Miguel Ángel Ruiz Parra. Informo sobre medio ambiente. También opino y creo que me mojo, pero prefiero aportar datos y documentos. Entre el campo y la redacción, siempre persiguiendo noticias. Soy jefe del área de Sociedad y Cultura de La Verdad.




Una oportunidad perdida
( 13 Votos )
08.05.17 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

La manifestación por el Mar Menor, el sábado, en el Paseo Alfonso X de Murcia. FOTO: VICENTE VICÉNS

La manifestación por el Mar Menor se hizo notar, pese a las ausencias, en una Murcia inusualmente llena de gente

Bien por el Pacto por el Mar Menor, Ecologistas en Acción y Greenpeace. Creían importante salir a la calle para expresar su indignación por el deterioro del Mar Menor (continuo en el tiempo, avisado y consentido) y así lo hicieron. No soy muy bueno calculando, pero pudieron ser unas mil las personas que se manifestaron el sábado por la tarde por el centro de Murcia. Un número que, estoy convencido, en ningún caso refleja ni la irritación social ni la magnitud del hecho denunciado. Pero hacerse notar una tarde calurosa de mayo en una ciudad inusualmente petada de gente (tomada por miles de asistentes al festival WAM y al evento Pianos en la Calle) tiene mucho mérito.

Aprovecho para opinar sobre las ausencias (ANSE, pescadores de San Pedro del Pinatar y federación vecinal de Cartagena): creo que se han equivocado. Al margen de los motivos que cada organización ha alegado para descolgarse, todas muy respetables, sigo sin entender que no apoyasen la protesta ciudadana más importante de las que se han convocado (y seguramente se van a convocar) por el Mar Menor. Creo que la manifestación no respondía a lo que se ha hecho o dejado de hacer en el último año, ni al estado actual de la laguna (que puede cambiar de una semana a otra), sino a la dejación histórica de las últimas tres décadas. Una vez descartado el aplazamiento, por falta de acuerdo entre los convocantes, que no estuvieran todos detrás de las pancartas tiene una lectura difícil. Una oportunidad perdida para que se visualice un frente social fuerte.

La respuesta del nuevo consejero de Medio Ambiente a la manifestación, recogida el domingo en 'La Verdad' por mi compañero Jorge G. Badía, es un indicio desalentador de por dónde pueden a ir los tiros de la política 'verde': pedir sensatez a los ecologistas porque "hablar mal del Mar Menor" espantará a los turistas es taaaaaaaan antiguo...

Y para que conste, os pego aquí el manifiesto que se leyó frente al Palacio de San Esteban, sede del Gobierno regional.

¡Por un Mar Menor vivo!


El Mar Menor ha sido hasta hace poco nuestra 'joya de la corona' medioambiental. Sus aguas transparentes, hipersalinas, con pocos nutrientes, poco profundas y con un rango de temperaturas más amplio que el mar, hacían de esta gran laguna salada litoral un espacio singular, con una gran biodiversidad, que se tradujo en la concesión de numerosas figuras de protección ambiental, de ámbito nacional e internacional.

Este ecosistema singular, además, ha estado ligado a la actividad económica de diferentes sectores, por lo que su importancia no es solo ambiental, sino también social, cultural y económica. Sin embargo, no hemos sabido tratar al Mar Menor como la joya que es, y lo hemos maltratado durante décadas, especialmente desde la segunda mitad del siglo pasado.

Desde finales de los años 60 se inició la promoción del turismo residencial ligado al 'sol y playa', lo que ha derivado en el urbanismo excesivo de las riberas del Mar Menor, la construcción de una densidad de puertos deportivos y fondeaderos insostenible, la construcción de obras públicas impactantes como los paseos ribereños, etc.

A esto se suma la transformación de cultivos de secano a regadío a partir de finales de los 70 en el Campo de Cartagena, con la llegada del trasvase Tajo-Segura, lo cual derivó en una transformación del territorio que ha propiciado la contaminación creciente por nutrientes del acuífero y del Mar Menor, así como la transformación de las escorrentías, favoreciendo la erosión, y por tanto la entrada de nutrientes, sedimentos y productos fitosanitarios al Mar Menor.

Ambos sectores son responsables, además, de la desaparición progresiva de miles de hectáreas de humedal ribereño que hacía las veces de barrera natural a los sedimentos y nutrientes arrastrados por las avenidas, además de constituir un valioso ecosistema para diferentes especies. Pero tampoco hay que olvidar otros impactos vinculados a estos y otros sectores: la apertura del canal del Estacio para facilitar la navegación, diversos episodios de sobrepesca, vertidos de aguas residuales, etc.

Estas agresiones cometidas durante décadas han provocado una serie de problemas ambientales en el Mar Menor que finalmente lo han llevado a la situación de extremo deterioro actual, generando un alarmante proceso de eutrofización de sus aguas, que ha conllevado una pérdida del equilibrio natural del ecosistema que será difícil restablecer. Y es evidente que este proceso de degradación con graves consecuencias ambientales, también ha tenido una importante repercusión social y económica.

Tampoco hay que olvidar que si se ha llegado a esta situación ha sido por la dejadez y negligencia de las diferentes administraciones implicadas y la falta de interés político en cumplir y hacer cumplir las diferentes normativas comunitarias, estatales y autonómicas, relativas a la conservación y recuperación de los espacios naturales, prevención de la contaminación de suelos y aguas, etc.

De hecho, las recientes actuaciones de las administraciones en cuanto a regulación y a recuperación del Mar Menor han sido fruto de la presión social y de diferentes sectores implicados, organismos internacionales (Comisión Europea, comité RAMSAR, etc) y a la apertura de investigaciones por parte de la Fiscalía de Medio Ambiente.

A pesar de ello, los avances son tímidos, se sigue actuando sin coordinación institucional, muchas de las actuaciones se han decidido sin la necesaria participación, transparencia, evaluación, y sin hacer caso a las recomendaciones de expertos, siendo algunas incluso contrarias a los criterios del Comité Científico del Mar Menor.

Además, algunas de las medidas anunciadas recientemente por el Gobierno regional son poco más que un 'brindis al sol', ya que no son medidas realmente eficaces, no atacan la raíz del problema, muchas son demasiado genéricas y no cuentan con una asignación presupuestaria para ser ejecutadas, etc.

Sigue, por tanto, sin haber una visión integral del problema, poniéndose de manifiesto que no hay verdadero interés político en afrontar cambios efectivos, entre ellos los necesarios para conseguir una sostenibilidad agrícola y del sector turístico/recreativo.

Quienes estamos hoy ante la sede del Gobierno regional consideramos que es necesario mantener la presión social frente a las instituciones que deben adoptar las soluciones. Debemos recordarles día a día que el Mar Menor necesita soluciones ya, y que deben trabajar sin pausa para que la recuperación sea una realidad.

Por todo ello, exigimos a las administraciones públicas que: 

1. Se trabaje sin pausa, pero con rigor, respetando la legislación, consultando a expertos, ciudadanía y sectores implicados, y sobre todo con absoluta transparencia y coordinación institucional, para frenar la degradación del Mar Menor y conseguir su recuperación lo antes posible. 

2. Se dejen de promover y ejecutar obras y actuaciones públicas que se sabe perjudican al ecosistema del Mar Menor, y se planteen alternativas ambientalmente sostenibles. 

3. Se aprueben lo antes posible, con las necesarias garantías, transparencia y participación, la Estrategia de Gestión Integrada del Mar Menor y la Ley de Medidas Urgentes para el Mar Menor y su entorno.

Quienes hemos disfrutado de un Mar Menor sano nos sentimos indignados por la actual situación que atraviesa la laguna, y nos vemos en la obligación de hacer todo cuanto esté en nuestras manos para conseguir su recuperación y que las generaciones futuras puedan disfrutar de un Mar Menor Vivo.

Y hasta aquí el manifiesto. ¿Algún comentario?


Comentarios (9)Add Comment
...
escrito por Navarro, mayo 08, 2017
Pues esta vez y esperando que se repita, yo también apoyo el manifiesto. Lo que se dice no afecta para nada a las zonas de huerta tradicional del campo de Cartagena, como es el arco sur. También es cierto que el trasvase parece ser la base del problema, y vuelve a no afectar al arco sur, por que no depende del trasvase.
Por otra parte la gente estaba bañándose en el mar menor, otros con la fiesta de las cruces por CT. Asi que eran malas fechas. La próxima que la hagan frente a la asamblea. jajjaaj
Otro punto que me parece muy interesante es la completa inutilidad de las medidas de protección, no por la cantidad, si no por su escaso uso. Quizas menos normas, menos leyes, pero que se apliquen. Para que queremos un porn del mar menor, si las autoridades son las primeras en pasárselo por el forro. Tenemos un parque regional, con una red natura 2000 y un lic, completamente inútil. Ahora es cosa de los periodistas que pregunten a su director y a la junta rectora, que es lo que ha pasado. Podemos crear mas instituciones, mas personas decidiendo, opinando, etc. Pero aquí los que dan los permisos y sancionan, son los del parque. Incluso son los que pueden limitar los accesos al mar menor, como en calblanque. Para mi el poder que tienen es muy real.
...
escrito por Ni está ni se le espera, mayo 08, 2017
Papelón el de ANSE. Cada vez más cuestionados sus últimos movimientos (internos y externos) y su egocentrismo. Para hacérselo mirar.
...
escrito por Fer, mayo 08, 2017
M.Ángel, aunque en este caso sea lo de menos, creo que hubo bastantes más personas que 1.000... Pero es una tristeza que no hubiera cientos de miles, que sería lo normal.Obviamente, y aunque tuvieran razones para hacerlo, ANSE ha contribuído a ello. Creo que deberían haberse mantenido en la convocatoria y dirimir sus discrepancias internamente, de cara a futuras movilizaciones. Creo que el perjuicio causado es mayor que el beneficio interno.
...
escrito por AlmaEco, mayo 08, 2017
Los convocantes finales actuaron mirando los últimos 30 años de dejadez y los ex-convocantes, mirando el último año de la sopa verde (y su incierta evolución) y el último mes con la tractorada. Igual a unos les sobró emoción y les faltó cabeza para elegir el momento, y viceversa con los otros.
...
escrito por Carmelo, mayo 08, 2017
"pedir sensatez a los ecologistas porque hablar mal del Mar Menor espantará a los turistas es taaaaaaaan antiguo..."

estas cosas no se las decías a Adela !
...
escrito por Rocky, mayo 09, 2017
Pues aquí Navarro da en el clavo. Tanto Plan, tanto Programa, tanto Proyecto, tanto papel mojado..... cada X meses el gobierno, a través de sus oismas o consejerías varias se saca de la manga un nuevo plan, que luego se queda en............ NADA!. Que si el Plan del mar menor, que si el Plan Forestal, que si el Plan de Biodiversidad, que si el Plan de plagas, etc....

Te lees esos planes, que siempre hablan en futuro, unos cuantos años después de que se hayan redactao, y te partes el culo. No se cumple NADA!!. "Se creará una comisión de blablabla....". MENTIRA. "Se dotará de medios técnicos para la gestión de blablabla...." MENTIRA. "Se creará una oficina que resolverá los problemas de blablabla...." MENTIRA. Y así ad eternum....

Asco de política falsa, copón

El único consuelo es que esto no es exclusivo de esta región. No solo se rien de nosotros, amigos, también se rien del resto del país. Algo es algo
...
escrito por Descarado, mayo 10, 2017
No se puede servir a dos amos...
...
escrito por Tom, mayo 15, 2017
No entiendo esta manifestación, cuando el mar menor está tan bien como hace 20 años, según nos informa el nuevo presidente. Además, se han perdido 19 banderas azules, pero porque tomaron muestras el pasado año, hoy todo está maravillosamente bien. Y adicionalmente, informa el gobierno q somos "la comunidad autónoma uniprovincial con más banderas azules". ¿pero de qué se queja la ciudadanía?
...
escrito por Tom, mayo 15, 2017
Vaya iluminados que tenemos al frente.... Ni vergüenza tienen de mostrar su ignorancia.

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy