Portada Excursiones Cartagena y La Unión El centinela de Calblanque
Cartagena y La Unión
El centinela de Calblanque
( 3 Votos )
enviar a meneame
artsexylightbox

La cumbre del Atalayón (en el centro) destaca en la fachada montañosa del tramo Cala Reona-Calblanque.

Sencillo ascenso al Atalayón (178 metros), una modesta cumbre sobre el parque regional

El Atalayón es una modesta elevación que señala la entrada oriental al parque regional de Calblanque, un picacho que no llega a los 200 metros de altura pero que sin embargo nos concede unas vistas panorámicas estupendas de las llanuras preafricanas junto a las playas y las salinas del Rasall.

Por su cercanía al mar, la sensación de altura es mayor que la envergadura real de la montaña, por cierto la cumbre más baja de las recogidas en el catálogo regional elaborado por el Club Montañero de Murcia. Y precisamente por estar al borde mismo del mar, desde su cima se otea claramente Cabo de Palos, La Manga y Calblanque.

Subir hasta esta minicumbre es un juego de niños, un paseo sencillo que servirá para descubrir Calblanque a quienes aún no lo conozcan y para mostrar una perspectiva poco conocida a los que acostumbren a recorrerlo desde el acceso habitual de las playas.

La excursión comienza en un extremo de la playa de Cala Reona, donde termina la cala y comienza la montaña. En este punto nos encontraremos con un cartel señalizador del parque, y una pista que comienza a rodear la montaña por la base, y que llega hasta Calblanque.

No hay que tomar este camino; debemos elegir en cambio una senda que se interna por el pequeño barranco que queda a nuestra derecha. Entre palmitos, lentiscos y plantas aromáticas tenemos que buscar el estrecho sendero que trepa hasta la cumbre del Atalayón. Lo normal es que podamos pisarla en poco más de media hora.

A lo largo de la subida nos encontraremos con huellas de los pozos mineros de cobre, plata y estaño explotados por iberos, griegos y romanos.

La bajada podemos hacerla por el mismo camino, o bien dejándonos caer por la otra vertiente, de cara al mar, para regresar hasta Cala Reona por la pista ancha y en buen estado. Hay que tener cuidado con los tropezones, porque hay mucha pendiente, aunque no será complicado llegar hasta un pequeño barranco por el que ya nos resultará más cómodo llegar hasta el camino.

Al caer a la pista nos encontraremos con varios pozos mineros, apenas protegidos por una malla metálica, a los que conviene acercarse con mucha precaución (y los niños alejados, por supuesto). Girando a la izquierda estaremos de nuevo en Cala Reona en 15 minutos. 
Comentarios (1)Add Comment
...
escrito por MELISSA, mayo 18, 2016
Calblanque es mi playa favorita! Si buscáis una casa cerca del mar en la zona de La Manga, la pagina siguiente propone viviendas : http://www.ready4spain.com/es/

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy