Miguel Ángel Ruiz Parra. Informo sobre medio ambiente. También opino y creo que me mojo, pero prefiero aportar datos y documentos. Entre el campo y la redacción, siempre persiguiendo noticias. Soy jefe del área de Sociedad y Cultura de La Verdad.




El río Chícamo, nueva reserva fluvial
( 9 Votos )
10.02.17 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Un grupo de excursionistas en el río Chícamo a su paso por la gargante del Cajer. FOTO: GUILLERMO CARRIÓN

El Ministerio protege la cabecera de este curso de agua de Abanilla, junto con otros 52 cauces de toda España, por su singularidad y buen estado ecológico

Ya es oficial: la cabecera del río Chícamo es reserva fluvial. Lo ha anunciado esta misma tarde el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, aunque la decisión estaba tomada hace tiempo, como os conté en el blog y en 'La Verdad', y solo faltaba alguna formalidad administrativa. El caso es que el Consejo de Ministros confirmó ayer la protección para el tramo del cauce (9,3 km) que discurre entre el nacimiento del río, a los pies de la Sierra del Cantón, y el paraje de El Partidor. Junto con este curso de agua situado en el municipio de Abanilla, otros 52 tramos de ríos de toda España reciben el 'blindaje' de esta figura de protección.

¿Qué valores tiene el río Chícamo para que se le proteja como reserva fluvial? Lo más importante es que se trata de un curso de agua situado en un entorno árido, entre ramblas y barrancos, que atraviesa estepas salinas y formaciones de yesos. En sus riberas crecen tarays, adelfas, juncos, cañaverales y palmeras, y en sus aguas se cobijan el barbo gitano y el fartet –ya sabéis, nuestro minúsculo pez mediterráneo en peligro de extinción–, además de invertebrados acuáticos, algunos de ellos endémicos.

Un río diferente, en definitiva, en unas tierras conocidas como 'la Palestina murciana' por sus palmerales que os recomiendo visitar. Es un placer remontar el cauce desde El Partidor y atravesar la bellísima garganta del Cajel (o del Cajer), normalmente en solitario, para llegar al modesto nacimiento: poco más que un agujero rodeado de cañas.

Las 53 nuevas reservas fluviales tienen el objetivo de preservar tramos de ríos con escasa o nula intervención humana y en un "muy buen" estado ecológico; en conjunto suman más de 900 kilómetros que se añaden a las 82 reservas declaradas previamente en 2015, de modo que en total quedan protegidos 2.684 kilómetros en 135 enclaves de las confederaciones hidrográficas competencia del Estado: Duero, Tajo, Ebro, Guadiana, Segura y Cantábrico Oriental.

La declaración de estas nuevas reservas naturales fluviales estaba pendiente de declaración formal hasta la modificación de la normativa existente (el reglamento de la planificación hidrológica, el pasado mes de diciembre) y se realiza en cumplimiento de la Directiva Marco del Agua de la Unión Europea y del artículo 42 del texto refundido de la Ley de Aguas, que contempla la incorporación obligatoria en los planes hidrológicos de esta nueva figura de protección ambiental, informa el Ministerio.

¿Alguien conoce el río Chícamo y quiere compartir un comentario?

Comentarios (27)Add Comment
...
escrito por GABRI, febrero 10, 2017
No me importa que vaya todo el mundo, pero sí me importa que lo dejen todo limpio, que es lo contrario a como está ahora. Añoro el pasado, cuando era niño, cuando lo conocían "cuatro gatos" y los parajes situados entre el nacimiento y El Cajer se encontraban en buen estado de limpieza. Pero en los últimos años el nombre de este pequeño río resuena en muchos sitios y se ha convertido en lugar de peregrinaje, y no siempre de gente respetuosa. La naturaleza está para disfrutarla, no para destrozarla.

Además, las lluvias torrenciales del 22 de septiembre de 2014 cambiaron un poco la fisionomía de El Cajer y la riada (no conocida desde septiembre de 1989) excavó importantes pozas que son frecuentadas en verano sin respeto ninguno (en junio pasado vi aquello como si fuese Benidorm, así que no quiero imaginar cómo sería en julio y agosto). Sentí vergüenza ajena de ver el comportamiento de aquellas personas. Debería convertirse en el nuevo Salto del Usero y restringir el acceso al lugar.

Comentar que el topónimo correcto del cañón que forma el río poco después de su nacimiento es “El Cajer” y que no nace a los pies de la Sierra de Quibas (pues está al noroeste), sino de la Sierra del Cantón.

Sobre el fartet, es tan importante este río que es el único lugar de interior donde lo podemos encontrar. Fuera de aquí, solamente se encuentra en lugares costeros.
...
escrito por M. A. Ruiz, febrero 10, 2017
Corregido Gabri, muchas gracias (efectivamente, la Sierra es la del Cantón, aunque brote del acuífero de Quibas).
...
escrito por Juanito, febrero 10, 2017
Un grandísimo espacio natural. Esperemos que algún día se pueda regular la afluencia de gente y en general el uso público.
Una necesaria mención al caballito del diablo, una pequeña libélula que al igual que el fartet se encuentra en el Anexo2 de la Directiva de Habitats; y ambos conviven en este entorno.
Bien por la rectificación. Por cierto, la Sierra del Cantón, otro de los pilares naturales de Abanilla y que bien podría pertenecer también a la Red Natura 2000.
En definitiva, fantástica decisión la de incluir este enclave tan extraordinario.
...
escrito por Frank Inspector, febrero 10, 2017
Lo ya mencionado, un lugar increíble pero frecuentada por gente sin educación y respeto.
...
escrito por amancio rocamora , febrero 10, 2017
la protección ambiental en este país es puro cinismo y esta es una de ellas
...
escrito por Jose Antonio, febrero 11, 2017
No me gusta que como foto se coloque a unos senderistas pasando precisamente por una de las zonas más sensibles del espacio protegido.
...
escrito por M. A. Ruiz, febrero 11, 2017
Tienes razón José Antonio, el paso cuidadoso de una persona por un lugar como este no tiene por qué ser perjudicial, pero cuando se masifica el uso público ya es otra cosa. Y eso es lo que está ocurriendo en el Chícamo y otros espacios naturales de la Región. La advertencia queda hecha, y la foto refleja una situación que debe hacernos reflexionar.
...
escrito por José María López, febrero 11, 2017
Este comentario hay que leerlo tras leer el otro post al que se enlaza en el texto (donde lo he enviado erróneamente).

La propuesta de Ecologistas en Acción implicaba acabar con los riegos milenarios del Río Chícamo, con el oasis de Mahoya, El Llano de Sahués, El Olivar bimilenario de Abanilla además de conllevar otros desastres socio-ecológicos, pues su propuesta de protección llegaba hasta El Partidor, exactamente, es decir, incluyendo la toma de los regadíos milenarios del Río Chícamo, que hubieran sido ilegales, a partir de ese momento.

Afortunadamente, la Comunidad de Regantes de la Huerta de Abajo y Sahués, por los pelos, se enteró de la propuesta y solicitó la oportuna modificación que fue atendida por los técnicos de la CHSegura los cuales reconocieron que habían confiado demasiado en el criterio de los ecologistas, e implícitamente, también reconocían su metedura de pata.

Así que, menos flores para esa Asociación que casi arruina uno de los elementos más emblemáticos de Abanilla y de la Región de Murcia

José María López Lozano
Abanilla
...
escrito por José María López, febrero 11, 2017
Discrepo con Gabri, el curso alto del Chícamo siempre ha tenido pozas. Esa es una de las características de ese Río (pozas y remansos que aparecen y desaparecen, en función de los arrastres de las riadas).
Recuerdo que, hace años, se veía perfectamente unas pozas al acabar el Cajer, enormemente profundas y a las que la leyenda atribuía que acababan en Albatera o Crevillente. En esas pozas solíamos bañarnos cuando éramos pequeños. Estas pozas, imagino, siguen existiendo, pero ahora son invisibles, están tapadas por la selva de cañas que invade todo el río, desde el Nacimiento y hasta La Umbría.
Más que los turistas, el problema es el abandono que denotan las cañas. Los turistas son bastante cívicos ahora. Recuerdo hace 2 o 40 años, cuando a la gente de Elche les dio por pasar allí el Lunes de Pascua, en que la porquería que dejaban se juntaba con la del año siguiente pues ninguno de los Ayuntamientos de la época se preocupó jamás de limpiarlo, ni la CHSegura, por supuesto. Ahora la gente es bastante cívica, si exceptuamos a los perros que van sembrando el paraje con sus “recuerdos”, a pesar de ser una zona de baño en que deambula gente descalza incluyendo niños.
Sin embargo, la desidia de la Administración (estatal y municipal) ha hecho que las cañas se carguen todo el paisaje. Por ejemplo, ha desaparecido el Azud del Molino que era una excelente piscina natural. El río, el curso de agua, no se ve entre el Nacimiento y el Cajer. Y eso se debe a que los vecinos piensan que arrancar cañas es un delito, por el miedo que le tiene la población a las penas por supuestos delitos ecológicos (que es lo que han conseguido los ecologistas entre el pueblo llano). Ignora la gente que las cañas son una especie invasora con la que hay que acabar. Pero el terror a cortar una caña ha hecho que desaparezca todo el valor paisajístico del Chícamo alto. La CHSegura debería limpiarlas y recuperar el río.
Y lo del fartet, da para otro debate. El pueblo llano, el que ha vivido allí toda la vida, no había visto jamás ese pececillo hasta que unos señores de Murcia les abrieron los ojos y le descubrieron esa maravilla biológica. En fin.

José María López Lozano
Abanilla
...
escrito por José María López, febrero 11, 2017
No estoy de acuerdo contigo, Miguel Angel, ni con los demás comentaristas que encuentran negativo, perjudicial, ... que la gente vaya al Cajer, ¿por qué?. Los parajes naturales están para que los disfruten los ciudadanos, todos ellos, y no unos pocos. El asunto está en que las autoridades, con los impuestos que pagamos, se preocupen de que este disfrute popular no sea perjudicial para el ecosistema.

No hay que demonizar al camionero, a la cajera de Mercadona, al inmigrante, al albañil, ... que, junto a su familia, decide ir un día al Cajer, a ver aquello, a bañarse, a pasear, a relajarse un rato en un paraje único, irrepetible.
Lo que hay que hacer es que pongan un guardia que le ponga una multa al que se deje la bolsa de plástico o la lata por allí. O al que lleva su perro y pone en riesgo de zoonosis a todo quisqui.
Pero lo que no hay que hacer es prohibir el acceso a la gente del pueblo llano. ¿y a los becarios, los profesores universitarios que van a estudiar aquello y hacer tesis, a los ecologistas, …? … ¿también les prohibimos el paso?, porque, me imagino, que nadie defenderá que a unos se les prohíba el acceso y a otros se les permita. O todos moros o todos cristianos.
Pero es que además, yo tengo mis dudas sobre el impacto de la gente sobre ese ecosistema tan especial. ¿Quién lo ha medido?, ¿Cómo se ha definido el impacto?, ¿Cuál es el indicador elegido?, ¿se ha identificado algún umbral en el impacto, es decir, cual es el número aceptable de visitantes por encima del cual hay deterioro?, ¿qué metodología se ha usado para definir e identificar ese umbral?, ¿se ha hecho algún estudio experimental para demostrar ese supuesto impacto?, ¿de qué tipo?, ¿quizás algún estudio observacional?, ¿esos estudios, han sufrido alguna evaluación por pares?, ¿hay publicaciones científicas sobre el tema?, ¿Cuál es el factor de impacto de esas publicaciones?, …
Si no hay razones científicas, sólidas, contrastadas, no me creo que el hecho de que la cajera de Mercadona o el ecuatoriano pase el día allí sea un atentado al ecosistema, ni mucho menos.
A ver si vamos a caer en un Neo-Despotismo Ilustrado, amparándonos en un supuesto saber secreto del chamán de la tribu, demonizando al desgraciado cuyo único esparcimiento es una visita gratis al Cajel con su familia.
...
escrito por Juanito, febrero 11, 2017
Hombre, yo creo que cañas hay en el rio y siempre las ha habido..pero no nos olvidemos del carrizo, eneas, entre otras gramineas, que estan presentes y que invaden algunas zonas. No todo son cañas. La propia natura es la que determina cual especie (algunas protegidas) vegeta en el entorno, no creo que ninguna administracion sea responsable de que en tal enclave haya tal especie, que si bien, por otro lado no se considera legalmente invasora (es invasora en canarias) aunque su origen sea el continente asiatico.
En relacion a las pozas la propia dinamica del rio las va originando y destruyendo..aunque hay quien coloca algunas piedras para aprovechar los remansos de agua.
En cuanto al fartet, yo creo que nunca lo vieron los lugareños porque dadas las caracteristicas, biologia y comportamiento de la especie, no se percataron. Un pez muy pequeño, escondidizo que no se deja ver tan facilmente. Tan sencillo como eso. No esta bien siempre echarle la culpa a las administraciones y menos hacer un juicio sobre el origen del animal, por que haya a quien le interese o prefiera que no esté.
...
escrito por Barbo gitano, febrero 11, 2017
No entiendo por qué dices que:
“La propuesta de Ecologistas en Acción implicaba acabar con los riegos milenarios del Río Chícamo, con el oasis de Mahoya, El Llano de Sahués, El Olivar bimilenario de Abanilla además de conllevar otros desastres socio-ecológicos…..”
Es que acaso se veía como una amenaza o presión, en la memoria que presento ecologistas en acción de propuestas de reservas fluviales, la captación de agua para el riego a partir del Partidor ? En ningún momento se dice que cuando se declare la reserva el agua volverá a correr por el rio y no se captará ni una gota. Yo creo que las medidas propuestas (copio literalmente) para esta reserva favorecen a regantes, vecinos, naturalistas, ecologistas, etc.
Como medidas adicionales que contribuirán a la mejora del estado ecológico del río se proponen:

• Implantación de un proyecto experimental para el control y eliminación de las poblaciones de Arundo donax
• Realización de un estudio sobre la viabilidad ambiental de la demolición y desmontaje del azud y conducción aguas arriba de la población de La Umbría y ejecución en su caso.
• Realización de medidas que impidan las escorrentías desde la cantera situada en El Chícamo.
• Entre otras se propone la construcción de una balsa de decantación.
• Control de la circulación de vehículos a motor por el cauce del río, limitándose a casos de urgencia o máxima necesidad.

Anda que casualidad, los ecologistas también quieren que se quiten las cañas, pues no decías que gracias a ellos la gente tiene miedo de coger cañas?
...
escrito por José María López, febrero 12, 2017
A barbo gitano: Si no lo entiendes, yo te lo explico. Dices: "...Es que acaso se veía como una amenaza o presión, en la memoria que presento ecologistas en acción de propuestas de reservas fluviales, la captación de agua para el riego a partir del Partidor ?...". Primer error: el agua no se capta para riego A PARTIR del Partidor, sino MUCHO MAS ARRIBA.


no tengo a mano la propuesta inicial de la CHSegura, que era copia literal de la de Ecologistas en Acción, que consistía en proteger hasta el mismo Partidor (pero se puede buscar en la web de la CHSegura). El concepto de Reserva Fluvial implica limitar o impedir las acciones que supongan alterar el entorno natural.

Para que lo entendamos todos: el Partidor es el punto en que se "parte" el agua del Chícamo, previamente encauzado en una única acequia, en dos acequias, una para regar la margen derecha (Ricabacica, Mahoya, la Huerta, el Olivar, etc.) y otra para regar la margen izda (el propio Partidor y el Llano de Sahués). El Partidor, en sí mismo, consiste en lo que llamamos Casa de los Ojos, donde por medio de un sistema de obstáculos divide la lámina de agua en 5 partes: 4 para la margen dcha y una para la izda. Posteriormente, las acequias van salvando las irregularidades del terreno por medio de acueductos y galerías subterráneas (minas) probablemente de origen romano.

La acequia que nutre el Partidor, tiene su origen en un Azud situado aguas arriba, unos dos o tres km, a la altura del Tollé.

La propuesta inicial consistía en proteger el río hasta El Partidor (la Casa de los Ojos) dejando dentro de la Reserva, pues, el Azud de la toma.

Eso hubiera supuesto ilegalizar la toma y por tanto el sistema de regadío hubiera pasado a ser inoperante por no disponer de una toma legal. Llevado al extremo el asunto, la Comunidad de Regantes, habría tenido que pleitear para recuperar un derecho de uso del agua del Río que probablemente tiene más de dos mil años y que ha permitido la existencia de todo el oasis de Mahoya y la Huerta, del Llano de Sahués, del Olivar, etc.

Por casualidad, a través de la prensa, nos enteramos de todo esto, y nos dirigimos a la CHSegura donde, inmediatamente, corrigieron el error y nos pidieron disculpas, subiendo hasta más arriba del Azud de la toma el límite inferior de la Reserva Fluvial.

Yo no digo que eliminar la toma fuera el objetivo de Ecologistas en Acción, ni mucho menos, solo digo que, a causa de su propuesta, poco meditada y sin consultar a la gente del terreno, casi se ilegaliza el sistema de regadío más antiguo del Sureste y probablemente de España.

Eso es lo que digo, ni más ni menos.

¿lo vas entendiendo ya?. Hay que llevar cuidado cuando uno se mete en temas que no conoce.

Y lo que digo de las cañas, si lees bien mi escrito, aludo al miedo de la población a cualquier sanción que les pueda llegar por alterar algo el ecosistema, que es algo que, consciente o inconscientemente, ha calado en el pueblo como consecuencia de las medidas proteccionista de todo tipo, cuya autoría intelectual, el pueblo llano, sitúa en los movimientos ecologistas. En Abanilla tenemos ejemplos muy sangrantes al respecto: la cantidad de multas de miles de euros que han sufrido muchos agricultores por romper una rama de un taray, por ejemplo, labrando con el tractor, o por roturar una finca desértica. O la expropiación, de hecho, del Sanel porque, supuestamente, forma parte de un Humedal, ¡¡que tiene coj..., la cosa!!
...
escrito por José María López, febrero 12, 2017
A Juanito,

La administración si es responsable d ela invasión de cañas del cauce alto del Chícamo. Y es responsable por su desidia. Hasta hace poco, la gente cortaba las cañas para hacer escobas, cañizos, cielos rasos, tomateras, etc... Era un elemento apreciado y valorado que se pagaba muy bien. Había gente que se dedicaba a eso. Desde hace unos años, la gente le ha cogido miedo a tocar cualquier cosa relacionada con los ecosistemas que nos rodean. Nadie le ha explicado que un taray es una especie protegida, y que cortar una rama te puede costar un multazo de mucho cuidado, pero que es muy diferente de otra especie, como las cañas, que no tienen valor medio ambiental y que, al contrario, habría que eliminarlas.
Como nadie le explica la diferencia entre taray y caña, la gente piensa que es lo mismo y no se atreve a cortar cañas, y pasa lo que pasa, el Chícamo se llena de cañas hasta el punto de impedir ver por donde va el cauce.

Hasta hace pocos años, el cauce estaba mas que limpio, era una maravilla ver el agua discurrir, la gente lavaba la lana, los animales abrevaban, etc, la gente vivía en perfecta sintonía con su río. Ahora todo eso se ha perdido, el río es un lugar lleno de prohibiciones, que si el fartet por aquí, que si los tarays, que si no se puede tocar un ribazo, que si esto, que si lo otro. Hasta hay por ahí alguna asociación ecologista que sugiere que los riegos tradicionales son perjudiciales para el ecosistema del Chícamo.

El paraje del Chícamo lo conocemos actualmente porque durante miles de años los abanilleros lo han respetado y mantenido, han convivido con él y han vivido de él (no lo olvidemos). Si ahora vemos tarays es porque la gente los respetó, alcanzando un equilibrio perfecto con esa especie vegetal.

Y lo del fartet, pues bueno, a la gente del pueblo le da igual que haya o no haya, no sabían de su existencia hasta hace muy poco. Hace poco le preguntaba yo a un antiguo molinero, de 90 años de edad, si él había conocido el fartet, me decía que, en el río, lo único que ha habido siempre son ranucos. Ya es notable que durante siglos nadie haya tenido tan buena vista para no ver al pececillo. Pero bueno, que eso da igual.
...
escrito por GABRI, febrero 12, 2017
Para José María López...

Claro que siempre ha habido pozas en el Chícamo, pero no como las que hay ahora gracias a la riada de septiembre de 2014. Antes de esa fecha, había pequeñas pozas y, además, gracias a que la gente colocaba sus muretes de piedra para remansar el agua. Conozco bien el río, he pasado muchísimos días de mi vida allí, y también lo he visto modificar su curso tras lluvias torrenciales como las de 1989.

Sobre tu comentario de hace 2-40 años... decir que yo he visto despropósitos hace menos de un año y, como expliqué en mi comentario, sentí vergüenza ajena.

Igual que se ha hecho con el Salto del Usero, apoyo una regulación de las visitas a El Cajer. Seguro que la mayoría de los visitantes son respetuosos, pero como todos no lo son, mejor acabar con los desmanes de estas personas.
...
escrito por José María López, febrero 13, 2017
Como ya he comentado, limitar el acceso al Cajer, y al Nacimiento, me parece demasiado drástico. Sobre todo si afecta a los abanilleros. Hay que tener en cuenta que, durante siglos, los comuneros de la Comunidad de Regantes (CR), han ido a limpiar el río de cañas, de maleza, de árboles arrastrados por las riadas. Todo aquello estaba como una patena, sin cañas, con patos, ocas, y otras aves pululando por los alrededores del Molino, ¿ha conocido Ud. el Molino funcionando? Esta actividad de limpieza se hacía por turnos y le tocaba a todo el mundo. Para que nos hagamos una idea, la CR la forman 800 comuneros, lo cual equivale a unas 3000 personas. En el casco de Abanilla y sus pedanías próximas, viven unas 4000 personas, sin contar las pedanías de la parte alta (Barinas, Macisvenda, El Cantón, etc.). Es decir, prácticamente todos los abanilleros del casco y alrededores participan de la Comunidad, y por tanto, del aprovechamiento del río.

Limitarles ahora el acceso al río, es decir, al uso lúdico del río, después de haber trabajado durante siglos en su mantenimiento, pues qué quieren que les diga, no lo van a aceptar de muy buen grado, y además no sería justo.

Lo que hay que hacer es poner un guarda en el Nacimiento y otro en la Umbría, que impida que la gente meta comida, latas, bolsas de plástico, etc., como se hace, por ejemplo, en las Fuentes del Algar, en que te registran las bolsas que llevas. Así tendremos el río limpio.

Lo de 2-40 años, es un error ortográfico, quería decir hace 20 o 40 años. Posteriormente yo he visto el Cajel menos sucio, sinceramente, aunque con mucha más mierda de perro, es la verdad. Además, de vez en cuando, el Ayto organiza brigadas de voluntarios para limpiar. Pero bueno, hace falta más vigilancia y mantenimiento
...
escrito por Damián Ibáñez, febrero 13, 2017
Hola Miguel angel y resto de lectores

Me parece una excelente noticia ya que es un reconocimiento a los valores naturales y paisajísticos de ese entorno tan maravilloso cerca del cual he crecido. Pero hay una gran labor de concienciación y (también) de control. No es admisible que rebaños de gente vayan allí a bañarse, ensuciar y remover el curso del río destruyendo todo. Hace falta conocer para proteger y saber que sin darse cuenta destruímos puestas de odonatos patrimoniales, por ejemplo. Y que esos habitantes del Chícamo (como el Fartet, las aves, la flora, etc.) es una riqueza tan importante como nosotros. Así que, usos tradicionales del río, por supuesto! Pero con una condición : que se hagan con respeto al medio natural y sí hay que cambiar "tradiciones milenarias", pues se hace. O va a resultar que el ser humano es indispensable para el "mantenimiento" del cauce? Somos Dios o qué? Me da rabia que aún haya este tipo de debates y que tengamos tanto retraso en estos temas. Hay que salir, informarse, recoger experiencias de otros países (u otras regiones no muy lejanas en nuestro propio país). El Chícamo, su conservación y conocimiento bien lo merecen.
...
escrito por Hieraaetus, febrero 13, 2017
Me parece una buena noticia, pero al mismo tiempo empieza a urgir la toma de medidas para contrarrestar el "efecto llamada" que esta declaración va a ejercer sobre un espacio natural de esas dimensiones y vulnerabilidad.

Decir también que disparar contra los ecologistas me parece un recurso ya bastante manido en estas ocasiones. Es decir: ¿los habitantes de la zona tienen miedo de cortar una caña porque creen que se les van a echar encima los ecologistas, cuando precisamente han sido éstos los que han abogado por erradicar esa especie exótica del cauce del río?

Y yo pregunto: ¿Quién se ha encargado de ir por ahí intoxicando a los lugareños y poniéndolos en contra de los grupos naturalistas y ecologistas como si éstos fueran el origen de todos sus males? No digo que no haya habido falta de comunicación en algún asunto, pero es la misma historia de siempre. Luego te juntas con ellos, les aclaras cuatro cosas, atan cabos y resulta que el malentendido venía a raíz de intereses creados por cuatro listos que sospechosamente querían sacar tajada del asunto. Por otro lado, las quejas a San Esteban.

En la ZEPA de Yecla, muchos agricultores ya se cansaron de ejercer como avanzadilla militar para cuatro especuladores urbanísticos. El gato escaldado, del agua caliente huye.
...
escrito por Martinez, febrero 13, 2017
José María, no estoy de acuerdo contigo que la protección vaya a ilegalizar los usos tradicionales del Chicamo, mas bien al contrario el principal beneficiado de la protección serán esas huertas y olivares bimilenarios. Otras son las causas que llevan al deterioro y desaparición de esos regadíos, como el minifundio, el abandono de la agricultura,la destrucción del patrimonio histórico y arqueológico, el urbanismo etc y sobre todo la extracción de agua que hicieron del acuífero.
No he visto, ni oído, ningún comentario tuyo acerca de cuando pincharon el acuífero con los llamados "Pozos de Quibas".
Ahí si que mermó el caudal para no recuperarse nunca y esto ha contribuido al déficit de los regadíos tradicionales de las huertas de Abanilla, para siempre.

El nieto de Marcos Martinez Ruiz, nacido en el Partidor.
...
escrito por José María López, febrero 13, 2017
Estimado Martínez, no tengo el gusto de conocerte, pero me agrada que un paisano entre al debate
Vamos a ver si nos aclaramos.

La protección, la figura de la Reserva Fluvial, supone evitar cualquier tipo de actividad humana que altere el entorno natural. La Ley de Aguas, en su artículo 42 las cita como: "Las reservas naturales fluviales, con la finalidad de preservar, sin alteraciones, aquellos tramos de ríos con escasa o nula intervención humana. ",...., sin alteraciones....escasa o nula intervención humana...
¿ a tí te parece que encauzar toda el agua del río, como se hace en el Azud del Tollé, es una alteración?, ¿o es un detalle sin importancia?.

Yo he mencionado que la propuesta inicial de la CHSegura, inspirada en la propuesta de Ecologistas en Acción, consistía en extender la Reserva Fluvial hasta el mismo Partidor (incluyendo en ella la toma del Tollé). También he dicho que, probablemente, se trató de un error sin mala intención. Posteriormente se corrigió, pero también he dicho que, si no se llega a advertir el error, la toma de agua, y por tanto todo el sistema de regadío desde el Partidor al Olivar, se hubiera encontrado en una situación de precariedad legal, o directamente, de ilegalidad.

No sé si serás comunero o alguien de tu familia. En las asambleas de la Comunidad de Regantes, estoy harto de pelear para evitar que se vuelvan a abrir los pozos de Quibas, como quieren los del Porvenir, argumentando el atentado al ecosistema que supuso su explotación masiva y sin control en los años 60-70-80, infórmate antes de decir que no me he opuesto a eso. Y si hay alguien que haya conseguido que, de momento, esos pozos no se planteen ni para riegos de socorro, estoy entre ellos.
Y también te tengo que decir, que la amenaza de apertura de los Pozos de Quibas continúa. Para protegerlos, desde mi corto entender, hubiera sido bueno que la Reserva hubiera recogido, entre los orígenes del Río, precisamente los Pozos de Quibas con el fin de evitar para siempre cualquier tentación de reapertura.

Y cuando me opongo a las prohibiciones de uso y disfrute de los parajes naturales no es porque no me importe su conservación, sino porque considero que las autoridades públicas deben cumplir con sus obligaciones de educación de la gente, de guardia, vigilancia y represión de los gamberros.

Si no somos capaces de exigir al Ayto, a la Comunidad Autónoma o al Estado que cumpla con sus obligaciones pues apaga y vamonos. Lo fácil es solucionar el problema pidiendo que se ponga un cerrojo.

Un saludo
...
escrito por José María López, febrero 13, 2017
A Hieraaetus,

bueno, con un anónimo no entro al trapo de insultos y descalificaciones. Identifícate y discutiremos.
...
escrito por Andrés Medina, febrero 13, 2017
Un paraje de lo mas natural y deshumanizado de nuestra Región que sin duda merece la pena conservar.

Hace unos meses lo visitamos y es impresionante, aqui el video:
https://www.youtube.com/watch?v=4qUow8Zy-64&t=253s
...
escrito por GABRI, febrero 14, 2017
Para Andrés Medina, con todos mis respetos, pero eso que haces de meterte con la bicicleta por medio del río lo prohibiría ya mismo. Creo que se puede disfrutar de otro modo del medio ambiente.
...
escrito por Hieraaetus, febrero 16, 2017
A José María López.

Ya puse mi nombre, y hasta mi DNI, en cierta ocasión en que lo consideré oportuno para responder a unas acusaciones gratuitas que se me hicieron. Busque en los archivos de este blog y lo encontrará si tanto le interesa.

En cualquier caso, si no pretende continuar esta conversación está en su derecho, pero antes indíqueme en qué parte de mi mensaje encuentra usted insultos o descalificaciones. Me he limitado a describir la senda por la que con frecuencia gran parte de la población local acaba "poniéndose de uñas" con grupos naturalistas y ecologistas, y reconocerá que no siempre tiene que ver con la preservación del medio natural y sí con otros intereses. Si es o no el caso del río Chícamo, doctores tiene la Iglesia...
...
escrito por Juanito, febrero 17, 2017
A D.Jose Maria Lopez.
No se a que te refieres con ejemplos sangrantes. A nadie se le ha denunciado por tocar una rama de taray; otra cosa es arrancarlo y le recuerdo que el taray según que especie están protegidos en una categoría u otra (Tamarix canariensis de interés especial y Tamarix boveana Vulnerable: Más información Decreto 50/2003).

Respecto a la expropiación que mencionas deberías usar las palabras con mayor mesura y sobre todo documentarte un poco más. El paraje del Sanel es la estribación por el margen izquierdo del Humedal continental más importante de los que existen en Murcia, conocido como Ajauque. Todos esos terrenos desérticos tienen una serie de valores naturales, por lo que esos terrenos se acabaron incluyendo dentro de este Espacio. Y éste está regulado por un P.O.R.N. (y quien quiera que lo lea...)...

En fin..no me quiero enrollar mucho, volviendo al Río Chicamo, no es mi intención llevarle la contraria; parte de razón lleva en muchas cuestiones que comenta. Creo que todo lo que se hacía en el río es compatible, siempre sujeto a una regulación, por que nos guste o no es la única manera de conservar el espacio.

Espero que algún día nos veamos por allí y sigamos charlando (Suelo frecuentar mucho la zona)

Un cordial saludo



...
escrito por José María López, febrero 18, 2017
A Juanito,

¿qué a nadie se le ha denunciado por tocar una rama de taray?, no solo denunciado sino también multado. Le podría decir los nombres de, al menos, cuatro afectados con multas que van de 3.000 a 6.000 euros. Pregunte por Abanilla, o mejor, pregunte en Medio Ambiente. No diga tonterías (y disculpe la expresión). Y, un consejo, no se le ocurra afirmar en Abanilla que nunca han denunciado a alguien por tocar una rama de un taray.
Además, lo del taray tiene miga. Desde siempre ha habido tarays en Abanilla, y la gente ha ido cortándolo cuando les molestaba y, cuando no les molestaba los ha dejado en paz. Por ese motivo se encuentran habitualmente por Abanilla. Ahora bien, ¿conoce Ud. el cauce del Río desde el puente de Murcia y hasta el Azud del canal que desvía el agua al Pantano de Santomera?. ¿le parece adecuada esa situación?, ¿no cree Ud. que habría que talar todos los tarays que obstruyen y colmatan el azud (y que lo han invadido en los últimos 30 años) y que impiden que culpa su función de evitar las inundaciones en la Vega Baja?.

El Sanel. Esa maravilla de la naturaleza ha sufrido una expropiación de hecho, infórmese del procedimiento ilegal que se siguió allí, incluyendo multas de miles de euros a algunos propietarios por roturar sus tierras. Como Ud. sabe perfectamente, en el Sanel hay unos cuantos tarays más abajo del Canal del Taibilla y en una pseudo rambla que se ha formado por la erosión galopante debida al abandono por parte de la administración (y que nadie denuncia).

Pues bien, por si no lo sabe y se atreve a denunciarlo (yo estoy cansado de hacerlo sin éxito): los tarays de abajo están ahí por una fuga de agua potable del Canal del Taibilla. Fuga que lleva así unos 30 años y que hemos denunciado mil veces. Si no fuera por la fuga, no ahbría tarays, porque ahí no ha habido en la vida, ni tarays, ni agua ni nada que se parezca. Los que hemos conocido el Sanel desde toda la vida y a nuestros mayores, denominar Humedal a "eso", es una ironía cruel, y digo cruel por las multas.
...
escrito por José María López, febrero 18, 2017
A Juanito,

no conoce bien Ud. la historia del Sanel, necesita más información.

No es la estribación por el margen izdo del humedal de Ajauque. Entre la rambla de Ajauque (que es el desagüe del Balneario de Fortuna) y el Sanel, está lo que se llama el paraje de las Contiendas, enorme terreno con cultivos intensivos que llegan hasta la misma rambla y que se "salvó" de ser incluido en el Humedal. ¿sabe Ud. las profundas razones biológicas para dejar fuera las Contiendas y meter el Sanel?, pues si lo sabe, explíquemelas.

La Ley del Medio Natural de 1992 definía los límites del Humedal dentro de un límite de 500 metros a izda y dcha (El Sanel está, en su parte baja y próxima a la Rambla de Ajauque, a unos 900 metros). Una Resolución de 2000, creo, creó la ZEPA correspondiente y, con un par, amplió los límites definidos por la Ley incluyendo el Sanel entero (digo con un par, porque ya me dirá si es de recibo que una Resolución modifique una Ley, vamos,..., ni en Guatemala). Y sin audiencia a los propietarios.

Posteriormente, que yo sepa, ninguna LEY ha aprobado definitivamente el PORN (enmendando el atropello de la Resolución), luego el atropello jurídico continúa. Y la sinrazón biológica, claro.

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy