3. Otro desvío a la izquierda que no debemos tomar. Continuamos por la pista principal.

Km 22,3. Giro a la izquierda. Circulamos ahora por una pista solitaria que nos va descubriendo rincones excepcionales de la sierra. No será raro que se nos cruce algún gamo, por lo que conviene pedalear atentos, tratando de llevar la vista al frente, y no sobre la rueda delantera.

Km 25. Ahora hacia la derecha. Llaneamos y descendemos en un entorno natural formidable. El cuento de Caperucita y el lobo debió desarrollarse en un lugar muy parecido a éste.

Km 25,4. Y en este punto a la izquierda, en un cruce de caminos partido por un árbol con un cartel rudimentario que anuncia la cercanía del caserío del Batán, un rincón idílico del municipio de Paterna del Madera.

Km 26,1. Cuidado ahora porque iniciamos un descenso por un camino roto desde el que disfrutamos de grandes vistas sobre el valle. Ojo a los frenos.

Km 28,2. Salimos a la carretera girando a la izquierda.

Km 29,7. Llegamos al Batán, donde podemos hacer un alto en el bar de María. En esta casa se sirve comida de la sierra verdadera, deliciosa y contundente: ajopringue, huevos agarraos... El Batán es un lugar de ensueño del que cuesta irse porque ofrece todos los tópicos que podamos imaginarnos: un valle silencioso, un río (el Madera), una chopera, un caserío limpio y ordenado, unos huertos familiares... y buenos alimentos.

Km 30,4. Nos vamos del Batán, aunque nos pese, torciendo a la derecha en un cruce en forma de T, junto a una parada de autobús. Ahora nos toca pedalear unos cuantos kilómetros cuesta arriba, que habrá que afrontar con paciencia porque se nos pueden atragantar. Aún nos quedan casi 50 kilómetros hasta Riópar.

Km 36,2. Seguimos recto en este cruce, en dirección a Alcaraz.

Km 39,7. Atención máxima en este cruce en el que giramos a la izquierda para tomar de nuevo pista forestal. En este punto hacemos un giro que nos devuelve a Riópar, así que si nos lo saltamos por un despiste nos iremos hacia Alcaraz.

Km 43,7. La pista principal nos lleva plácidamente por el borde de la sierra, y nos da la oportunidad de disfrutar de un panorama grandioso. A nuestra derecha veremos el imponente pico de Almenara (1.798 metros), que nos va a acompañar durante unos cuantos kilómetros.

Km 54,9. Pasamos junto a Zapateros, una pequeña aldea. De los tres caminos que nos salen al frente elegimos el de la derecha, junto a una chopera.

Km 55,2. Nuestra pista pasa sobre un arroyo justo antes de llegar otra vez a la carretera (la que enlaza Riópar con Alcaraz por el Puerto de las Cruceticas). Hacemos el Stop y giramos a la izquierda. Descenso prolongado.

Km 67. Pequeña raqueta en la carretera, para seguir por la izquierda, buscando las casas de Riópar Viejo.

Km 67,7. Desvío por la derecha hacia Riópar Viejo.

Km 68,4. Descanso obligado en Riópar Viejo para pasear entre sus casas semiabandonadas, conocer su iglesia del siglo XV y disfrutar de sus vistas fantásticas.

Km 69,1. Abandonamos el pueblo fantasma por la derecha, en fuerte bajada.

Km 72. Giramos a la derecha (por la izquierda, Fuente Grande).

Km 75,8. Stop y giro a la derecha. Precaución máxima porque entramos en el área urbana de Riópar.

Km 76. A la izquierda en un cruce en forma de Y.

Km 76,2. Otro cruce en forma de Y, y de nuevo a la izquierda.

Km 77. Gasolinera. Nos vamos hacia la izquierda (la carretera de la derecha conduce hacia el nacimiento del río Mundo).

Km 78,3. El Laminador. Nos desviamos por la izquierda hacia La Toma del Agua.

Km 80,3. Giramos de nuevo a la izquierda por el Camino del Icona hacia La Toma del Agua.

(Publicado en 'La Verdad' el 9 de enero de 2009)
Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy