Miguel Ángel Ruiz Parra. Informo sobre medio ambiente. También opino y creo que me mojo, pero prefiero aportar datos y documentos. Entre el campo y la redacción, siempre persiguiendo noticias. Soy jefe del área de Sociedad y Cultura de La Verdad.




Humo y ceniza sobre el gran verde
( 8 Votos )
31.07.17 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Columnas de humo sobre la Sierra de Segura, cerca de Yeste. FOTO: EFE

El incendio de Yeste está arrasando unos bosques atlánticos únicos en el sur de España

Qué deciros de la Sierra de Segura, uno de mis lugares en el mundo. Los mejores bosques del sur de España, donde han ardido más de 2.500 3.200 hectáreas desde el jueves pasado, cuando el fuego se inició en Yeste. Un incendio que, como a tantas personas (vecinos afectados, amantes de estas montañas y pueblos del sur de Albacete que lindan con Jaén y Murcia), me está quemando el corazón. Porque no estamos perdiendo un espacio natural cualquiera: las llamas, que siguen avanzando mientras escribo esto, están arrasando una masa forestal única en el Sureste, con especies vegetales propias de otras latitudes como acebos, avellanos, robles, helechos... Una gran isla vegetal que engulle todas las borrascas, a levante y poniente, y que ha llegado a registrar un régimen pluviométrico superior a los mil litros sobre su calares algunos años.

Resistentes (hasta ahora) a la sequía y el cambio climático, estos bosques más atlánticos que propios del mediterráneo son un reducto privilegiado de biodiversidad con algunos de los paisajes más auténticos de la naturaleza española. Y un impagable regulador del clima en un entorno cada vez más acosado por la desertificación. Más de 700 hectáreas quemadas pertenecen al Parque Natural de los Calares del Río Mundo y de la Sima (la Junta de Castilla-La Mancha aún no puede confirmar si el incendio ha sido intencionado).

El nacedero de los ríos Segura, Mundo, Tus, Zumeta y Madera, donde emergen los calares del Mundo, la Sima y Cabeza de la Mora, un océano vegetal custodiado por picos como el Mentiras, el Argel, el Puntal de la Misa... Se me acumulan los topónimos, los arroyos cruzados y los caminos andados, los recuerdos y el placer de descubrir un rincón nuevo y maravilloso en cada incursión en el gran verde (así le llama el matemático y montañero José Antonio Pastor, quiene ama y conoce como nadie estas montañas). 

Otro tesoro que tampoco hemos sabido conservar.

¿Alguien quiere compartir un comentario sobre la Sierra de Segura?


Comentarios (8)Add Comment
...
escrito por Frank Inspector, julio 31, 2017
Como haya sido causado por el hombre.... No sé qué más decir sin perder la compostura...
...
escrito por navarro, julio 31, 2017
Siempre se dice ante el desastre que solo hay que lamentarse. Luego, mucho mas tarde buscar responsabilidades. Pues lo siento, yo ante un crimen como este, siempre me pregunto ¿ por que?, ¿ quien gana con esta desgracia?. Espero esta vez no ser el que se lleva todo los negativos.
...
escrito por el jardinero, agosto 01, 2017
Se olvida decir que el principal causante de estos desastres es la propia Administración y las Organizaciones de Ecologistas de despachos.Y una pregunta: ¿Por qué la mayoría de los incendios se producen en montes, públicos o privados, pero sometidos a figuras de protección; Parque Natural, Parque Nacional, etc, etc? ¿Por qué no se queman las grandes fincas dedicadas a la ganadería en las dehesas Extremeñas y Andaluzas?

Saludos
...
escrito por Rocky, agosto 01, 2017
Un desastre, una auténtica tragedia. Ver cómo se calcinan estos parajes, estos montes tan maravillosos, es algo que te rompe el corazón

Nunca está de más reivindicar algo que piden los propios habitantes de la zona: más inversión en prevención, más actuaciones a realizar en invierno, más obra pública forestal, que se clareen los montes, muchos de ellos con excesivo regenerado tras el infernal incendio de 1994, que se arreglen los escasos caminos que hay en esa zona, destrozados por las lluvias y el abandono, que se realicen más fajas auxiliares, que se abran más caminos, más tratamientos selvícolas, que todo ello sirva además de para mejorar los bosques, dinamizar la tan deprimida población rural cada vez más escasa.

La NO-GESTIÓN lleva a estas cosas. No es de recibo tratar de justificar que el hombre no debe actuar en los bosques cuando el hombre actúa en todos los ámbitos de nuestra sociedad. No es justo tratar de imponer desde un despacho o desde una asociación ideas idílicas impropias de nuesto tiempo, irreales a todas luces. Siempre se ha actuado sobre los montes, el hombre además de perjudicar al monte, también puede ayudarlo. Se debe trabajar en los montes, pero no una o dos veces cada 10 años, no. Debe ser un mantenimiento constante, un cuidado como el que hacemos de nuestras casas, de nuestras ciudades, de nuestro entorno....

En fin, muy triste todo....
...
escrito por jorge, agosto 01, 2017
Suscribo todo lo dicho por Rocky, nada que añadir.
...
escrito por Adrián, agosto 01, 2017
Una gran desgracia para todos los murcianos Miguel Ángel, sin duda. El gusto que da cuando llegas a aquellos montes por la carretera de Elche de la Sierra, y pasados unos pocos km empiezas a ver bosque, bosque y bosque, de un verde diferente al de nuestra tierra pero a la vez tan cercano, de una altura similar a la de bosques norteños, tan majestuosos, abrumadores, envolventes con su calma, sorprendentes con sus cursos fluviales cristalinos... Y ahora, por desgracia, con algunas grandes zonas de tristeza gris. Espero que todo se resuelva bien para los vecinos de la zona... Solo me queda decirles que no se preocupen: los murcianos seguiremos acudiendo en masa a visitar a sus pueblos y bosques, sus restaurantes y albergues y, por supuesto, a sus gentes.
...
escrito por Adrián, agosto 01, 2017
Recuerdo la última vez. Fue en mayo. Quise mostrar a mis amigos la grandeza de los bosques de Yeste. Paramos a contemplar el embalse de la Fuensanta, actividad de turismo activo incluida (muy recomendable el puenting). Las imágenes desde el castillo eran de las que no se olvidan: paisaje serrano con olivar entre el bosque y el pueblo. A la vuelta de otro viaje, entre Siles y Riópar nos detuvimos ante la "orden" de un rebaño de ovejas que "regulaba" el tráfico, para regocijo de nuestros ojos. Recuerdo cómo una chica se quedó tan sorprendida al ver que el hombre de la gasolinera de Riópar, a la vuelta, era tan amable, tan cercano y tan educado... "Esto es un mundo distinto", le dije. Volverán a brotar las hojas verdes y seguirán igual de olvidadas las tierras del gran bosque, pero volveremos a disfrutar juntos de ellas. Mucho ánimo.
...
escrito por Miguel, agosto 19, 2017
Conozco bien la zona. Voy varias veces todos los otoños a coger guiscanos desde Moratalla y, para quien no la conozca, os puedo asegurar que es una maravilla. Pasear por esos montes en otoño es uno de los mayores placeres de los que he disfrutado en mi vida. Una verdadera pena este trágico incendio. Tened por seguro que seguiré disfrutando de sus hermosos pinares mientras el cuerpo aguante... Saludos

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy